Las mejores islas del mundo

Como cada año, los prestigiosos premios World Travel Awards, conocidos como los “Oscars” de la industria del turismo, eligieron las mejores islas del mundo. Se tratan de 21 islas, archipiélagos o países insulares en los que están representados todos los continentes.

¿Cuáles son las mejores islas del mundo?

Seguro que encontrarás sorpresas entre las elegidas.

 

Comenzamos por las 20 finalistas por orden alfabético:

Bali, Indonesia

La primera de ellas es esta famosa isla tropical conocida como la “isla de los Dioses”,  por sus más de diez mil templos. Bali es una de las islas muy completa donde además podrás relajarte en sus playas y explorar su naturaleza donde predominan volcanes, selvas y arrozales.

Esta isla es una de las candidatas habituales de estos premios, de las 14 ediciones ha sido nominada en 12 ocasiones, una de ellas como ganadora.

© pixabay
© pixabay

Barbados

Nos vamos al Caribe más oriental, aquí se encuentra este curioso país insular formado por una única isla (recordemos que solo existen otros 2 casos de países insulares en el mundo).

No es casualidad que Barbados sea conocido como “Little Britain” ya que aún conserva fuertes lazos con Reino Unido, con gran flujo de visitantes británicos y una bella arquitectura colonial.

Famosa por su colorido carnaval veraniego, esta isla bastante plana y de origen coralino, nos sorprenderá con auténticas playas de ensueño.

Cayo Ambergris, Belice

Al noreste de Belice y en las inmediaciones del estado mexicano de Quintana Roo, se halla esta isla, que con una superficie de 64 km² es la mayor de este país, el único de habla inglesa de Centroamérica.

Esta isla se encuentra en la segunda mayor barrera de arrecife de coral de todo el mundo. Una maravilla natural en la que destaca un lugar, el Gran Agujero Azul; además de una gran cantidad de islas paradisiacas como nuestra famosa Little Peter Oasis.

Bora Bora, Francia

Rodeada de una impresionante laguna turquesa y arrecife de coral, esta pequeña isla montañosa de la Polinesia Francesa, seguramente sea el atolón más famoso del mundo.

Sorprendentemente Bora Bora  ha sido nominada solo en las 2 últimas ediciones de estos premios.

© pixabay
© pixabay

Cerdeña, Italia

La primera de las 2 islas italianas nominadas, combina a la perfección playas de aguas cristalinas con una rica historia, que le ha valido para ganarse un puesto entre las finalistas en los 6 últimos años.

Cozumel, México

En las últimas ediciones viene siendo habitual encontrar entre las elegidas a Cozumel, la tercera isla mexicana de mayor tamaño, con 16 km de ancho por 48 km de largo.

Traducida del idioma maya como “Tierra de Golondrinas “, conserva aún importantes vestigios de esta antigua civilización, pero principalmente destaca por ser uno de los mejores destinos para bucear de todo el mundo.

© pixabay
© pixabay

Creta, Grecia

La mayor de las islas griegas y cuna de la civilización minoica. Es una de las islas más completas no solo de Grecia, sino de todo el Mediterráneo. En ella tenemos gran variedad de opciones para elegir, destacando sus ciudades Heraclión y Chania, encantadores pueblos, playas únicas y lugares mágicos para empaparte de la mitología cretense.

Fiyi

De nuevo nos topamos con otro espectacular país insular, esta vez en medio del océano Pacífico. Este paradisiaco estado tiene 330 “razones” para seguir mucho tiempo en esta lista.

Hawái, Estados Unidos

Seguimos en el Pacífico, pero en esta ocasión cientos de km al noreste. Allí encontramos este archipiélago de exuberante vegetación y cascadas de película, enorme actividad volcánica, mucha aventura y espectaculares playas como Lanikai o Papakolea.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Holbox, México

Playas de fina arena blanca, manglares, cenotes, una gran cantidad y variedad de aves, mucho colorido y arte callejero o ausencia de coches son varios de los reclamos de Holbox. Además es una de las islas donde poder gozar del fenómeno de bioluminiscencia.

Este último año, Holbox ha sido junto a Siargao las grandes novedades en la lista.

© pixabay
© pixabay

Islas Cook, Nueva Zelanda

Llevaban muchos años a la sombra de sus vecinas de la Polinesia Francesa. Gracias a ello, tenemos aún la posibilidad de ver maravillas de la naturaleza como Aitutaki, a precios muy asequibles.

Por decimotercer año consecutivo, las Islas Cook siguen reservando su hueco entre las mejores islas del mundo.

