12 islas ideales para viajar según el mes de vuestra luna de miel

Esta entrada está especialmente dedicada a aquellos enamorados que habéis decidido dar el gran paso pero aún no tenéis clara la fecha para vuestra boda. También para aquellos de vosotros que os habéis casado pero tuvisteis que aplazar ese viaje soñado.

Voy a proponeros 12 islas, archipiélagos o países insulares que vienen como anillo al dedo (nunca mejor dicho) a cada uno de los 12 meses del año.

Enero

Kauai, naturaleza en estado puro

La primera recomendación es una magnífica isla hawaiana que saltó a la fama por ser el escenario de la película “Parque Jurásico”.

No es de extrañar que se la conozca como la “isla jardín”, puesto que destaca por su intacto verde interior repleto de cascadas, ríos y valles. En ella disfrutaréis de los acantilados de Nā Pali y el Cañón Waimea, auténticas obras de arte de la naturaleza. Además, tendréis la oportunidad de visitar algunas de las playas menos concurridas de Hawái.

Preparaos para una activa luna de miel repleta de aventuras, con espectaculares cielos estrellados y lo más simpático de la isla: sus gallos y gallinas salvajes… ¡hay miles y están por todos los rincones!

¿Por qué Kauai en enero?

Es importante saber que aparte de sus cálidas temperaturas durante todo el año, enero es el segundo mes con menos días de lluvias. Además hay que tener en cuenta algo muy importante, evitaréis cualquier posibilidad de que un huracán os pudiese estropear el viaje.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Febrero

Venecia, la ciudad de los enamorados

¿Quién no ha oído hablar de la “ciudad de los canales”?

Es un placer cruzar por sus puentes, recorrerlos en góndolas y vaporettos, perderte entre sus calles y descubrir bellos rincones entre plazas y edificios con siglos de historia.

Es difícil encontrar un destino tan elegante y romántico como Venecia, de ahí que sea conocida también como la “ciudad de los enamorados”.

¿Por qué Venecia en febrero?

Entre octubre y enero es muy común el acqua alta, nombre con el que se conoce a las mareas que inundan el archipiélago veneciano. Sin embargo, las probabilidades de que este fenómeno ocurra disminuyen a partir de febrero, mes que coincide con el carnaval, principal motivo para viajar en esta época del año.

Marzo

Japón, cerezos en flor y playas tropicales

¿Tenéis la posibilidad de disfrutar de un mes entero para vuestra luna de miel entre marzo y abril? Si es así, no lo dudéis, Japón es un destino perfecto por varias razones.

¿Por qué Japón en marzo?

Aparte de su rica gastronomía, tradiciones milenarias y la belleza de sus paisajes y ciudades, la guinda del pastel llega a finales de marzo con el hanami, la tradición de contemplar la floración de los cerezos en flor o sakura. Este auténtico espectáculo anual de la naturaleza varía en fechas según la latitud y altitud del lugar, pudiendo incluso alargarse hasta finales de abril.

Esta época es además muy aconsejable para una visita a los Alpes japoneses, dado que coincide con las últimas nieves del Parque de los Monos de Jigokudani, donde os esperarán macacos remojados en baños termales.

Si sois playeros, mi recomendación es redondear este viaje con las islas Kerama, un paraíso que goza de un clima muy cálido entre marzo y abril.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Abril

Bora Bora y playas de arena rosa

¿Quién de vosotros no ha oído hablar de Bora Bora?

Al atolón más deseado y fotografiado de todo el mundo le he buscado una pareja ideal para vuestro viaje de novios: el atolón Tikehau. Este pequeño desconocido, que alberga otra gran laguna circular rodeada de playas de arena rosa, es uno de los 78 atolones e islas del archipiélago Tuamotu, también situado en la Polinesia Francesa.

¿Por qué en abril?

Bora Bora tiene 2 estaciones bien diferenciadas: la húmeda, que va de diciembre a marzo, y la seca, de mayo a octubre. Por ello, en abril vais a encontrar menos turistas, precios muy atractivos y un clima agradable.

Mayo

Jeju, la isla coreana del amor

¿Sabías que Jeju es desde hace décadas el destino principal de viaje de novios para los surcoreanos?

Fue apodada como el “Hawái de Corea”, además de designada una de las 7 maravillas naturales del mundo en 2011, por su clima subtropical, origen volcánico, exuberante vegetación, cascadas y playas.

Aparte de su sobresaliente naturaleza, en esta isla encontraréis numerosos Dol Hareubangs (grandes estatuas de roca alargadas en forma de setas, que ofrecen protección y fertilidad).

No os perdáis uno de los parques temáticos más originales del mundo: el Jeju Loveland, que incluye 140 esculturas de humanos en diferentes posturas sexuales.

¿Por qué en mayo?

Mayo es un mes con una temperatura muy agradable (superior a 20 grados), además visitaréis la isla justo antes de las abundantes lluvias veraniegas.

