Qué ver en Taipéi y alrededores, 10 lugares que no te puedes perder

Seguramente Taiwán sea uno de los parajes más infravalorados que he visitado. Pese a su riqueza cultural y a su diversidad de escenarios, la isla ha estado mucho tiempo a la sombra de otros destino de su alrededor.

He seleccionado, y dividido en 2 artículos, los mejores sitios en los que estuve durante mi viaje de 3 semanas a la isla y que considero que no debes perderte.

Comenzamos por los 10 elegidos de Taipéi y Nuevo Taipéi:

Plaza de La Libertad

Iniciamos el recorrido por Taipéi con este importante punto de encuentro de muchos taiwaneses, que ocupa una enorme superficie de más de 240 000 metros cuadrados.

En esta plaza se hallan a ambos lados y rodeados de bellos jardines la Sala de Conciertos y el Teatro Nacional, mientras que en los extremos tenemos la Puerta de la Gran Centralidad y la Honradez Perfecta situada frente al gran Salón Commemorativo de Chiang Kai-shek, el monumento más importante de la plaza. Construido en honor al expresidente, además de su nombre este imponente edificio alberga una gran figura de bronce suya, custodiada en todo momento por representantes de las fuerzas armadas.

¡Imperdible el cambio de guardia que se realiza cada hora!

Templo Bishan

En la montaña Bishan (aproximadamente a media hora andando del metro Neihu) localizamos este templo no tan famoso, de hecho no suele aparecer en las listas de los principales monumentos a  visitar de Taipéi. Precisamente por este motivo, por la bella panorámica que nos ofrece de Taipéi y por el entorno que le rodea, Bishan merece un hueco en el top10.

Mirador Elephant Mountain

Si nos ceñimos únicamente a las mejores vistas de Taipéi, este es el lugar al que tienes que acudir, a ser posible al atardecer, desde donde disfrutarás de un auténtico mar de luces.

Eso sí, para disfrutar de estas preciosas vistas, en las que destaca el enorme edificio Taipéi 101,tendremos que subir 500 escalones hasta el mirador, e incluso 600 para llegar a lo más alto del Elephant Mountain.

¡Sin duda el esfuerzo habrá merecido la pena!

Templo Guandu

Es el más completo de los que he visto a lo largo de 10 días en Taipéi y sus alrededores y sorprende que, al igual que Bishan, no sea demasiado turístico por el hecho de estar alejado del centro de Taipéi.

Lo más increíble de Guandu es que te va a ir sorprendiendo poco a poco. Comienza con una modesta fachada principal justo delante de una gran pared rocosa, pero como si de magia se tratase, después de caminar por un túnel de más de 100 metros, aparecerás en un inmenso templo de varias alturas y amplios jardines.

Templo Fufudinghsan

Se trata del más original de todo Taiwán. Para su exclusivo diseño hizo falta una gran cantidad de conchas (60 000) y corales durante los 2 años que se emplearon en su construcción.

Si el anterior templo de Guandu puede decepcionar en un primer momento, este templo es aún más extraño en su parte exterior, ya que parece que vamos a visitar una fábrica.

Una vez dentro, reconozco que solo puedes admirar el laborioso trabajo realizado para su apertura  en 1996, en especial en su fachada, en la que destacan dragones marinos a ambos lados y en su interior, una cueva repleta de corales.

Templo Wuji Tianyuan

En las cercanías del curioso santuario de las conchas, encontramos el Wuji Tianyuan, un bonito templo en forma de pagoda de 5 pisos y 60 metros. Se engalana en la temporada de cerezos en flor, siendo el sitio más visitado y fotografiado por los taiwaneses en dicho periodo, que suele tener lugar cada año entre febrero y marzo.

Geoparque de Yehliu

En la costa norte tenemos un paisaje con curiosas formaciones que parece sacado de otro mundo. Estas figuras tan peculiares son estructuras de piedra débil con una roca más resistente en la cima que la protege de la erosión.

Son obras de arte de la naturaleza que se conocen como Chimeneas de Hadas, y en este geoparque llevan tallándose miles de años por acción de las olas, el viento, la lluvia o el movimiento de la tierra y de la corteza.

Los locales han ido nombrando las más peculiares, así la más famosa es la que vemos en la foto, la “Cabeza de la Reina”, todo un icono de Taiwán y que espero que los temibles tifones que azotan cada año la isla, la respeten por mucho tiempo.

Shifen (Cascada y pueblo)

Una de las cosas que me sorprendió más de Taiwán es su riqueza paisajística. Si antes te hablaba de unas curiosas formaciones, en esta ocasión la pequeña localidad de Shifen exhibe con orgullo la Cascada de Shifen, una de las mejores que recuerdo de mis viajes. No es demasiado alta (unos 20 metros) pero sí lo suficiente extensa (alrededor de 40 metros de largo) como para impresionarte a primera vista.

Sin embargo Shifen no es únicamente visitado por su cascada. Esta localidad es muy famosa tanto en Taiwán como fuera de la isla por un bonito festival de faroles (o linternas), en el que se liberan al cielo cientos de deseos escritos en ellos con la ilusión de que se cumplan.

Si no coincide tu visita con el festival anual, por suerte puedes contemplar diariamente este espectáculo visual, tanto en la localidad cercana de Pingxi como en el propio Shifen, e incluso ser partícipe de ello. Solo tienes que adquirir tu farol en alguno de los establecimientos que los ofertan, escribir tus deseos (los principales) y por último ellos te ayudarán a prenderle fuego mientras tú lo liberas al cielo.

Lo peculiar de esta tradición es que se realiza cada día en las mismas vías de un tren que transita por ambas localidades, pero como te estarás imaginando, la frecuencia de paso es muy reducida.

Jiufen

En este bonito lugar, donde se ubicaba una pequeña aldea, se descubrió oro en 1890, justo antes de la invasión nipona de la isla de Taiwán (1895-1945). Debido a ello la localidad se fue expandiendo a lo largo del valle y de sus estrechas calles con típicas construcciones japonesas, que hoy día podemos reconocer.

Tal fue la transformación que incidió directamente en la cultura. A comienzos del siglo XX, Jiufen ya contaba con un teatro famoso en todo el país, el actual Teatro Shenping.

Sin embargo, las minas de oro cerraron en los años 70 y Jiufen cayó en el olvido, hasta que volvió a resurgir en los 90 gracias al cine y posteriormente al turismo, siendo hoy día uno de los lugares más visitados de Taiwán.

Es muy aconsejable visitar Jiufen al atardecer para disfrutarlo iluminado.

Lago de las 1000 islas

Terminamos con este lago rodeado de la belleza de sus campos de té en terrazas, donde se cultiva el famoso té Pouchong.

Por extraño que parezca, ni es lago ni tiene 1000 islas, ya que se trata del embalse Feicui, construido en 1987 y que abastece principalmente a Taipei o a la cercana Shiding, una localidad que también vale la pena visitar.

No obstante, estos verdes campos de té son otros de mis lugares imprescindibles de los alrededores de Taipéi.

 

Espero que te sirva de ayuda para organizar tu viaje a Taipéi.

No te pierdas el siguiente artículo en el que te hablaré de los 10 lugares imprescindibles del resto de la isla.

Fotos © coleccionistasdeislas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.