Jamaica

Volvemos al Caribe, a la cuna del reggae, una exótica isla que siempre ha ocupado un lugar entre las finalistas.

Jamaica cuyo significado es “tierra de la madera y el agua”, posee playas de ensueño y una naturaleza salvaje con bosques casi impenetrables. No faltan motivos para visitar la tercera isla más grande del Caribe.

© pixabay
© pixabay

Maldivas

1196 islas distribuidas en 26 atolones forman este bello mosaico de islas dispersas a lo largo del océano Índico.

Mundialmente conocidas, no es de extrañar que hayan ganado estos premios en 3 ocasiones.

Mauricio

Aunque bastante alejado, Mauricio guarda ciertas similitudes con Maldivas, ya que se trata de un país insular, está ubicado en el océano índico y se ha alzado también 3 veces con el galardón.

Siguiendo la comparación entre ambos países, no es equiparable a Maldivas en playas, pero sí posee una amplia variedad paisajística: con volcanes, bosques o cuevas.

© pixabay
© pixabay

Santa Lucia

Una isla volcánica principal rodeada de 2 islotes. Santa Lucía se trata de un pequeño e idílico país insular, un clásico en estos World Travel Awards, con 13 nominaciones.

Seychelles

De nuevo aparece en la lista otro país insular, formado por 115 islas tropicales.

Seguramente tengas la misma imagen de estas islas en tu cabeza que en la mía, hablamos de la playa Anse Source d’Argent, en la isla de la Digue. Reconocible por sus colosales rocas de granito y palmeras, es una de las más fotografiadas del mundo.

© pixabay
© pixabay

Siargao, Filipinas

La única representante del Sudeste Asiático de esta última edición, es además debutante entre las finalistas de estos premios.

Destino popular entre surferos, Siargao nos ofrece naturaleza en estado puro que incluye mares de palmeras o lagunas de película entre manglares. Además está rodeada de pequeñas islas de gran belleza natural como Guyam.

Sicilia, Italia

La isla más grande del Mediterráneo es otra de las que no ha faltado en estas 13 últimas ediciones gracias a sus templos, localidades repletas de historia, playas de aguas cristalinas y el gran Monte Etna, símbolo de Sicilia.

© pixabay
© pixabay

Turcas y Caicos, Reino Unido

40 islas forman este territorio británico de ultramar que se halla al sureste de Bahamas.

Famosas por la práctica del buceo y el esnórquel, aquí se localizan algunas de las mejores playas del Caribe.

Zanzibar, Tanzania

Y para finalizar, este famoso archipiélago africano. En otros tiempos fue lugar de tránsito de esclavos, sin embargo hoy día es un destino muy demandado por miles de turistas que buscan tranquilidad y playas infinitas.

Y la ganadora fue...

Madeira, elegida la mejor isla del mundo por sexto año consecutivo.

A diferencia de otras islas que hemos visto en esta entrada, Madeira no destaca especialmente por sus playas, pero si por sus piscinas naturales, muchas de ellas acondicionadas para el turismo.

No obstante, los más playeros tienen en Porto do Santo (la otra isla habitada de este archipiélago) un extenso arenal, el cual ocupa prácticamente la totalidad de la costa oriental de la isla.

La llamada “Perla del Atlántico” es un destino ideal para disfrutar de la naturaleza, con numerosos senderos que transcurren por su escarpado terreno. Un sinfín de opciones para los amantes del mar, bellos pueblos y rica gastronomía son otros de sus principales atractivos.

 

Las más premiadas

Madeira 6 (2015,2016,2017,2018,2029,2020)
Maldivas 3 (2008,2012,2013)
Mauricio 3 (2009,2010,2011)
Bali 1 (2014)
T. y Caicos 1 (2006)

Y tú ¿qué islas nominarías para los World Travel Awards?

Islas para disfrutar de las auroras polares

Con la llegada del otoño aumentan las probabilidades de ver uno de los fenómenos de luminiscencia que nos regala la naturaleza más espectaculares y deseados por todos nosotros, las auroras polares. Éstas son conocidas como auroras boreales en el hemisferio norte y auroras australes, en el hemisferio sur.

Solo unas zonas ubicadas en una estrecha franja, cercana a los polos, tienen reservado tal privilegio. Para la mayoría de nosotros, solo nos queda disfrutar de los numerosos videos y fotos que tenemos a nuestro alcance en la Red, mientras soñamos con poder visitar uno de estos sitios alguna vez en la vida y, con suerte, ser testigo de este mágico acontecimiento que nos proporcione una experiencia única.