© pixabay
© pixabay

Junio

Safari y playas de Zanzíbar

Posiblemente una de las mejores propuestas para los amantes de la naturaleza sea combinar los mejores parques nacionales de Tanzania con las islas de Zanzíbar. Tendréis la oportunidad de disfrutar de la fauna que habita en el inmenso Serengueti, del Kilimanjaro o del cráter del Ngorongoro, y por otro lado podréis relajaros en las paradisiacas islas de Zanzíbar con sus playas infinitas.

¿Por qué viajar en Junio?

El invierno (de junio a agosto) es la época ideal. De hecho, tras largos meses de lluvias, éstas cesan a partir de junio, coincidiendo con el período en el que los rebaños del Corredor Occidental del Serengueti intentan cruzar el río Grumeti, mientras los cocodrilos los acechan en sus aguas.

Lo mismo ocurre con Zanzíbar. La humedad y el calor extremo llegan a su fin en mayo ,y junio comienza con un clima seco y temperaturas más suaves.

Julio

Maldivas con mar de estrellas

No podía faltar Maldivas para una luna de miel. Tenéis nada menos que 1196 islas donde elegir en una cadena de 26 atolones, distribuidas a lo largo del océano Índico.

De todas ellas, la que pondrá la magia a vuestro viaje es Vaadhoo, una isla donde se encuentra posiblemente la playa con las mejores condiciones del mundo para maravillarte con el fenómeno de bioluminiscencia.

¿Por qué en julio?

Julio es un buen mes para daros un chapuzón luminiscente, ya que entre los meses de junio y octubre es cuando se acumula una mayor cantidad de ejemplares de plancton luminoso, aunque ciertamente es impredecible. La parte negativa del verano es que registra una gran cantidad de lluvias, aunque no demasiado alta en julio (quinto mes menos lluvioso del año).

 

Agosto

Santo Tomé y Príncipe, una casa árbol en las islas del cacao

Viajar a este desconocido archipiélago africano, situado en el Golfo de Guinea, es uno de los planes más originales que podéis hacer. De nuevo aconsejo un lugar donde prima la naturaleza salvaje: desde montañas de pan de azúcar, playas salvajes, densos bosques y cacao. Aunque hoy día su producción no es la de aquel entonces, Santo Tomé llegó a ser el mayor productor de cacao a principios del siglo XX.

Una bonita propuesta de alojamiento en Santo Tomé es esta casa árbol.

¿Por qué en agosto?

La mejor época para viajar abarca desde junio hasta septiembre, con ausencia de precipitaciones y ligero descenso de las temperaturas.

© Chuck Moravec / wikimedia
© Chuck Moravec / wikimedia

Septiembre

Santorini, una isla muy fotogénica

Esta isla griega es de las más deseadas para el primer viaje de recién casados, y tiene varias razones para ello: en primer lugar posee una orografía única, que nos brinda unas vistas y atardeceres de película. Si bien posee un privilegiado relieve, su belleza es realzada por sus pueblos blancos e iglesias típicas, rematadas con sus cúpulas azules. Mi consejo es que reservéis varios días para Santorini, para relajaros en sus playas de gran belleza, navegar por su caldera y realizar rutas muy interesantes, como la de la Roca Skaros.

Además como experiencia divertida, os animo a asistir al espectáculo “Mi Gran Boda Griega”.

¿Por qué en septiembre?

La parte negativa de Santorini es que suele estar abarrotada de turistas entre julio y agosto. Por ello, viajar entre mayo y junio puede ser más cómodo, o bien entre septiembre y octubre, meses con menos visitantes y con un tiempo muy agradable.

Si tenéis días suficientes, en los alrededores de Santorini hay muchas islas, como Folegandros, que merecen la pena explorar.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Octubre

Aurora boreales en Islandia

¿Por qué no un destino nevado? Para aquellos de vosotros que buscáis paisajes invernales, Islandia no defrauda. Este país tiene grandes atractivos que no podéis dejar pasar así que os ruego programar 2 o 3 semanas, porque la isla lo merece. Géiseres, cascadas, más cascadas, largas caminatas, fiordos, glaciares, ballenas, focas, tríos de ovejas y un sinfín de caballos islandeses.

¿Qué mejor que ver auroras boreales mientras os relajáis con una cerveza en sus baños termales? Sin duda sería el colofón soñado a este viaje.

¿Por qué en octubre?

Es un mes muy propicio para viajar a este país, debido a que las probabilidades de ver auroras boreales ya empiezan a ser bastante altas. Además, las temperaturas no son muy extremas, con nevadas ocasionales.

© pixabay
© pixabay

Noviembre

Islas de Tailandia y festival Loi Krathong

Hasta la pandemia, Tailandia ha sido uno de los países que más ha crecido en los últimos años en número de turistas anuales, pasando de 15,9 millones en 2011 a los 38,2 millones en 2019. Este país es uno de los más completos en la actualidad, principalmente gracias a su amplio abanico de oferta cultural y a la belleza de sus playas.

