10 islas imperdibles para amantes de las flores

Hoy te traigo una entrada llena de color, coincidiendo con la llegada de la primavera en el hemisferio norte. Comparto una selección de islas que se transforman durante una temporada por la floración de sus plantas más representativas.

Flores de lavandas, ciruelos, canolas, tulipanes, hortensias, brezos, crisantemos, altramuces…

Además de esta variada selección de islas y plantas, he tenido en cuenta a todos los meses.

Comenzamos por la primera floración del año:

Lavanda en Tasmania (Australia)

Comenzamos este recorrido en la isla de Tasmania, que se tiñe de violeta para despedir y comenzar el año.

Al norte de ella se ubica Bridestowe Lavender Estate, un enorme lugar que presume de ser la granja de lavanda privada más grande del mundo, con 650 000 plantas que se extienden a lo largo de 200 km.

Esta plantación fue posible gracias a CK Denny, un perfumista londinense que emigró a la isla en 1921 junto a su familia con una pequeña pero valiosa fortuna, una bolsita de semillas de lavanda procedentes de la Provenza. Debido a las similitudes climáticas entre Tasmania y la región francesa, CK Denny había decidido que esta isla era un magnífico lugar para establecer una gran plantación de lavanda.

Actualmente, además de esta propiedad, hay al menos otras 5 dedicadas al cultivo de la lavanda en la isla australiana de mayor tamaño.

Cuándo ir: entre diciembre y febrero

© pixabay
© pixabay

Ciruelos japoneses

Japón tiene tanta tradición, variedad y cantidad de flores que necesitaría mínimo una entrada solo para ello. En esta ocasión te hablaré de la primera floración del año en islas niponas, el ume o ciruelo japonés, antesala del famoso sakura.

Este árbol, que tiene la particularidad de ser una de las pocas plantas capaces de florecer en las nieves japonesas, se asocia a la paciencia, fidelidad o nobleza y se encuentra fundamentalmente en Honshu, la isla principal de Japón.

¿Has probado el umeboshi? Se trata de su fruto de color rojizo, encurtido y macerado durante semanas en sal y akajiso, de un fuerte y extraño sabor agridulce. Es apreciado desde tiempos remotos por sus excelentes propiedades medicinales, siendo una buena guarnición para arroces, verduras, salsas, sopas e infusiones.

Cuándo ir: entre finales de febrero y principios de marzo

© pixabay
© pixabay

Flores de canola en Jeju (Corea del Sur)

De Japón nos trasladamos a la vecina Corea del Sur, otro país con mucha tradición en torno a las flores. Allí se halla Jeju, la famosa isla del amor preferida por los coreanos para pasar su luna de miel.

En esta ocasión, y por un período breve de tiempo, Jeju se cubre de amarillo gracias a miles de flores de canola. Plantada en la década de 1960, la canola creció rápidamente y  desde hace casi 40 años se celebra un festival anual, con numerosos conciertos y eventos, que da paso al inicio de la primavera en la isla.

Cuándo ir: entre finales de marzo y abril

© pixabay
© pixabay

Tulipanes en Mainau (Alemania)

Hasta hace poco tiempo, pensaba que los tulipanes venían de los Países Bajos, pero gracias a mi viaje a Uzbekistán (dónde aún crecen de forma silvestre), descubrí que los llevaron desde aquella zona de Asia central a tierras neerlandesas a mediados del siglo XVI.

Siglos más tarde, ya en la década de 1950, se comienzan a plantar miles de tulipanes en esta isla, situada en el lago Constanza. Desde entonces luce espectacular cada año, cuando florecen los más de un millón de tulipanes que hay cultivados.

Cuándo ir: entre mediados de abril y principios de mayo

© pixabay
© pixabay

Festival de las Flores de Madeira (Portugal)

Madeira tiene muchos motivos para estar a la cabeza de las mejores islas del mundo. Uno de ellos es este bonito festival que hace honor al apodo de “la isla de las flores”. Este espectáculo se celebra durante 2 semanas en mayo, coincidiendo con el esplendor de sus flores.

Desde sus inicios en 1954, miles de visitantes y locales admiran la inmensa variedad de flores y plantas que decoran las calles y plazas, empleadas también en alfombras y esculturas. El momento cumbre del festival llega con “El Gran Cortejo alegórico de la Flor”, el día en el que desfilan carrozas engalanadas de flores, seguidas de numerosas personas que acuden ataviadas con trajes tradicionales, por los lugares más representativos de Funchal.