Mitos y leyendas

Las auroras siempre han dado pie a todo tipo de mitos y leyendas. Nuestros antepasados creían ver en ellas dragones, serpientes voladoras, puentes de fuego construidos por los dioses o espíritus danzando.

Por otro lado, en el pueblo sami existe la leyenda de un zorro, con el que soñaban muchos cazadores, ya que atraía riqueza. Se dice que este animal mitológico atraviesa las mesetas árticas, mientras golpea con su cola en la nieve, provocando las chispas que hacen posible la aparición de las auroras.

¿En qué islas podemos ver las auroras polares?

Se pueden divisar en aquellos lugares que se encuentran a lo largo del “óvalo de las auroras”, una  franja que rodea tanto el polo norte como el polo sur, donde, por extraño que parezca, la visibilidad es mucho más alta que en los propios polos. Por ello he elegido una serie de islas que se encuentran en el interior de estas líneas imaginarias.

Auroras Boreales

Groenlandia, Dinamarca

Comenzamos por la isla más grande del mundo, que refleja lo anteriormente comentado, ya que aquí es mejor la visibilidad de auroras en la parte sur de la isla, la más alejada del polo norte.

Por su situación y escasa contaminación lumínica, es un excepcional lugar para disfrutar de este fenómeno.

Cuándo ir: desde mediados de agosto hasta abril

© Nick Russill / flickr

Isla de Baffin, Canadá

Nos vamos a esta isla canadiense, otra de las más grandes del mundo. Ubicada ligeramente al norte del cinturón de auroras. De nuevo nos tendremos que desplazar al sur para ver esta danza de colores.

Iqaluit, una pequeña localidad y principal población al sur de la isla, es una excelente localización, eso sí, solo apta para valientes ya que esta isla canadiense sufre el vórtice polar, siendo después de Siberia uno de los puntos más fríos del planeta.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

Islandia

Cruzamos el océano Atlántico para llegar a Islandia, que junto con el norte de Escandinavia, goza de la mejor ubicación en Europa. Con la ventaja añadida de que el clima islandés es ligeramente más benévolo en invierno.

Islandia, al igual que sus islas Vestman, son una estupenda elección en todo viaje a la caza de auroras, donde estaremos rodeados de volcanes y géiseres.

¿Qué mejor plan qué contemplarlas en uno de sus baños termales al aire libre?

Cuándo ir: finales de agosto hasta abril

© Victor Montol / flickr

Islas Feroe, Dinamarca

Menos de 500km separan Islandia de estas remotas islas, que pertenecen a Dinamarca.

Muchos de nosotros probablemente no asociemos las auroras con estas islas, pero lo cierto es que, además de su extraordinaria belleza natural, son otro destino muy propicio para ello.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

Islas Shetland, Reino Unido

Nos desplazamos 200 km al sureste, hasta las desconocidas islas Shetland. Tienen la particularidad de ser el archipiélago más septentrional del Reino Unido, y a su vez son las islas más meridionales de esta entrada donde poder ver aurora boreales.

El mayor inconveniente, al igual que en muchas partes del Reino Unido, es la continua nubosidad en sus cielos, por lo que debemos ser pacientes.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

© Keane Beamish / flickr

Islas Lofoten, Noruega

¿Recuerdas aquel famoso estadio de fútbol ubicado en estas islas?

En las Lofoten emergen escarpadas montañas desde el mar convirtiéndose en, además de uno de los parajes más espectaculares de toda Noruega, uno de los mejores lugares del mundo para ver auroras.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

© pixabay

En cualquiera de las 3318 islas del Lago Inari, Finlandia

Las cifras de este lago son enormes, ya que alberga 3318 islas en una extensión total de 1040,28km², siendo uno de los más grandes de Europa.

Esta zona de Laponia, de gran tradición navideña, cuenta con una amplia y variada oferta alojativa que incluye hoteles, cabañas de troncos, e incluso la posibilidad de alojarte en iglús.

Cuándo ir: desde mediados de agosto hasta abril

Auroras Australes

Isla Grande de Tierra del Fuego , Argentina y Chile

Si queremos ver auroras australes en América, tenemos que desplazarnos muy lejos, hasta esta isla compartida por Chile y Argentina, donde se encuentra la localidad de Ushuaia, conocida como “el fin del mundo” por su cercanía a la Antártida.

No obstante, las duras condiciones climatológicas de esta zona hacen aconsejable dedicarle algunos días para tener opciones de éxito.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

Isla Stewart e isla Sur, Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda tenemos las mayores probabilidades de ver auroras australes de toda Oceanía. Por su cercanía al polo sur, la isla Stewart es el mejor lugar, de hecho la traducción del lenguaje maorí  literal del nombre del Parque Nacional Rakiura es “tierra de los cielos brillantes”.