En Siam, como se llamaba antiguamente, tenemos islas ideales para celebrar una luna de miel de ensueño, como las Phi Phi, Phuket, Koh Lanta o Koh Samui.

¿Por qué en noviembre?

Generalmente en este mes suele celebrarse, a lo largo de todo el país, este fantástico evento anual llamado Loi Krathong, que podéis conocer en el siguiente video.

Diciembre

Little Peter Oasis, el lujo de la exclusividad

Para el último mes del año os traigo la isla Little Peter Oasis, una propuesta diferente. Se trata de un impresionante cayo privado de Belice. Si no lo conocéis os recomiendo echarle un vistazo a esta entrevista que mantuve con su responsable.

¡Este lugar es una pasada!

Islas Senkaku/Diaoyu, un largo conflicto entre gigantes asiáticos

5 pequeñas islas deshabitadas y 3 peñascos, este es el motivo principal del aumento de las tensiones en los últimos días entre China y Japón, e incluso Taiwán, quién también las reclama como parte de su territorio.

Como ocurre en muchas ocasiones, este conflicto tiene su origen hace muchos años, pero lejos de solucionarse, ha ido enquistándose hasta una situación en la que no parece que ningún país esté por la labor de ceder.

¿Cuáles son las islas Senkaku/Diaoyu?

Este archipiélago japonés se encuentra en el Mar de China Oriental, a 140 km del islote Pengjia de Taiwán y a 170 km de la isla de Ishigaki, en Japón. Más lejos, a unos 330 km, quedan las costas de la ciudad china de Wenzhou.

© wikimedia

La superficie total, sumando sus 8 piezas, apenas llega a los 7 km² y, de esta extensión más de la mitad le corresponde a la isla principal, Uotsuri-jima/Diaoyu Dao (4,31 km²), una isla rocosa flanqueada por un arrecife de coral.

Entre la fauna de estas islas destacan los albatros de cola corta, que solo anidan en 2 islas en todo el mundo y una de ellas es Minami-kojima/Nanxiao Dao, la tercera más grande de este archipiélago.

Cronología de los hechos

  • China descubrió el archipiélago en 1372, siendo usadas con frecuencia por pescadores y navegantes como lugar de descanso. Hay documentos históricos que datan de 1403, en los que por aquel entonces ya se las conocía como las islas Diaoyudao.

 

  • En 1879, Japón anexiona el Reino de Ryūkyū (actual Prefectura de Okinawa), próximo a las islas Senkaku/Diaoyu.

 

  • El 14 de enero de 1895, en pleno transcurso de la Primera Guerra Sino-Japonesa, Japón decide incorporar a su dominio las islas protagonistas del artículo, al alegar que estaban en “tierra de nadie”.

Más tarde, en abril de ese mismo año y con la derrota china, la isla de Taiwán y las islas Pescadores son transferidas a manos japonesas en el Tratado de Shimonoseki, aunque no se establece con exactitud los límites geográficos, ni se menciona a las islas Senkaku/Diaoyu, anteriormente anexionadas por Japón.

  • En 1896, tan solo un año después, el gobierno nipón cede las islas a la familia Koga, quienes establecen una empresa para la conserva del bonito en la isla principal. Con dicha actividad la isla llega a tener una población de casi 300 habitantes hasta su cierre en 1940, momento en que vuelve a quedar deshabitada.

 

  • Con la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, le suceden 6 años de ocupación por Estados Unidos que llegan a su fin en 1951, con el Tratado de San Francisco, donde se establece la devolución de Japón a China tanto de Taiwán como las islas Pescadores.

No obstante, es importante saber que las islas Ryūkyū seguirían siendo posesiones de Estados Unidos, quienes sí incluyen en 1953 a las Senkaku/Diaoyu en sus límites geográficos.

  • En 1968, poco antes de la devolución de Estados Unidos a Japón de la totalidad de las islas Ryūkyū , Naciones Unidas emite un informe donde se comunica la gran riqueza energética de las Senkaku-Diaoyu, lo que motiva las protestas de Taiwán y China.

 

  • En 1972, llega la devolución por parte de Estados Unidos a Japón de todas las islas que quedaban aún bajo su dominio, mencionando explícitamente a las islas Senkaku.

 

  • 6 años más tarde, un centenar de barcos chinos se aproximan a las Senkaku/Diaoyu y en respuesta, un grupo nacionalista japonés construye un faro en la isla principal.
© Al Jazeera English / wikimedia

Años 90 hasta la actualidad

Con el comienzo de la década de los 90, la situación alrededor de estas pequeñas islas se ha vuelto cada vez más surrealista, con frecuentes incidentes por el control de las islas que van desde incursiones de barcos, acciones de activistas o construcciones de faros.