Cuándo ir: mayo

© pixabay
© pixabay

Hortensias en Säo Miguel (Portugal)

Seguimos en Portugal, pero cambiamos de archipiélago, nos vamos a las islas Azores, un paraíso de las hortensias. Aquí estos voluminosos pompones blancos, rosas y azulados que florecen en verano son todo un icono.

Säo Miguel es una de las mejores islas para admirar las hortensias. Desde miradores, acantilados, carreteras, senderos, hasta las orillas de los lagos…

¡Toda la isla se queda adornada por hortensias!

Cuándo ir: entre finales de junio y principios de agosto

© pxhere
© pxhere

Brezos en Escocia (Reino Unido)

La isla de la Gran Bretaña es la última protagonista de las islas europeas. Con la llegada de los meses de verano, las colinas escocesas adquieren un bonito manto de color púrpura.

Dicho paisaje se debe a la floración del brezo, una planta de rápido crecimiento en suelos húmedos. Se adapta tan fácilmente al terreno que podemos verla crecer tanto en las cercanas colinas de Edimburgo, como en aquellas más salvajes y escarpadas.

El brezo ha crecido en Escocia desde tiempos remotos, de hecho los druidas lo consideraban como una planta sagrada por sus beneficios. Incluso hoy día se sigue atribuyendo a esta especie propiedades casi sobrenaturales.

Cuándo ir: entre finales de julio y principios de septiembre

© pixabay
© pixabay

Crisantemos en la isla Ganghwa (Corea del Sur)

Si Jeju se localiza al sur, la otra isla coreana de la entrada, y cuarta más grande en extensión del país, nos lleva hasta los límites fronterizos con Corea del Norte.

Cuando llega el otoño, florece en Ganghwa esta colorida planta resistente al invierno, la cual simboliza, entre otras cosas, una larga vida.

Cuándo ir: octubre

© pixy
© pixy

Altramuces en el lago Tékapo (Nueva Zelanda)

Uno de los recuerdos más bonitos que podemos llevarnos de un viaje a Nueva Zelanda en primavera es el de poder ver los altramuces de este gran lago situado en la isla Sur.

El altramuz Russell, que crece en sus alrededores, es de tamaño considerable (pudiendo llegar a alcanzar hasta 1,5 metros). Fueron introducidos en el lago en la década de 1950 y en la actualidad presenta una variada gama de colores en la que priman los púrpuras, blancos y rosas.

Con semejante paisaje en el que se observan a los altramuces en primer plano, el lago y las nevadas montañas de fondo, puedo imaginar que este lugar sea muy frecuentado por fotógrafos profesionales.

La magia de este lugar no solo reside en sus plantas, dado que el lago Tékapo es uno de los mejores escenarios del mundo para contemplar la aurora austral.

¡Una lástima que no suelan coincidir las fechas!

Cuándo ir: desde mediados de noviembre a  finales de diciembre

© pixabay
© pixabay

Mar de Flores en Shinshe (Taiwán)

A finales de año se celebra este gran festival en la isla de Taiwán. Es un evento agrícola donde se muestran flores de la zona central de la isla entre las que se destacan: caléndulas, cosmos, flores de salvia, amarantos o girasoles.

Cada año se decide un motivo concreto para el diseño de los campos de flores, que incluyen amplias alfombras y enormes esculturas. Además, hay una fuerte promoción local con exposiciones en carpas y un área de verduras y frutas.

Por último no podían faltar los puestos de comida callejera taiwanesa ¿has probado ya el popular tofu apestoso?

Cuándo ir: entre noviembre y diciembre

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

2 respuestas a «10 islas imperdibles para amantes de las flores»

  1. Maravilloso post! Para los que amamos las flores, el color y las islas, esta entrada lo tiene todo. Desconocía, entre muchas cosas, los tulipanes de Alemania. Yo también pensaba que eran plantaciones exclusivas de los Países Bajos.

    1. Muchas gracias por el comentario!
      Es muy curiosa la introducción de los tulipanes en los Países Bajos. Con la importación de esta flor exótica se originó la tulipomanía, la que para muchos es la primera burbuja económica de la historia. Tal fue la fiebre por los tulipanes que se llegaron a intercambiar mansiones por un solo bulbo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.