También tenemos gran visibilidad en la isla Sur, donde la aurora nos deja sorprendentes momentos como el registrado en esta fabulosa instantánea tomada en el lago Ellesmere, cerca de la ciudad de Christchurch.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

© Ben / flickr

Tasmania, Australia

Por último, si hay un lugar idóneo en Australia para presenciar las “luces del Sur”, ese no es otro que la isla de Tasmania, otro privilegiado paraíso de la naturaleza que además puede presumir del mejor clima de todos los lugares comentados en esta entrada, con inviernos templados, que raramente sufren heladas.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

© Jamen Percy / wikimedia

Y tú… ¿has logrado presenciar ya este espectacular fenómeno natural?

10 lugares (en islas) imprescindibles para disfrutar del otoño

Este pasado 22 de septiembre comenzó el otoño en el hemisferio norte, y como cada año el verde dará paso a otros colores, que van a ir poco a poco adquiriendo protagonismo.  En breve, en el paisaje predominarán tonos que van desde el amarillo, el marrón, el naranja hasta el rojo.

¿Qué islas brillan en otoño?

Por suerte, muchas de las postales otoñales más famosas del mundo las encontramos también en islas repartidas por todo el planeta.

A continuación, 10 lugares isleños que relucen en esta estación del año:

HONSHU (Japón)

Comenzamos este recorrido otoñal en Honshu, la isla principal de Japón, aunque realmente en cualquier rincón de este país se vive con gran pasión la llegada del kōyō.

Al igual que ocurre en la primavera, generalmente con el florecimiento de los cerezos, es muy popular salir a contemplar los colores de esta estación tan especial en el país nipón. A esta costumbre se le llama “momijigari”, que literalmente significa “caza de hojas otoñales”.

He elegido Arashiyama, en Kioto, ya que aparte de ser el bosque de bambú más conocido, es también uno de los iconos otoñales del país.

Pese a que ya en el mes de septiembre se puede apreciar los colores del otoño en latitudes más septentrionales, como en la isla de Hokkaido, es a partir de mediados de octubre cuando podremos disfrutarlo en Honshu.

© Takeshi Kuboki / flickr

NAMISEOM (Corea del Sur)

Nos trasladamos ahora muy cerca de Japón, a Corea, otro país donde sus ciudadanos se vuelcan con numerosas actividades acompañadas por un clima bastante propicio en este periodo del año. Tanto es así que hay un dicho coreano que hace referencia a ello,»el otoño es la estación en que el cielo es alto y los caballos engordan».

Uno de los mejores lugares en Corea del Sur que debemos visitar, entre septiembre y noviembre, es la isla Namiseom, conocida también como Nami. Esta isla es la más visitada del país y su origen es un tanto curioso, ya que no es una isla natural, puesto que surgió al construir una presa en la zona.

Gracias a esta construcción, la isla Nami es una buena excusa para viajar a Corea en otoño.

©Atibordee Kongprepan/flickr

TAIWÁN

Taiwán tiene mucho encanto, tanto que los portugueses la llamaron Formosa a esta montañosa y boscosa isla. A pesar de su latitud y clima tropical, gracias a su altitud media, es posible contemplar la belleza del otoño en varios puntos de la isla.

Uno de ellos es el pintoresco bosque de Alishan, aunque en este caso, debido a la latitud de Taiwán, la llegada del otoño se retrasa en este paraje, siendo diciembre el mes más indicado para visitarlo.

© pixabay

ISLA DE BLED (Eslovenia)

De Asia nos vamos a Europa, al lago Bled, todo un símbolo esloveno. En esta pequeña isla, tan solo hay espacio para la iglesia de la Asunción de María, desde donde tenemos unas fabulosas vistas al lago que le rodea, el extenso bosque que llega hasta la orilla, y las altas montañas del fondo.

© pikpik

ISLA DE GRAN BRETAÑA (Reino Unido)

La isla de Gran Bretaña cuenta con cientos de lugares excepcionales para disfrutar del otoño y uno de ellos se trata del bosque de Dean.

Situado en Inglaterra y a pocos kilómetros de Gales, este bosque es uno de los más antiguos del país. En él predomina el roble, siendo también muy común el castaño y el haya.

© Eric Soons / geograph.org.uk

ISLANDIA

El otoño islandés es el más madrugador de esta entrada, ya que comenzó a finales de agosto, no obstante es una estación bastante breve en estas latitudes ya que para finales de octubre el invierno ya hace acto de presencia en esta gran isla volcánica.