En los últimos años China inició perforaciones (2003) en los alrededores de las islas en busca de los famosos recursos energéticos. Japón a su vez anunció la compra de 3 islas que seguían siendo propiedad privada de la familia Koga, lo que motivó el enfado de Taiwán y China.

Duelo diario por el control de sus aguas

Según estimaciones, se cree que el área de 970km próximo a las islas podría contener más de 400 millones de metros cúbicos de gas natural y alrededor de 20 millones de barriles de petróleo. Además, se trata de un área con abundante pescado y muy importante para las rutas marítimas.

Sin duda una fuente de recursos muy importante para los países implicados, tanto que justifican el considerable aumento de gasto público en Defensa, con un gran despliegue de barcos por la zona.

¿Se arreglará la situación?

A juzgar por las declaraciones de los últimos días parece poco probable, al menos en un futuro inmediato.

Mientras tanto, los albatros de cola corta que habitan en las islas seguirán siendo espectadores privilegiados de esta larga y estratégica pugna por el control de algo mucho más importante que el de unos simples islotes.

Foto portada © Al Jazeera English / wikimedia

¿Cuántas islas hay en Japón?

Según el Anuario Estadístico de Japón, que publica la Agencia de Estadística del Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones, el archipiélago japonés está formado por un total de 6852 islas, lo que le convierte en el décimo país con más islas del mundo, el tercer país insular tras Indonesia y Filipinas.

Este gran número de islas se divide en 5 «islas principales, por su amplio tamaño. En este grupo tenemos a: Hokkaidō, Honshū, Shikoku y Kyūshū, las 4 principales al norte del país y Okinawa, al sur.

Y por otro lado, tendríamos a las otras 6847, que son definidas como “islas remotas”, de las cuales únicamente 421 están habitadas, y en un 70% no llega a los 500 residentes. Con alrededor de medio millón de habitantes en la actualidad y una pérdida demográfica de más del 30% en los últimos 50 años, estas pequeñas islas concentran tan sólo el 0,5% de la población de Japón.

En este artículo conocerás la distribución de las islas japonesas por grupos insulares, las 10 islas más grandes, las más pobladas, y las prefecturas que albergan mayor cantidad de islas en su territorio.

Comenzamos:

7 Grupos Insulares

Hay varias maneras de clasificar las islas de Japón, pero quizás la más sencilla (y por lo tanto la que he escogido) sea esta distribución:

  • 4 grupos, que están alrededor de las 4 «islas principales» al norte del país
  • las situadas en el Mar Interior de Seto
  • y las más alejadas, las islas Nanpo, y las Ryūkyū.

Grupo de islas de Hokkaidō

Comenzamos por el norte, por la segunda isla más grande de Japón.

Se trata de la más extensa prefectura. Al no tener divisiones, su tamaño es de hasta 5 veces el de Iwate (la segunda prefectura más grande).

Sin incluir las islas Kuriles que reclama Japón a Rusia, alrededor de Hokkaidō hay un total de 509 islas.

Grupo de islas de Honshū

Si Hokkaido es extensa, Honshū es nada más y nada menos que la séptima isla más grande del mundo. Dividida en 34 prefecturas, concentra el grueso de las principales ciudades, con el 80% de la población del país. En ella viven 104 millones de ciudadanos, lo que la convierte en la segunda isla con más población del planeta después de Java, en Indonesia.

Debido a su amplia extensión, alrededor de Honshū localizamos una gran cantidad de islas, entre las cuales se incluyen las artificiales de la bahía de Tokio y Osaka, las islas de las bahías de Mutsu (al norte) y de Ise (al sur), y las del Mar de Japón, donde destacan la isla de Sado (la sexta más grande del país) y las islas Oki.

© coleccionistasdeislas

Grupo de islas de Shikoku

Continuamos con la segunda isla más pequeña y segunda menos poblada de las 5 islas principales (después de Okinawa). Shikoku está dividida en 4 prefecturas, siendo Ehime la prefectura donde localizamos la mayor cantidad de islas (270).

Grupo de islas de Kyūshū

Kyūshū es la tercera más grande de Japón y está dividida en 7 prefecturas. En ella encontramos importantes ciudades como Nagasaki, capital de la prefectura que lleva su nombre y que tiene el récord de ser la prefectura con mayor cantidad de islas de todo Japón, con 971.

Además de cantidad, en esta zona también se encuentran grandes islas, con 3 en el top 10 japonés; Amami Oshima (7ª), Tsushima (8ª) y Shimoshima (10ª).

Mar Interior de Seto

Con un tamaño de 450 km de largo y entre 15 y 55 km de ancho, este mar separa las islas de Honshu, Shikoku y Kyūshū. El estrecho de Naruto conecta la parte oriental con el mar de Filipinas, al este y el estrecho de Kanmon hace lo propio con el mar de Japón, al oeste.

