Islas Senkaku/Diaoyu, un largo conflicto entre gigantes asiáticos

5 pequeñas islas deshabitadas y 3 peñascos, este es el motivo principal del aumento de las tensiones en los últimos días entre China y Japón, e incluso Taiwán, quién también las reclama como parte de su territorio.

Como ocurre en muchas ocasiones, este conflicto tiene su origen hace muchos años, pero lejos de solucionarse, ha ido enquistándose hasta una situación en la que no parece que ningún país esté por la labor de ceder.

¿Cuáles son las islas Senkaku/Diaoyu?

Este archipiélago japonés se encuentra en el Mar de China Oriental, a 140 km del islote Pengjia de Taiwán y a 170 km de la isla de Ishigaki, en Japón. Más lejos, a unos 330 km, quedan las costas de la ciudad china de Wenzhou.

La superficie total, sumando sus 8 piezas, apenas llega a los 7 km² y, de esta extensión más de la mitad le corresponde a la isla principal, Uotsuri-jima/Diaoyu Dao (4,31 km²), una isla rocosa flanqueada por un arrecife de coral.

Entre la fauna de estas islas destacan los albatros de cola corta, que solo anidan en 2 islas en todo el mundo y una de ellas es Minami-kojima/Nanxiao Dao, la tercera más grande de este archipiélago.

Cronología de los hechos

  • China descubrió el archipiélago en 1372, siendo usadas con frecuencia por pescadores y navegantes como lugar de descanso. Hay documentos históricos que datan de 1403, en los que por aquel entonces ya se las conocía como las islas Diaoyudao.

 

  • En 1879, Japón anexiona el Reino de Ryūkyū (actual Prefectura de Okinawa), próximo a las islas Senkaku/Diaoyu.

 

  • El 14 de enero de 1895, en pleno transcurso de la Primera Guerra Sino-Japonesa, Japón decide incorporar a su dominio las islas protagonistas del artículo, al alegar que estaban en “tierra de nadie”.

Más tarde, en abril de ese mismo año y con la derrota china, la isla de Taiwán y las islas Pescadores son transferidas a manos japonesas en el Tratado de Shimonoseki, aunque no se establece con exactitud los límites geográficos, ni se menciona a las islas Senkaku/Diaoyu, anteriormente anexionadas por Japón.

  • En 1896, tan solo un año después, el gobierno nipón cede las islas a la familia Koga, quienes establecen una empresa para la conserva del bonito en la isla principal. Con dicha actividad la isla llega a tener una población de casi 300 habitantes hasta su cierre en 1940, momento en que vuelve a quedar deshabitada.

 

  • Con la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, le suceden 6 años de ocupación por Estados Unidos que llegan a su fin en 1951, con el Tratado de San Francisco, donde se establece la devolución de Japón a China tanto de Taiwán como las islas Pescadores.

No obstante, es importante saber que las islas Ryūkyū seguirían siendo posesiones de Estados Unidos, quienes sí incluyen en 1953 a las Senkaku/Diaoyu en sus límites geográficos.

  • En 1968, poco antes de la devolución de Estados Unidos a Japón de la totalidad de las islas Ryūkyū , Naciones Unidas emite un informe donde se comunica la gran riqueza energética de las Senkaku-Diaoyu, lo que motiva las protestas de Taiwán y China.

 

  • En 1972, llega la devolución por parte de Estados Unidos a Japón de todas las islas que quedaban aún bajo su dominio, mencionando explícitamente a las islas Senkaku.

 

  • 6 años más tarde, un centenar de barcos chinos se aproximan a las Senkaku/Diaoyu y en respuesta, un grupo nacionalista japonés construye un faro en la isla principal.
© Al Jazeera English / wikimedia

Años 90 hasta la actualidad

Con el comienzo de la década de los 90, la situación alrededor de estas pequeñas islas se ha vuelto cada vez más surrealista, con frecuentes incidentes por el control de las islas que van desde incursiones de barcos, acciones de activistas o construcciones de faros.

En los últimos años China inició perforaciones (2003) en los alrededores de las islas en busca de los famosos recursos energéticos. Japón a su vez anunció la compra de 3 islas que seguían siendo propiedad privada de la familia Koga, lo que motivó el enfado de Taiwán y China.

Duelo diario por el control de sus aguas

Según estimaciones, se cree que el área de 970km próximo a las islas podría contener más de 400 millones de metros cúbicos de gas natural y alrededor de 20 millones de barriles de petróleo. Además, se trata de un área con abundante pescado y muy importante para las rutas marítimas.

Sin duda una fuente de recursos muy importante para los países implicados, tanto que justifican el considerable aumento de gasto público en Defensa, con un gran despliegue de barcos por la zona.

¿Se arreglará la situación?

A juzgar por las declaraciones de los últimos días parece poco probable, al menos en un futuro inmediato.

Mientras tanto, los albatros de cola corta que habitan en las islas seguirán siendo espectadores privilegiados de esta larga y estratégica pugna por el control de algo mucho más importante que el de unos simples islotes.

Foto portada © Al Jazeera English / wikimedia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.