En esta época otoñal me sorprendió gratamente la zona del lago Myvatn y en particular el área de Dimmuborgir, con unas bonitas formaciones rocosas producto de la actividad volcánica.

© coleccionistasdeislas

LA PALMA (España)

En esta isla, conocida popularmente como “la Isla Bonita”, se encuentra uno de los paisajes otoñales más famosos de toda España, el bosque de los Tilos, que alberga una de las muestras más importantes de laurisilva del archipiélago canario.

Esta reserva natural es un lugar perfecto para amantes del senderismo,  con rutas de gran belleza que incluyen majestuosos miradores y una sorprendente cascada.

© coleccionistasdeislas

MANHATTAN (Estados Unidos)

Al pensar en una isla de Estados Unidos en otoño, es inevitable que Manhattan sea la primera opción que se me pase por la cabeza.

Central Park y los mercados navideños son dos de los principales atractivos para que noviembre sea un mes ideal para visitar Manhattan.

© pixabay

Y por último tenemos 2 destinos en el hemisferio sur, aunque tendremos que esperar a marzo para poder disfrutarlos

ISLA GRANDE DE TIERRA DEL FUEGO (Argentina y Chile)

Al sur del continente americano, más allá del Estrecho de Magallanes, nos encontramos esta isla compartida por Argentina y Chile. Aquí el otoño es una época muy propicia para visitarla, ya que comienza a aminorar su marcha el viento sudoeste, que azota fuertemente la isla desde agosto hasta marzo.

En Ushuaia, que durante mucho tiempo ha sido la ciudad más austral del mundo, el paisaje se tiñe de rojo y amarillo antes de la llegada de las primeras nieves.

ISLA SUR (Nueva Zelanda)

Terminamos este viaje otoñal en Oceanía, en la isla más meridional de las dos principales de Nueva Zelanda, la isla Sur.

Aproximadamente en la parte central y muy cerca de los Alpes del Sur, se localiza el lago Tekapo, que si bien es un magnifico lugar para cada estación del año, a partir de marzo su orilla se tiñe de unos tonos amarillentos, que hacen de este lugar, un imprescindible en toda ruta neozelandesa.

© pixabay

¿Qué otras islas añadirías a esta lista?

Bioluminiscencia, 10 islas donde ver este fenómeno

En el mundo hay ciertos lugares que al anochecer se transforman y nos ofrecen su mejor versión, como si de un cuento se tratase. ¿Has oído hablar de mares que se convierten en un cielo estrellado? ó ¿una famosa cueva neozelandesa con estrellas atrapadas?

Este maravilloso fenómeno natural se conoce como bioluminiscencia. Un proceso que se da en algunos organismos vivos en donde se crea una reacción bioquímica que produce luz, generalmente con el propósito de aparearse, defenderse o atraer a sus presas.

Al contrario de lo que parece, esta característica es más frecuente de lo que podríamos imaginar y lo podemos visualizar en plancton, algas, gusanos, calamares, peces, medusas, caracoles o luciérnagas entre otros. Se calcula que hasta un 90% de las especies que viven en el fondo del mar poseen esta curiosa habilidad.

Como si de Auroras Boreales se tratase, con el paso del tiempo este fenómeno ha ganado tanta popularidad que numerosos viajeros planean vacaciones alrededor de lugares donde poder contemplar este mágico espectáculo.

A continuación tienes 10 islas donde ver estas criaturas brillantes en acción:

Isla Vaadhoo (Maldivas)

Vaadhoo Beach

En varias de las playas que vamos a ver sucede este proceso natural, que se da cuando el plancton entra en contacto con el oxígeno, provocando la reacción química que oxida una proteína llamada luciferina. Con el movimiento del agua, esta proteína se junta con la enzima luciferasa y la energía química se convierte en lumínica.

Para que podamos ver este efecto se deben dar estas 2 condiciones:

  • Una alta y constante temperatura a lo largo del día
  • Que la noche sea especialmente oscura.

Pocos son los lugares en donde la climatología permite que se dé de una manera tan natural y constante como en esta pequeña isla. Por ello, es considerada la mejor playa del mundo para disfrutar de este fenómeno lumínico.

Isla Grande y Tintipán (Colombia)

2 Lagunas colombianas 

En 2 archipiélagos diferentes, pero separados por pocos kilómetros, se encuentran otros 2 lugares ideales para ver plancton luminoso:

  • Laguna Encantada, se ubica en el corazón de Isla Grande, en el archipiélago de las islas del Rosario.