En este grupo destaca la isla Awaji, la novena más grande del país nipón y también localizamos alguna famosa, como Miyajima.

Isla de Miyajima © coleccionistasdeislas

Islas Nanpō

Este grupo de islas abarca a todas aquellas que se encuentran en una amplia zona del Pacífico que llega hasta Okinotorishima, que se ubica 1740 km al sur de Tokio, siendo la isla más meridional de Japón, ya en las cercanías de las Islas Marianas.

A este grupo pertenecen las Ogasawara, un archipiélago volcánico de 30 islas, incluidas en la lista de Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco debido a su rica biodiversidad de flora y fauna, por lo que son conocidas como las “Galapagos de Oriente”.

Islas Ryūkyū

Finalizamos con este amplio conjunto de islas repartidas en una superficie de alrededor de 4700 km² , que comienza al sur de Kyūshū y llega hasta las inmediaciones de Taiwán.

Las islas Ryūkyū se dividen a su vez en 2 grupos: las islas Satsunan (mitad norte) y las Ryūkyū Shotō que comienza en Okinawa, la “isla principal” del sur de Japón, y comprende a todas aquellas situadas al sur de ésta, incluidas las islas Senkaku, en plena disputa con Taiwán y China.

Las más grandes

Isla Área (km²)
1 Honshū 230 510
2 Hokkaidō 83 423
3 Kyūshū 36 782
4 Shikoku 18 297
5 Okinawa 1206
6 Sado 854
7 Amami Ōshima 712
8 Tsushima 709
9 Awaji 592
10 Shimoshima 574

 Las más habitadas

Isla Población (hab.)
1 Honshū 104 000 000
2 Kyūshū 12 970 479
3 Hokkaidō 5 348 102
4 Shikoku 3 796 687
5 Okinawa 1 301 462
6 Awaji 157 000
7 Shimoshima 87 191
8 Amami Ōshima 73 000
9 Miyako-jima 55 914
10 Sado 55 474

 

Número de islas por prefecturas

    1. Nagasaki 971
    2. Kagoshima 605
    3. Hokkaidō 509
    4. Shimane 369
    5. Okinawa 363
    6. Tokio 330

 

En este artículo has conocido las principales islas de la geografía japonesa. En próximos profundizaré en varias de estas 6852, muchas de ellas auténticas desconocidas o secretas.

Islas Kerama, 10 playas espectaculares al sur de Japón

En las últimas entradas te he hablado sobre estas pequeñas islas del archipiélago de las Kerama, un remoto paraíso de la Prefectura de Okinawa, que tuve la suerte de conocer hace justo un año, poco antes de que comenzasen a echar el cierre las fronteras.

Si estas planificando un próximo viaje a Japón, seguro que vas a tener muy en cuenta las islas Kerama, después de esta selección de playas que viene a continuación:

Isla de Zamami

Playa de Furuzamami

Ubicada en el lado sureste de la isla, destaca por el intenso color blanco de su arena y sus aguas cristalinas, hogar de una gran cantidad de peces tropicales de variados colores, entre los que se encuentra el pez payaso.

Es también la más equipada, ya que hay un par de establecimientos que ofrecen actividades acuáticas, alquiler y venta de material, suvenires, comida; y cuenta con baños y duchas.

Ama

Si Furuzamami es un gran arrecife de coral, que destaca por la variedad de peces de sus aguas, Ama Beach impresiona por sus majestuosos atardeceres y por brindarte la posibilidad de nadar junto a tortugas marinas.

Espero que tengas la misma suerte que tuve y… ¡puedas nadar junto a ellas!

Ino

Como vemos en el mapa, es la más salvaje y alejada de las 3, tanto que lo más probable es que no veas a nadie más en esta asombrosa y silenciosa playa.

Isla de Aka

Nishibama

Nishibama es el arenal más sobresaliente de la isla. Para llegar hasta él tenemos que caminar 20 minutos desde el puerto de Aka hacia el norte. Allí, y frente a las costas de Zamami, queda esta alargada playa de arena blanca de 1 km, ideal para realizar buceo y snorkel por su impresionante riqueza submarina. También es muy apropiada para ir en familia, por su poca profundidad y tranquilidad de sus aguas.

Además cuenta con buenas instalaciones, que incluyen alquiler de equipo de buceo, así como un bonito mirador justo detrás de la playa.

Hizushi Beach

¡Tan fotogénica como salvaje!

Para llegar a ella hay que descender desde el punto desde donde está hecha la foto, por un empinado y estrecho sendero que se abre paso entre la vegetación.

Maehama

Es la más cercana al puerto de Aka. En ella no es de extrañar ver a los famosos ciervos de Kerama merodear por su orilla, especialmente de noche.

Isla de Tokashiki

Aharen

Es la playa de la portada y posiblemente la más famosa y turística de las 10, además de recomendable para todos los públicos.

