10 cosas imprescindibles que ver y hacer en la isla de Holbox y alrededores

Ubicada dentro de la reserva natural Yum Balam, Holbox es una isla de espíritu relajado, de naturaleza privilegiada, cuenta con…

24 febrero, 2022

Por: Raúl V.


Ubicada dentro de la reserva natural Yum Balam, Holbox es una isla de espíritu relajado, de naturaleza privilegiada, cuenta con playas paradisiacas que parecen no tener fin, encantadoras calles sin pavimentar y atardeceres sublimes. Todas estas características y alguna más que descubrirás leyendo este artículo hacen que Holbox sea un destino muy solicitado en la actualidad, una isla ideal para desconectar de todo.

Ruta de Street Art

Una de las principales cosas que ver y hacer en Holbox es una ruta de street art. Hay varios murales repartidos por toda la localidad con diferentes mensajes y detalles que hacen de Holbox una isla muy fotogénica y especial. La mayoría de ellos se localizan cerca del centro, aunque vimos algunos bastante alejados.

El origen de estas obras de arte se remonta a 2014, cuando se decidió invitar a varios artistas de diferentes partes del mundo a la isla para plasmar en murales los sueños de sus habitantes. La idea fue tan bien acogida que desde entonces se ha venido celebrando el Festival Internacional de Arte.

Playa Grande

Es la principal playa de Holbox y en torno a ella se levanta una gran cantidad de establecimientos turísticos. A lo largo de este litoral, que ocupa una amplia extensión de la costa norte de la isla, te encontrarás de nuevo con murales, muelles, hamacas o camastros y con las famosas letras de Holbox.

Pero sin lugar a dudas lo que le hace más atractivo a esta playa es la poca profundidad de sus aguas en bajamar, que te permite alejarte varios metros de la orilla y poder caminar fácilmente sobre sus aguas, que te cubrirá hasta las rodillas. Me llamó bastante la atención el hecho de ver como aparecen (durante unas horas) pequeñas islas de arena.

 Si te gusta caminar, aprovecha la marea baja y continua esta bella travesía hacia Punta Mosquito.

Ver flamencos en Punta Mosquito

Lamentablemente, la marea comenzó a subir y decidimos volver antes de llegar hasta Punta Mosquito, que igualmente veríamos con el Tour Xplore Yum Balam (totalmente recomendable), el cual teníamos contratado y que incluía también la visita al Cenote Yalahau y las islas Pasión y Pájaros.

Punta Mosquito es una bonita área de costa protegida, ideal para la observación de aves. Si, además, tienes previsto visitar Holbox entre abril y octubre tendrás una estupenda ocasión de ver flamencos rojos en esta zona.

Nadar con tiburones ballena

Además de ver flamencos, si vas a viajar en verano a Holbox, no te pierdas esta gran experiencia marina. Y es que, aunque la temporada comienza el 15 de mayo y concluye el 17 de septiembre, es importante tener en cuenta que la posibilidad de encontrar estos ejemplares aumenta considerablemente entre los meses de junio y agosto.

Dado que nosotros fuimos en diciembre, nos quedamos con las ganas de nadar junto a los peces más grandes del mundo (cuyas medidas alcanzan los 15 metros de longitud). Sin duda una de las actividades más populares que puedes realizar en los alrededores de Holbox.

Cenote Yalahau

No está en Holbox ni tampoco en ninguna isla, pero es un habitual en las rutas que las excursiones realizan diariamente desde Holbox a isla Pájaros e isla Pasión.

Yalahau probablemente no esté entre los cenotes más espectaculares de la península de Yucatán, pero este singular oasis se encuentra muy bien integrado entre manglares. En él destaca la limpieza de las aguas y la panorámica de 360 grados desde lo alto del mirador.

Isla Pájaros

Ubicada al sureste de Holbox, Isla Pájaros es un refugio natural de alrededor de 150 diferentes tipos de aves de la zona, algunas de ellas en peligro de extinción, que encuentran la protección necesaria de sus depredadores en esta pequeña porción de tierra rodeada de agua.

Para lograr su preservación, hay dos miradores junto a la isla desde donde se puede observar el comportamiento de aves tales como: cormoranes, pelicanos, garzas, fragatas, gaviotas, e incluso flamencos (en temporada) en su hábitat natural.

Isla Pasión

El trayecto a la isla nos dejó un momento inolvidable, el acercamiento de unos delfines juguetones,  que quedará guardado en nuestra memoria

En Isla Pasión tuvimos el tiempo justo para admirar y fotografiar el idílico escenario que teníamos delante de nosotros, un inmenso banco de arena que rodea a la isla con aguas de muy poca profundidad y atraen a cientos de aves.

Como son demasiadas fotos para este artículo, te invito a ver la galería fotográfica completa de isla Pasión en esta publicación de Coleccionistas de Islas en Facebook.

Playa Punta Cocos

Muy cerca de Isla Pasión, en el extremo occidental de Holbox, queda esta playa virgen de unos 300 metros de largo.

Para llegar hasta ella deberás caminar los 2,5 kilómetros (unos 30 minutos) y puedes hacerlo de dos maneras, por la costa o por el interior. Si lo haces por la costa no olvides comprobar que la marea esté baja.

También puedes llegar alquilando una bicicleta o un carrito de golf, el medio de transporte más típico de Holbox, también usado por taxistas.

Sus aguas mansas y poco profundas hacen de Punta Cocos un excelente lugar para la práctica de paddle surf o kayak. En general, la playa es bastante tranquila en comparación con el bullicio del centro de Playa Grande, excepto cuando llega el atardecer.

Atardeceres de película

Precisamente Punta Cocos es el lugar, dada su orientación hacia el oeste, más buscado para ver la puesta de sol en la isla. No obstante, la relativa lejanía con el centro de Holbox ayuda a que no se lleguen a concentrar demasiadas personas.

Y no solo el atardecer es de película… de hecho no esperábamos este espectacular amanecer en nuestro barco de regreso de Holbox.

Bioluminiscencia

Si los atardeceres de Holbox te dejan con la boca abierta, aún hay más, puesto que esta isla guarda toda su magia para la noche. Al caer el sol en la isla llega la ocasión de ver uno de los fenómenos más bonitos de la naturaleza, la bioluminiscencia.

Pese a que sabíamos que la mejor época para ver las algas luminiscentes en Holbox es entre abril y noviembre, decidimos probar suerte a principios de diciembre. Antes de que llegase el día habíamos mirado el calendario lunar (es muy importante que sea luna nueva), y confirmado que nuestro tour de bioluminiscencia tendría lugar en isla Pasión (el mejor punto de la zona para ver este fenómeno).

Una vez visto este espectáculo nocturno he de decirte que, aunque efectivamente no había demasiada cantidad de plancton luminoso, la experiencia mereció tanto la pena que estoy deseando volver a repetirla en otro lugar del mundo.

Fotos © coleccionistasdeislas


Etiquetas: Caribe, México

2 respuestas a “10 cosas imprescindibles que ver y hacer en la isla de Holbox y alrededores”

  1. Mario dice:

    Increíble. Da ganas de preparar las maletas y marcharse hoy mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.