 

  • Laguna Sal Si puedes, en la isla de Tintipán, en el archipiélago de San Bernardo.

Varias empresas realizan tours en estas islas, solo tienes que buscar el calendario y tomar nota de los días de luna nueva.

Holbox (México)

Esta isla de moda mexicana, con más de 30 kilómetros de playa, es otro punto del planeta para ver la bioluminiscencia. Con mayor probabilidad de abril a noviembre por el aumento de las temperaturas en sus aguas, que favorece la reproducción de estos microorganismos acuáticos.

Resulta muy curioso que el nombre de Holbox provenga de la lengua maya y significa “agujero negro”.

Vieques y Puerto Rico (Puerto Rico)

 3 lugares, 2 islas

Afortunados son los puertorriqueños, que cuentan con 3 lugares donde poder presenciarlo:

  • Laguna Grande, localizada al noreste de Puerto Rico, es muy visitada por excursiones en kayak e incluye un trayecto entre manglares.

 

  • La Parguera, en el extremo occidental de Puerto Rico, fue la primera bahía bioluminiscente descubierta en la isla, y al igual que en Laguna Grande se realizan muchos tours nocturnos en kayak.

 

  • Bahía Mosquito, el tercer lugar de puerto rico se encuentra en la isla de Vieques, al este de Puerto Rico y según el Libro Guinness de Los Récords es la bahía más brillante del mundo, ya que se estima que hay hasta 600 000 organismos por litro. Está prohibido nadar o visitarla en embarcaciones a motor, pero se puede hacer en kayak o bote eléctrico.

Jamaica

Laguna Luminosa

El último enclave caribeño de esta entrada nos lleva hasta la isla de Jamaica. Aquí se encuentra La Laguna Luminosa, otro de los lugares más brillantes del planeta, beneficiado en este sentido por la poca profundidad de sus aguas, que posibilita que millones de microorganismo habiten en sus aguas.

Koh Rong, Camboya

La segunda isla más grande de Camboya (78 km²), aún sin mucha afluencia de turistas, es un paraíso tanto diurno como nocturno de salvajes playas de fina arena blanca que ofrece excursiones y actividades para contemplar sus brillantes mares a precios realmente asequibles.

Honshu, Japón

Bahía de Toyama

La bahía de Toyama se encuentra en la costa norte de la isla de Honshu, la principal de Japón. Por primera vez cambiamos completamente de especie, ya que en esta ocasión son los calamares luciérnagas los encargados de hacer brillar esta bahía.

Estos calamares que miden menos de 10 cm, suelen vivir entre 150 y 350 metros de profundad y utilizan el brillo para atraer presas y poder alimentarse.

Entre los meses de marzo a junio millones de calamares luciérnagas (considerados un gran manjar en Japón) desovan en esta bahía, todo un acontecimiento en la zona. 

© Bruce Anderson / wikimedia

Islas Matsu, Taiwán

Este archipiélago taiwanés de un total de 19 islas se localiza al noroeste de Taiwán y a tan solo 19 km de las costas de China. Durante los últimos años, se ha convertido en una importante atracción turística en la zona por sus “lágrimas azules”, que consiste en una agrupación de miles de algas bioluminiscentes que sucede cada año entre los meses abril y mayo.

Islas Bermudas

En las Bermudas este fenónemo se debe a los gusanos de fuego, que brillan durante la temporada de apareamiento. Las hembras salen del fondo del océano y comienzan a brillar y a nadar en círculo en la superficie para atraer a los machos. Como si de un reloj suizo se tratase, esto sucede 22 minutos después del atardecer en la tercera noche después de la luna llena. Este evento ocurre entre mayo y noviembre.

Isla Norte, Nueva Zelanda

Cuevas de Waitomo

Este fenómeno bioluminiscente sea quizás el más peculiar, ya que ocurre en cuevas subterráneas debajo de las verdes colinas de Waitomo, en la isla Norte de Nueva Zelanda. Un nombre que proviene de las palabras maoríes wai (agua) y tomo (hoyo).

En estas cuevas, además de estalactitas y estalagmitas, existe la particularidad de que habita en su interior el gusano luminoso (la larva del insecto Arachnocampa luminosa), originario de Nueva Zelanda. En su fase larvaria es un organismo bioluminiscente que produce unas formaciones que cuelgan de los techos de las cavidades. Esta luz brillante atrae a sus presas y su intensidad varía según el hambre que tenga, así que tendremos que ver la cueva antes de la hora de su almuerzo…

¡Brillará más que nunca!