De gran extensión, combina a la perfección la belleza natural de un entorno privilegiado con fina arena blanca, poca profundidad y escaso oleaje y viento.

Está muy bien dotada de servicios y repleta de bancos de peces muy curiosos, que se acercan hasta la misma orilla.

Tokashiku

Mi consejo es que no te quedes solo en Aharen y visites Tokashiku, algo más ventosa y orientada para la práctica de actividades acuáticas.

Se puede llegar a ella incluso caminando desde Aharen (30 min por trayecto aproximadamente).

Islas de Gahi y Nagannu

Gahi

¿Alguna vez has soñado con estar en una pequeña isla desierta?

Seguro que si ¿verdad?, haz un hueco en tu agenda para este pequeño y salvaje islote arenoso a medio camino entre Zamami y Akajima, donde tendrás una verdadera experiencia de película.

Nagannu

Al igual que Gahi, se trata de otra pequeña isla bastante más alejada de las islas anteriormente mencionadas. Nagannu, en cambio, es bastante turística, de hecho cuenta con un alojamiento, variada oferta de actividades acuáticas, chiringuito y excursiones diarias.

Aparte de sus ricos fondos marinos y la impresionante laguna que la rodea y otorga el magnífico color de sus aguas, al igual que en otras islas Kerama, me llamó especialmente la atención la abundante cantidad de cangrejos ermitaños que transitaban lentamente por su costa.

Si no dispones de más días en tu próximo viaje al país nipón para acercarte hasta esta zona de Okinawa, te diré que por suerte Japón tiene otros arenales más cercanos a Tokio que merecen mucho la pena. Échale un vistazo a este artículo de nuestros compañeros de Japón Alternativo, seguro que encontrarás diferentes opciones que se adapten a tu plan.

Si os han gustado estas playas tanto como a mí, teneis más fotos en la cuenta de coleccionistasdeislas en Instagram.

¡A disfrutar de las playas japonesas!

Fotos © coleccionistasdeislas

Akajima, la isla tropical de los Ciervos de Kerama

Seguimos recorriendo este fabuloso archipiélago de las Islas Kerama, en esta ocasión te voy a hablar de Akajima, también conocida como Akashima, o Aka.

Esta isla tiene una extensión de tan solo 3,82 km², siendo la de menor tamaño de las 3 principales de este pequeño archipiélago japonés, ideal para conocerla a pie en una excursión de un día desde Okinawa, o como en mi caso, desde la cercana Zamami. También puedes alquilar bici u otros vehículos y conocer Geruma y Fukaji, conectadas entre sí por grandes puentes.

La densidad de población de Aka es muy baja, ya que en ella viven alrededor de 300 habitantes, estupendo para gozar de la tranquilidad, de su naturaleza que podrás apreciar bien desde el mirador de Takibaru, degustar la saludable comida okinawense y realizar actividades acuáticas en Nishibama. Con suerte, nos encontraremos con algún ejemplar de ciervo de Kerama.

© coleccionistasdeislas

Cuándo ir

Entre abril y noviembre Aka registra temperaturas máximas superiores a 25 grados, pero las precipitaciones entre abril y principios de octubre son también muy altas, superando los 150 litros mensuales.

A esto tenemos que añadir que la temporada de tifones coincide con estas fechas, ya que comienza en mayo y termina en octubre, alcanzando normalmente su punto álgido entre agosto y septiembre.

Por este motivo entre mediados de octubre y noviembre es la época ideal para visitar Aka, con una temperatura del agua del mar todavía muy agradable, en torno a los 25 grados.

Si queremos ver ballenas jorobadas, tendremos que acudir entre diciembre y principios de abril.

© coleccionistasdeislas

Cómo llegar a Aka

  • Desde Okinawa:

Realizan este trayecto las compañías de transporte marítimo Ferry Zamami y Queen Zamami, que como su nombre indica, son las mismas embarcaciones que navegan a la isla de Zamami, efectuando en la mayoría de sus viajes parada en Aka.

Puedes ver los horarios y reservar tu billete en este enlace.

  • Desde Tokashiki:

La pequeña embarcación Mitsushima realiza la ruta Zamami-Aka-Tokashiki, con 2 trayectos diarios entre Aka y Tokashiki.

  • Desde Zamami:

Desde Zamami tenemos varias frecuencias diarias ya que podemos escoger entre las embarcaciones que hacen las rutas Zamami-Okinawa y el barco Mitsushima, que ofrece 6 viajes diarios entre ambas.

© coleccionistasdeislas

Playa de Nishibama

Nishibama es el arenal más sobresaliente de la isla y una de las playas más famosas, no solo de las islas Kerama sino de todo Okinawa.

