Dieta Okinawa, el secreto de las islas con más centenarios del mundo

Aunque ya había leído sobre ello, una de las cosas que más me sorprendió de mi reciente viaje a Okinawa es, a parte de la cantidad de ancianos en edades muy avanzadas, la buena forma física, aspecto juvenil y el ritmo de vida que llevan con total normalidad y vitalidad en estas islas japonesas y es que, el 80% de ellos son totalmente independientes, pero no solo eso, dos tercios de la población se valen por si mismos hasta la edad de 97 años y hay alrededor de 1000 centenarios en el archipiélago.

Sorprende también lo siguiente:

  • Muy bajos niveles de enfermedades cardiovasculares, cáncer y demencia
  • Apenas tienen cáncer de mama y próstata o diabetes
  • 80% menos infartos que en Estados Unidos

El explorador Dan Buettner se centra en diferenciar ‘zonas azules’ del planeta en su artículo Secrets of long Life (Secretos de una larga vida) en la revista National Geographic. Buettner nombra 5 lugares a los que llama ‘zonas azules’ donde la longevidad es mayor que en el resto del mundo. Curiosamente 3 de estas zonas se corresponden con islas: Okinawa (Japón), Icaria (Grecia) y Cerdeña (Italia). Hoy solo nos centraremos en la primera de ellas, las islas de Okinawa.

Playa Aharen

¿Cuál es su secreto?

En El Programa Okinawa, un libro que trata de promocionar la dieta Okinawense al mundo occidental, uno de sus autores, el científico canadiense Craig Willcox, declaró a The Guardian lo siguiente: “Comen de media tres raciones de pescado a la semana, muchos cereales integrales, verduras y soja, más tofu y algas kombu que nadie en el mundo, y calamares y pulpo, que son ricos en taurina, algo que podría explicar sus bajas tasas de colesterol y presión sanguínea”.

Por otro lado, Jiroemon Kimura, el okinawense que ostenta el record de hombre más anciano de todos los tiempos (falleció a la edad de 116) aseguraba que “el secreto para una vida sana y larga es comer en pequeñas cantidades”.  Este precepto de Confucio se llama “Hara hachi bu”, que significa que no debemos comer hasta que estemos llenos, sino solo hasta el 80% de nuestra capacidad.

Además, otros factores son muy importantes en la longevidad de los okinawenses:

Factores generales de longevidad

 

  1. Adopta un ikigai.

Un ikigai es un propósito en la vida, un objetivo que da sentido a la existencia. Los ancianos de Okinawa pueden explicar la razón por la que se levantan cada mañana. Les proporciona sentimiento de responsabilidad y de ser necesarios para la comunidad hasta con más de 100 años.

  1. Sigue una dieta basada en vegetales y Omega 3

Los habitantes que siguen la dieta tradicional aprecian el cerdo Agu y la ternera de Ishigaki pero lo comen en pequeñas cantidades y generalmente en ocasiones especiales. El pescado y marisco lo comen con frecuencia y también consumen mucha cantidad de algas marinas.

Su dieta está basada en vegetales, principalmente frutas tropicales y hortalizas, arroz y tofu. La clave está en que comen grandes cantidades de alimentos muy bajos en calorías y ricos en nutrientes. Además, la forma que tienen de cocinar los alimentos también es fundamental ya que los hacen al vapor y al wok. Son métodos de cocción que mantienen muy bien los nutrientes de los alimentos y no agregan demasiadas calorías.

Abunda la goya, un melón amargo muy rico en antioxidantes y capacidad para reducir la tasa de glucosa en la sangre; y Beni Imo, una batata púrpura que es todo un icono en Okinawa y se trata de un superalimento.

A destacar también: piñas, papayas, mangos, guayabas y cítricos como la shikwasa (uno de mis preferidos) en frutas; coles y otras verduras salteadas y especias como la cúrcuma.

Todo ello acompañado diariamente de té verde en grandes cantidades y mucha ingesta de agua.

  1. Come más soja.

La dieta de Okinawa es rica en alimentos derivados de la soja como el tofu o la sopa de miso. Sus compuestos previenen trastornos cardiovasculares y varios tipos de cáncer. Los alimentos de soja fermentada favorecen la salud de la flora intestinal, un factor que cada vez se considera más importante para el mantenimiento de la salud.

  1. Cuida un huerto.

Prácticamente todos los centenarios cuidan o han cuidado un huerto que les proporciona hortalizas frescas, les mantiene activos físicamente y les relaja.

  1. Planta un jardín medicinal.

En los huertos no faltan plantas medicinales como la artemisa, el jengibre y la cúrcuma. Las tres plantas poseen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y fortalecedoras de las defensas. Los ancianos las consumen diariamente.

  1. Forma parte de un moai.

Forman grupos de amigos que se reúnen y prestan ayuda mutua. Son grupos de apoyo emocional que ofrecen todo tipo de ayuda incluyendo ayuda  económica. Se sienten aceptados, útiles, seguros y acompañados frente a los problemas.

  1. Disfruta del sol.

Sus habitantes disfrutan del clima. Pasan tiempo al aire libre y reciben vitamina D que fortalece los huesos y la salud en general.

Isla Gahi
  1. Permanece activo.

Realizan varias actividades diarias: caminan, usan la bicicleta como medio de transporte, pescan y practican artes marciales, no olvidemos que Okinawa es la cuna del Karate.

Dentro de las casas tienen poco mobiliario, toman la comida o se sientan para relajarse sobre tatamis en el suelo. Se sientan y se levantan varias veces al día lo que contribuye a su flexibilidad y fortaleza física.

  1. Reduce el estrés

Es un factor estrechamente unido a casi todas las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Los habitantes de Okinawa se mantienen enteros ante las penurias, siempre amables y sonrientes, y disfrutan de los placeres sencillos. Su lema es: ‘la enfermedad viene de la mente’.

 

Según investigaciones la longevidad tiene que ver en un 25% con la genética y en un 75% con la dieta. Por eso, cada vez son más las personas que siguen la dieta Okinawa en sus casas.

¿Y tú, te animas?

Fotos © coleccionistasdeislas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.