Bioluminiscencia, 10 islas donde ver este fenómeno

En el mundo hay ciertos lugares que al anochecer se transforman y nos ofrecen su mejor versión, como si de un cuento se tratase. ¿Has oído hablar de mares que se convierten en un cielo estrellado? ó ¿una famosa cueva neozelandesa con estrellas atrapadas?

Este maravilloso fenómeno natural se conoce como bioluminiscencia. Un proceso que se da en algunos organismos vivos en donde se crea una reacción bioquímica que produce luz, generalmente con el propósito de aparearse, defenderse o atraer a sus presas.

Al contrario de lo que parece, esta característica es más frecuente de lo que podríamos imaginar y lo podemos visualizar en plancton, algas, gusanos, calamares, peces, medusas, caracoles o luciérnagas entre otros. Se calcula que hasta un 90% de las especies que viven en el fondo del mar poseen esta curiosa habilidad.

Como si de Auroras Boreales se tratase, con el paso del tiempo este fenómeno ha ganado tanta popularidad que numerosos viajeros planean vacaciones alrededor de lugares donde poder contemplar este mágico espectáculo.

A continuación tienes 10 islas donde ver estas criaturas brillantes en acción:

Isla Vaadhoo (Maldivas)

Vaadhoo Beach

En varias de las playas que vamos a ver sucede este proceso natural, que se da cuando el plancton entra en contacto con el oxígeno, provocando la reacción química que oxida una proteína llamada luciferina. Con el movimiento del agua, esta proteína se junta con la enzima luciferasa y la energía química se convierte en lumínica.

Para que podamos ver este efecto se deben dar estas 2 condiciones:

  • Una alta y constante temperatura a lo largo del día
  • Que la noche sea especialmente oscura.

Pocos son los lugares en donde la climatología permite que se dé de una manera tan natural y constante como en esta pequeña isla. Por ello, es considerada la mejor playa del mundo para disfrutar de este fenómeno lumínico.

Isla Grande y Tintipán (Colombia)

2 Lagunas colombianas 

En 2 archipiélagos diferentes, pero separados por pocos kilómetros, se encuentran otros 2 lugares ideales para ver plancton luminoso:

  • Laguna Encantada, se ubica en el corazón de Isla Grande, en el archipiélago de las islas del Rosario.

 

  • Laguna Sal Si puedes, en la isla de Tintipán, en el archipiélago de San Bernardo.

Varias empresas realizan tours en estas islas, solo tienes que buscar el calendario y tomar nota de los días de luna nueva.

Holbox (México)

Esta isla de moda mexicana, con más de 30 kilómetros de playa, es otro punto del planeta para ver la bioluminiscencia. Con mayor probabilidad de abril a noviembre por el aumento de las temperaturas en sus aguas, que favorece la reproducción de estos microorganismos acuáticos.

Resulta muy curioso que el nombre de Holbox provenga de la lengua maya y significa “agujero negro”.

Vieques y Puerto Rico (Puerto Rico)

 3 lugares, 2 islas

Afortunados son los puertorriqueños, que cuentan con 3 lugares donde poder presenciarlo:

  • Laguna Grande, localizada al noreste de Puerto Rico, es muy visitada por excursiones en kayak e incluye un trayecto entre manglares.

 

  • La Parguera, en el extremo occidental de Puerto Rico, fue la primera bahía bioluminiscente descubierta en la isla, y al igual que en Laguna Grande se realizan muchos tours nocturnos en kayak.

 

  • Bahía Mosquito, el tercer lugar de puerto rico se encuentra en la isla de Vieques, al este de Puerto Rico y según el Libro Guinness de Los Récords es la bahía más brillante del mundo, ya que se estima que hay hasta 600 000 organismos por litro. Está prohibido nadar o visitarla en embarcaciones a motor, pero se puede hacer en kayak o bote eléctrico.

Jamaica

Laguna Luminosa

El último enclave caribeño de esta entrada nos lleva hasta la isla de Jamaica. Aquí se encuentra La Laguna Luminosa, otro de los lugares más brillantes del planeta, beneficiado en este sentido por la poca profundidad de sus aguas, que posibilita que millones de microorganismo habiten en sus aguas.

Koh Rong, Camboya

La segunda isla más grande de Camboya (78 km²), aún sin mucha afluencia de turistas, es un paraíso tanto diurno como nocturno de salvajes playas de fina arena blanca que ofrece excursiones y actividades para contemplar sus brillantes mares a precios realmente asequibles.

Honshu, Japón

Bahía de Toyama

La bahía de Toyama se encuentra en la costa norte de la isla de Honshu, la principal de Japón. Por primera vez cambiamos completamente de especie, ya que en esta ocasión son los calamares luciérnagas los encargados de hacer brillar esta bahía.

Estos calamares que miden menos de 10 cm, suelen vivir entre 150 y 350 metros de profundad y utilizan el brillo para atraer presas y poder alimentarse.

Entre los meses de marzo a junio millones de calamares luciérnagas (considerados un gran manjar en Japón) desovan en esta bahía, todo un acontecimiento en la zona. 

© Bruce Anderson / wikimedia

Islas Matsu, Taiwán

Este archipiélago taiwanés de un total de 19 islas se localiza al noroeste de Taiwán y a tan solo 19 km de las costas de China. Durante los últimos años, se ha convertido en una importante atracción turística en la zona por sus “lágrimas azules”, que consiste en una agrupación de miles de algas bioluminiscentes que sucede cada año entre los meses abril y mayo.

Islas Bermudas

En las Bermudas este fenónemo se debe a los gusanos de fuego, que brillan durante la temporada de apareamiento. Las hembras salen del fondo del océano y comienzan a brillar y a nadar en círculo en la superficie para atraer a los machos. Como si de un reloj suizo se tratase, esto sucede 22 minutos después del atardecer en la tercera noche después de la luna llena. Este evento ocurre entre mayo y noviembre.

Isla Norte, Nueva Zelanda

Cuevas de Waitomo

Este fenómeno bioluminiscente sea quizás el más peculiar, ya que ocurre en cuevas subterráneas debajo de las verdes colinas de Waitomo, en la isla Norte de Nueva Zelanda. Un nombre que proviene de las palabras maoríes wai (agua) y tomo (hoyo).

En estas cuevas, además de estalactitas y estalagmitas, existe la particularidad de que habita en su interior el gusano luminoso (la larva del insecto Arachnocampa luminosa), originario de Nueva Zelanda. En su fase larvaria es un organismo bioluminiscente que produce unas formaciones que cuelgan de los techos de las cavidades. Esta luz brillante atrae a sus presas y su intensidad varía según el hambre que tenga, así que tendremos que ver la cueva antes de la hora de su almuerzo…

¡Brillará más que nunca!

© Манько Марко / wikimedia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.