Para llegar hasta Nishibama tenemos que caminar 20 minutos desde el puerto de Aka hacia el norte, allí y frente a las costas de Zamami, queda esta alargada playa de arena blanca de 1 km, ideal para realizar buceo y snorkel por su impresionante riqueza submarina. También es muy apropiada para ir en familia, por su poca profundidad y tranquilidad de sus aguas.

Además, cuenta con buenas instalaciones que incluyen alquiler de equipo de buceo, así como un bonito mirador justo detrás de la playa.

© coleccionistasdeislas

Ciervo de Kerama

De pequeño tamaño (75 kilos), resulta curioso encontrarlo en estas latitudes tropicales, a veces incluso se atreven a nadar entre islas.

¿Cómo llegaron ciervos a estas islas?

La explicación es sencilla, fueron importados a principios del siglo XVII de la prefectura de Kagoshima y parece que no les costó adaptarse, aunque lo cierto es que esta subespecie de ciervo Sika no se deja ver fácilmente.

Hoy día, los venados del archipiélago (también los podemos encontrar en las cercanas islas de Fukaji, Geruma y Yakabi) están muy protegidos, puesto que estuvieron cerca de su extinción, al ser cazados porque destruían los cultivos.

Mirador de Takibaru

Situado a 45 minutos a pie del puerto de Aka, desde Takibaru tenemos una bonita vista de 360º de Aka, de la bahía e islas que la rodean. Los últimos metros antes de llegar al mirador son a través de un empinado camino por un pequeño bosque.

© coleccionistasdeislas

Casa Takara

Aprovechando esta escapada, es interesante tener en cuenta que en la isla vecina de Geruma se encuentra la casa de la familia Takara, uno de los principales atractivos turísticos de la zona, considerado como «Bien cultural importante de Japón», ya que las islas Kerama, entre las cuales se encuentra Aka, pertenecieron al Reino de Ryūkyū.

Esto propició que, durante 600 años, los isleños fuesen contratados como navegantes de embarcaciones comerciales entre el reino okinawense y China.

En esta casa vivió uno de los capitanes de dichas embarcaciones.

© hashi photo / wikimedia

Shiro

Y para finalizar… ¿Recuerdas la bonita historia de amor entre Marilyn y Shiro?

En Aka se halla la otra estatua, la de Shiro, el famoso perro que cruzaba a nado cada día los 3 km que separan las islas de Zamamijima y Akajima.

© coleccionistasdeislas

Zamami, la reina de las Islas Kerama

Esta semana nos vamos a la espectacular isla de Zamamijima. Toma nota de este nombre porque esta isla japonesa es todo un auténtico paraíso tropical, aún no demasiado conocida fuera del país nipón.

Su pequeño tamaño (6,66 km²) es ideal para una visita a pie (dependiendo del tiempo del que dispongas). También puedes optar por el alquiler de una bici, moto o coche. Cuando visites Zamami te aconsejo añadir a tu plan de viaje 2 o 3 días, así puedes disfrutar de las islas cercanas: Aka, Tokashiki y Gahi, otras joyas de este fantástico archipiélago de las Islas Kerama, parte de Okinawa.

En Zamami te encontrarás en una isla de alrededor de 600 habitantes, que te transmitirán la amabilidad y tranquilidad isleña, restaurantes donde degustar la buena gastronomía japonesa, playas de aguas cristalinas poco masificadas, miradores que te mostrarán atardeceres de película e impresionantes lugares para la práctica del buceo y snorkel.

Playa Ama © coleccionistasdeislas

Cuándo ir

Entre abril y noviembre Zamami registra temperaturas superiores a 25 grados de máxima, pero las precipitaciones entre abril y principios de octubre son también muy altas, superando los 150 litros mensuales. Por este motivo entre mediados de octubre y noviembre es la época ideal para visitar este paraíso, con una temperatura del agua del mar muy agradable, en torno a los 25 grados.

Si además queremos ver peces payaso, tortugas marinas o ballenas estas son las fechas a tener en cuenta:

  • Pez payaso, es habitual verlos entre abril y noviembre.
© pixabay
  • Tortugas marinas, en este archipiélago anidan 3 tipos de tortugas marinas y además es zona de paso de otras 2 especies, por lo que ofrece enormes posibilidades para ver numerosos ejemplares durante todo el año, especialmente entre mayo y agosto, puesto que es su época de anidación.

 

  • Ballenas jorobadas, entre diciembre y principios de abril llegan desde las islas Aleutianas, en el Mar de Bering hasta Okinawa para reproducirse.

Cómo llegar a Zamami

2 tipos de embarcaciones parten cada día desde el puerto de Tomari, en la isla de Okinawa:

  • Ferry Zamami, cuesta 2120 yenes la ida y tarda alrededor de 2 horas, con parada en Aka. Es recomendable por su precio y porque es la única de las 2 opciones que permite llevar vehículo.

 

  • Queen Zamami, que tiene la gran ventaja de que une las dos islas en tan solo 50 minutos. Cuesta 3200 yenes la ida.