© Манько Марко / wikimedia

Islas de cuarentena

Son tiempos difíciles los que se viven en la actualidad. Muchos de nosotros estamos pasando los días en cuarentena, y otros peleando contra este maldito coronavirus.

A lo largo de la historia y hasta el presente, las islas han ejercido un papel esencial para el aislamiento de poblaciones contra peligrosas enfermedades.

En esta entrada vamos a conocer algunas de estas islas:

Lazzaretto Vecchio (Italia)

El término cuarentena surgió en Venecia en el siglo XIV a raíz de la peste negra. Los barcos que llegaban tenían que esperar treinta días antes de desembarcar a sus pasajeros para no propagar el virus. Más tarde, esta duración se extendió a ‘quaranta giorni’ (cuarenta días), de donde procede dicha palabra. Este método era muy eficaz, ya que la peste tenía un ciclo inferior a 40 días.

Cerca de esta ciudad italiana se encuentra la isla de Santa María de Nazaret, hoy llamada Lazzaretto Vecchio, que debido a su condición de isla fue el lugar donde se construyó el primer Lazareto del mundo, en el año 1423.

© wikimedia

El término Lazareto se refiere a un recinto sanitario para poder aislar a los enfermos afectados de enfermedades contagiosas.

Poco a poco varios lazaretos fueron construyéndose en otras islas europeas:

  • Isla del Lazareto y San Simón (España)
  • Manoel (Malta)
  • Ítaca, Zante y Spinalonga (Grecia)

Isla Cuarentena (España)

Situada en el Puerto de Mahón, esta pequeña isla de 10 000 m ² fue  como su nombre indica, a partir de 1490, la primera isla cercana a Menorca para pasar cuarentenas. Más tarde, ya en 1793, se construyó el Lazareto de Mahón en una isla aledaña.

Isla Grosse y Partridge Island (Canadá)

Fueron las islas canadienses usadas para aislar a todos los inmigrantes irlandeses que dejaban atrás la gran hambruna vivida entre 1845 y 1849. Un millón de irlandeses emigraron de la isla durante estos años y la población disminuyó un 25%.

North Brother Island (EEUU)

Situado a 1km de Manhattan, este pequeño islote es el hogar del antiguo Riverside Hospital. Fue construido en el siglo XIX para pacientes con  enfermedades contagiosas, como la tuberculosis, fiebre tifoidea, sarampión, polio, difteria, tifus o escarlatina. En sus últimos años y antes de su cierre en 1963, su uso fue principalmente como centro de rehabilitación para veteranos de la segunda guerra mundial y adictos a la heroína.

Esta isla es famosa por haber sido el lugar donde Mary Mallon pasó sus últimos 23 años de vida en cuarentena. Conocida también como María Tifoidea, esta sirvienta de origen irlandés contagió de fiebre tifoidea a 53 personas de la alta sociedad neoyorquina a lo largo de su vida, sin embargo, ella nunca lo aceptó ya que no llegó a desarrollar síntomas.

© wikimedia

Samoa Americana (Estados Unidos)

Este territorio de Oceanía perteneciente a Estados Unidos fue uno de los pocos lugares del mundo donde nadie murió por la gripe española, para ello Samoa obligó a poner en cuarentena a todos los pasajeros de los barcos que llegaban a este archipiélago de 5 islas y 2 atolones. Por el contrario, en la vecina Samoa Occidental no se tomó esta medida y falleció 1 de cada 5 ciudadanos.

Isla de Codorniz, Motuihe y Kamau Taurua (Nueva Zelanda)

Fueron las principales islas de Nueva Zelanda para llevar a los inmigrantes a pasar cuarentena. La isla de Codorniz fue también importante como punto de confinamiento para la expedición a la Antártida encabezada por Robert F. Scott.

Molokai (Estados Unidos) y Sorokdo (Corea del Sur)

La colonia de Kalaupapa, en Molokai, y la isla de Sorokdo, en Corea del Sur, fueron lugares donde los enfermos de lepra eran aislados.

La comunidad de contagiados con lepra de Kalaupapa se sitúa en Molokai, una de las islas menos conocidas de Hawái. La lepra entró en el archipiélago hawaiano en la segunda mitad del siglo XIX, con los inmigrantes que llegaban para trabajar la tierra. La enfermedad se propagó rápidamente, y desde entonces  alrededor de 8000 enfermos de lepra han pasado por la colonia. Actualmente viven aún 10 pacientes que, pese a ser libres de marcharse, prefieren quedarse en este lugar donde han pasado buena parte de sus vidas.

