Islas para disfrutar de las auroras polares

Con la llegada del otoño aumentan las probabilidades de ver uno de los fenómenos de luminiscencia que nos regala la naturaleza más espectaculares y deseados por todos nosotros, las auroras polares. Éstas son conocidas como auroras boreales en el hemisferio norte y auroras australes, en el hemisferio sur.

Solo unas zonas ubicadas en una estrecha franja, cercana a los polos, tienen reservado tal privilegio. Para la mayoría de nosotros, solo nos queda disfrutar de los numerosos videos y fotos que tenemos a nuestro alcance en la Red, mientras soñamos con poder visitar uno de estos sitios alguna vez en la vida y, con suerte, ser testigo de este mágico acontecimiento que nos proporcione una experiencia única.

Mitos y leyendas

Las auroras siempre han dado pie a todo tipo de mitos y leyendas. Nuestros antepasados creían ver en ellas dragones, serpientes voladoras, puentes de fuego construidos por los dioses o espíritus danzando.

Por otro lado, en el pueblo sami existe la leyenda de un zorro, con el que soñaban muchos cazadores, ya que atraía riqueza. Se dice que este animal mitológico atraviesa las mesetas árticas, mientras golpea con su cola en la nieve, provocando las chispas que hacen posible la aparición de las auroras.

¿En qué islas podemos ver las auroras polares?

Se pueden divisar en aquellos lugares que se encuentran a lo largo del “óvalo de las auroras”, una  franja que rodea tanto el polo norte como el polo sur, donde, por extraño que parezca, la visibilidad es mucho más alta que en los propios polos. Por ello he elegido una serie de islas que se encuentran en el interior de estas líneas imaginarias.

Auroras Boreales

Groenlandia, Dinamarca

Comenzamos por la isla más grande del mundo, que refleja lo anteriormente comentado, ya que aquí es mejor la visibilidad de auroras en la parte sur de la isla, la más alejada del polo norte.

Por su situación y escasa contaminación lumínica, es un excepcional lugar para disfrutar de este fenómeno.

Cuándo ir: desde mediados de agosto hasta abril

© Nick Russill / flickr

Isla de Baffin, Canadá

Nos vamos a esta isla canadiense, otra de las más grandes del mundo. Ubicada ligeramente al norte del cinturón de auroras. De nuevo nos tendremos que desplazar al sur para ver esta danza de colores.

Iqaluit, una pequeña localidad y principal población al sur de la isla, es una excelente localización, eso sí, solo apta para valientes ya que esta isla canadiense sufre el vórtice polar, siendo después de Siberia uno de los puntos más fríos del planeta.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

Islandia

Cruzamos el océano Atlántico para llegar a Islandia, que junto con el norte de Escandinavia, goza de la mejor ubicación en Europa. Con la ventaja añadida de que el clima islandés es ligeramente más benévolo en invierno.

Islandia, al igual que sus islas Vestman, son una estupenda elección en todo viaje a la caza de auroras, donde estaremos rodeados de volcanes y géiseres.

¿Qué mejor plan qué contemplarlas en uno de sus baños termales al aire libre?

Cuándo ir: finales de agosto hasta abril

© Victor Montol / flickr

Islas Feroe, Dinamarca

Menos de 500km separan Islandia de estas remotas islas, que pertenecen a Dinamarca.

Muchos de nosotros probablemente no asociemos las auroras con estas islas, pero lo cierto es que, además de su extraordinaria belleza natural, son otro destino muy propicio para ello.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

Islas Shetland, Reino Unido

Nos desplazamos 200 km al sureste, hasta las desconocidas islas Shetland. Tienen la particularidad de ser el archipiélago más septentrional del Reino Unido, y a su vez son las islas más meridionales de esta entrada donde poder ver aurora boreales.

El mayor inconveniente, al igual que en muchas partes del Reino Unido, es la continua nubosidad en sus cielos, por lo que debemos ser pacientes.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

© Keane Beamish / flickr

Islas Lofoten, Noruega

¿Recuerdas aquel famoso estadio de fútbol ubicado en estas islas?

En las Lofoten emergen escarpadas montañas desde el mar convirtiéndose en, además de uno de los parajes más espectaculares de toda Noruega, uno de los mejores lugares del mundo para ver auroras.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

© pixabay

En cualquiera de las 3318 islas del Lago Inari, Finlandia

Las cifras de este lago son enormes, ya que alberga 3318 islas en una extensión total de 1040,28km², siendo uno de los más grandes de Europa.

Esta zona de Laponia, de gran tradición navideña, cuenta con una amplia y variada oferta alojativa que incluye hoteles, cabañas de troncos, e incluso la posibilidad de alojarte en iglús.

Cuándo ir: desde mediados de agosto hasta abril

Auroras Australes

Isla Grande de Tierra del Fuego , Argentina y Chile

Si queremos ver auroras australes en América, tenemos que desplazarnos muy lejos, hasta esta isla compartida por Chile y Argentina, donde se encuentra la localidad de Ushuaia, conocida como “el fin del mundo” por su cercanía a la Antártida.

No obstante, las duras condiciones climatológicas de esta zona hacen aconsejable dedicarle algunos días para tener opciones de éxito.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

Isla Stewart e isla Sur, Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda tenemos las mayores probabilidades de ver auroras australes de toda Oceanía. Por su cercanía al polo sur, la isla Stewart es el mejor lugar, de hecho la traducción del lenguaje maorí  literal del nombre del Parque Nacional Rakiura es “tierra de los cielos brillantes”.

También tenemos gran visibilidad en la isla Sur, donde la aurora nos deja sorprendentes momentos como el registrado en esta fabulosa instantánea tomada en el lago Ellesmere, cerca de la ciudad de Christchurch.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

© Ben / flickr

Tasmania, Australia

Por último, si hay un lugar idóneo en Australia para presenciar las “luces del Sur”, ese no es otro que la isla de Tasmania, otro privilegiado paraíso de la naturaleza que además puede presumir del mejor clima de todos los lugares comentados en esta entrada, con inviernos templados, que raramente sufren heladas.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

© Jamen Percy / wikimedia

Y tú… ¿has logrado presenciar ya este espectacular fenómeno natural?

Una respuesta a «Islas para disfrutar de las auroras polares»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.