Aquí puedes consultar horarios y reservar

Zamami tiene conexión diaria con sus vecinas islas: Aka y Tokashiki, que merecen la pena visitar.

Además te recomiendo contratar un traslado en bote a Gahi, un islote con aguas realmente bonitas, en el que con suerte podrás disfrutar en exclusividad.

En el mismo puerto de Zamami puedes consultar los horarios de los barcos a las islas vecinas y contratar el trayecto a Gahi.

Cómo moverte por la isla

Mi consejo es hacer excursiones durante el día a otras islas, y una vez de vuelta a Zamami realizar pequeñas caminatas a los miradores para ver el atardecer. Puedes hacerlo a pie, puesto que las distancias no son muy largas y complementarlo con las 2 rutas de bus de la isla, u optar por alquilar bici, moto o coche.

Qué hacer

Como apunté en el comienzo del artículo, esta isla ofrece variedad de actividades acuáticas. De hecho es muy visitada por turistas japoneses amantes del buceo y el snorkel, que llegan para explorar los fondos de Zamami, los cuales albergan una gran variedad de especies marinas.

Si no sueles bucear (como es mi caso) no te preocupes, yo nadé junto a tortugas y peces payaso, prácticamente en la misma costa.

En el puerto de Zamami te será muy sencillo contratar diversas actividades entre las que se incluyen: kayak, paddle surf, paseos en barco con fondo de cristal o avistamiento de ballenas (en la temporada).

Playas de aguas cristalinas

Es importante tener en cuenta, antes de leer este apartado, que las autoridades están haciendo un gran esfuerzo por conservar los arrecifes de coral, muy deteriorados en los últimos años, por lo que solo es posible el baño en un pequeño área de Furuzamami y Ama, claramente delimitado.

  • Playa de Furuzamami, ubicada en el lado sureste de la isla, destaca por el intenso color blanco de su arena y sus aguas cristalinas, hogar de una gran cantidad de peces tropicales de variados colores, entre los que se encuentra el pez payaso. Estamos ante una auténtica maravilla de arenal, situado en los primeros puestos de las mejores playas de Japón.

Es también la más equipada, ya que hay un par de establecimientos que ofrecen actividades acuáticas, alquiler y venta de material, suvenires, comida; y cuenta con baños y duchas.

© coleccionistasdeislas

 

  • Playa Ama, si Furuzamami es un gran arrecife de coral que destaca por la variedad de peces de sus aguas, Ama Beach impresiona por sus majestuosos atardeceres y por brindarte la posibilidad de nadar junto a tortugas marinas.

Espero que tengas la misma suerte que tuve y… ¡puedas nadar junto a ellas!

© coleccionistasdeislas
  • Playa Ino, es la más salvaje y alejada de las 3, tanto que lo más probable es que no veas a nadie más en esta asombrosa y silenciosa playa.
© coleccionistasdeislas

Espectaculares miradores

  • Takatsukiyama, situado a 25-30 minutos andando del puerto, es el mirador más elevado y central de la isla y gracias a ello tenemos un amplio campo de visión, que incluso en días claros nos permite ver la isla de Okinawa. Sencillamente espectacular.
© coleccionistasdeislas

 

  • Kaminohama, a 40 minutos del puerto y a 20 al oeste de Ama Beach se encuentra un buen lugar para ver el atardecer, privilegiado por su cercanía a esta fabulosa playa y la costa sur. Obtendrás excepcionales vistas a los islotes Ijakaja, Gahi, Agenashiku ; con Aka y Yakabi de fondo.
© coleccionistasdeislas

 

  • Unajinosachi está ubicado al oeste, muy cerca de Kaminohama. Unajinosachi es muy fotogénico y nos regala fabulosos atardeceres.
© coleccionistasdeislas
  • Inazaki, al norte de Zamami y aproximadamente a 1 hora caminando del puerto, es el mejor lugar desde donde divisar la escarpada costa norte, así como las lejanas islas de Tonaki y Kume, si el día lo permite.

 

  • Chishi, siguiendo el camino hacia el norte llegamos a otro bello mirador. Muy indicado para la temporada de ballenas, al igual que Inazaki.

La leyenda de Shiro y Marilyn

De camino a la playa de Ama te encontrarás con la estatua de la perra Marilyn. Según la leyenda, esta perra se enamoró de Shiro (que también tiene estatua en la isla de Aka) cuando ambos vivían en Zamami. Sin embargo, en 1986 los dueños de Shiro, los señores Nakamura, se trasladaron a la vecina isla de Aka.

Pero en esta bonita historia de amor la distancia no fue impedimento para esta pareja inseparable. Cada día Shiro nadó (independientemente de las inclemencias meteorológicas) los 3 kilómetros que separan a las 2 islas para ver a su querida Marilyn, descansando en los islotes que hay entre medias, hasta el fin de sus días.