Otro caso similar fue la coreana isla de Sorokdo, otra colonia de leprosos construida en tiempos del Japón Imperial.

Kalaupapa, Molokai © Sanba38 / wikimedia

Ellis Island y Angel Island (Estados Unidos)

Ellis Island (en la Upper Bay de Nueva York) y Angel Island (en la bahía de San Francisco) fueron puntos claves para el control de inmigración y enfermedades infecciosas de estas 2 ciudades importantes de la costa este y oeste de Estados Unidos,  entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Ellis Island © pixabay

Isla de Navidad (Australia)

Australia hasta la fecha ha contenido muy bien el coronavirus. Una de sus medidas fue repatriar a sus ciudadanos de Wuhan y aislarlos en un centro de inmigrantes de la isla de Navidad, muy alejada de Australia. De hecho se sitúa a más de 2000 km de Perth y a tan solo 360 km de Yakarta.

Isla Villivaru  (Maldivas)

La última de estas islas la localizamos en el atolón de Kaafu. Allí se encuentra la isla de cuarentena con la propuesta más lujosa de esta lista. Se trata de un hotel construido en tan solo 10 días, con un total de 30 habitaciones. Incluye atención médica gratuita para los pacientes, servicio de habitaciones con 3 comidas, aire acondicionado,  tv con pantalla plana y minibar… ¡a rebosar!

Samoa, la Nochevieja más larga

Falta poco para despedir el 2020…

¿Pensando en los nuevos própositos por los que brindar para dar la bienvenida al próximo año?

Te voy a contar el curioso caso de Samoa.

Como cada año (desde el 2011), Samoa, un pequeño archipiélago en medio del pacífico, será el primer y último lugar en despedir el año (¡sí, como lo oyes!), 24 horas y 1440 minutos es el tiempo que tendrás para ir de Samoa, donde empezará el año, hasta Samoa Americana, dónde finalizará,  ¡en tan sólo 35 minutos de vuelo!

© pixabay

Cambios en el 2011

Las islas de Samoa se encuentran muy cerca del meridiano 180º, que es el opuesto al de Greenwich, su antimeridiano. Este meridiano es la línea internacional de cambio de fecha, y marca a un lado los territorios que empiezan el día, y al otro los que terminan. Esto es así desde que, en 1879, Fleming estableció el meridiano de Greenwich como la línea que fija el horario de referencia mundial. Anteriormente, en 1844, ya se habían establecido 24 husos horarios.

El caso de Samoa es muy particular, y único en el mundo, ya que las islas más occidentales pertenecen al Estado Independiente de Samoa y las islas orientales al de Samoa Americana, con el añadido de que El Estado de Samoa decidió cambiar sus horarios el año 2011. En ese año lo que hicieron fue suprimir el 30 de diciembre (¡sí, ese año el calendario de Samoa tuvo 364 días!) para así ser los primeros en empezar cada día, y desde entonces van un día más adelantados que sus vecinos de Samoa Americana, pese a separarles solo 50km.

© pixabay

Una medida económica

Suprimiendo ese 30 de diciembre del calendario, Samoa se ponía a la par con Australia, Nueva Zelanda y Asia, sus principales socios económicos, ya que empezaba a compartir la misma semana laboral.

No obstante, el gobierno de Samoa ya les había hecho un guiño en 2009, año en el que pasaron de conducir por la derecha a hacerlo por la izquierda, otra medida económica para así poder importar vehículos de sus principales vecinos, que conducen por la izquierda. Para este cambio el gobierno decidió dar 2 días festivos a toda la población y mandaron parar a una hora específica a todos los vehículos (¡podéis imaginar el caos en esos días!). Éste se convertía en el primer cambio de sentido de circulación mundial desde que en 1978 Okinawa lo hizo también, de derecha a izquierda, pocos años después de la devolución del  archipiélago de Estados Unidos a Japón, país donde ya se conducía por la izquierda.

© pixabay

¡A celebrarlo 2 veces!

2 compañías, Samoa Airways y Talofa Airways, ofrecen entre ambas un total de 17 vuelos a precios asequibles (o así solían hacer antes de la situación actual). El trayecto entre Apia (Samoa) y Pago Pago (Samoa Americana), dura poco más de media hora.

No te preocupes si para esta Nochevieja no podemos disfrutar de este acontecimiento, siempre quedará la posibilidad de repetir fechas de cumpleaños o aniversarios en estas exóticas y bellas islas. ¡Ya tienes una buena excusa para visitarlas!

¡Feliz 2021!

© pixabay