Qué ver en Cozumel, la gran isla del Caribe mexicano

En 1961, el célebre oceanógrafo francés Jacques Yves Cousteau llegó a Cozumel  para filmar un documental y quedó impresionado por…

13 febrero, 2022

Por: Raúl V.


En 1961, el célebre oceanógrafo francés Jacques Yves Cousteau llegó a Cozumel  para filmar un documental y quedó impresionado por la belleza submarina de sus aguas. Desde aquel año la isla se ha convertido en uno de los referentes para el buceo y el snorkel.

Esta belleza natural se debe a que Cozumel se ubica en la segunda barrera de coral más grande del mundo.

Además de ser la isla más grande del Caribe mexicano (con unas dimensiones aproximadas de 15 kilómetros de ancho y 50 kilómetros de largo), Cozumel ha sido considerada una isla sagrada durante mucho tiempo. Y es que eran periódicas las peregrinaciones de los antiguos mayas hasta la isla para ser bendecidos por Ixchel, la diosa de la fertilidad.

El Cielo

Comenzamos por uno de los lugares imprescindibles en todo viaje a Cozumel, que podrás conocer contratando un tour. Nosotros lo hicimos a través de una empresa local llamada Xiinbal Cozumel, totalmente recomendable.

En esta actividad que dura unas 4 horas, antes de llegar hasta el Cielo, tendrás la ocasión de hacer snorkel en los arrecifes Palancar y Colombia, dos de los sitios más espectaculares de Cozumel para  ello. Nadarás entre una asombrosa variedad de peces y si tienes suerte, como nos ocurrió a nosotros, verás alguna tortuga.

La penúltima parada es en El Cielo, un lugar que recibe su nombre gracias a la enorme cantidad de estrellas de mar de gran tamaño que se posan sobre sus suelos poco profundos. Aparte de las estrellas, en este entorno virgen de aguas cristalinas, es frecuente ver mantas raya.

La última parada la disfrutarás en el Cielito, una inmensa piscina natural que me recordó bastante a aquella próxima a isla Saona, en la República Dominicana.

Parque Chankanaab

A unos 10 km al sur del centro de de San Miguel de Cozumel se halla este popular parque de la isla.

He de decir que me decepcionó bastante el parque al encontrarlo algo deteriorado. No obstante, Chankanaab merece un hueco en la lista de lugares que visitar de Cozumel ya que en él se encuentra un precioso arrecife de coral lleno de vida marina que lo hace ideal para la práctica de snorkel y buceo.

Además del arrecife, es bastante notable el decorado del parque que incluye un bonito área de playa, casitas mayas y réplicas prehispánicas, algunas de ellas de enorme tamaño. Dentro del parque también se ubica una laguna natural, hogar de iguanas y tortugas. Precisamente la palabra Chankanaab proviene de esta laguna, cuyo significado en maya es: Chan (pequeño) Kanaab (mar u oceáno).

Punta Sur

También llamado Punta Celaráin, este parque, que se sitúa en el extremo sur de Cozumel, es un estupendo lugar para pasar el día al combinar muy bien la naturaleza con patrimonio cultural y playas paradisiacas.

Punta Sur es la reserva natural más grande de la isla, albergando una variada fauna como los cocodrilos que habitan en la laguna Colombia, mapaches, coatíes isleños endémicos de Cozumel, muchísimas iguanas y numerosas aves (pelícanos, gaviotas, garzas, aguiluchos e incluso flamencos).

Como decía, aparte de la naturaleza excepcional de Punta Sur tenemos otros atractivos: uno de ellos es la Tumba del Caracol, dedicada a la diosa Ixchel. Esta estructura  que fue construida por los mayas, tiene una cúpula recubierta de caracoles marinos que producían un pitido con los fuertes vientos para advertir sobre la fuerza de los mismos.

El otro atractivo principal es el Faro Celaráin, que nos ofrece una fantástica panorámica de este rincón de Cozumel.

Una vez vistos estos lugares solo queda gozar de las idílicas playas de Punta Sur.

Zona Arqueológica de San Gervasio

Llamado de esta manera por ubicarse en el rancho de San Gervasio, este conjunto arqueológico es otro de los lugares de visita obligada en Cozumel.

Este centro prehispánico tuvo mucha importancia siglos atrás, de hecho fue considerado el centro de peregrinación de los maya que veneraban a Ixchel, la diosa de la fertilidad. No solo era un lugar sagrado sino que se trataba también de un sitio clave para el comercio y desarrollo político.

San Gervasio está formado por 6 conjuntos arquitectónicos principales y otros templos aislados. Mi consejo es que contrates a un guía para tu visita puesto que solo así lograrás comprender ciertos aspectos relevantes de este lugar que de no hacerlo pasarán totalmente desapercibidos.

Pueblo del Maíz

Hay varias maneras de conocer el legado maya, pero en muy pocos lugares lo hacen tan atractivo como en este parque. En el Pueblo del Maíz el objetivo principal consiste en la interacción del visitante con esta cultura prehispánica, desde el recibimiento hasta el final.

En esta bonita experiencia, que te llevará alrededor de 1 hora, aprenderás palabras básicas del idioma maya, conocerás algunas de sus tradiciones, participarás en talleres de elaboración de alimentos tal y como se hacía siglos atrás e incluso probarás suerte en el juego de la pelota.

Todo ello en un viaje en el tiempo a un lugar muy bien ambientado tanto en decorados como en las vestimentas de las personas que forman parte del Pueblo del Maíz.

San Miguel de Cozumel

En el lado occidental de Cozumel se encuentra San Miguel, la localidad que concentra casi la totalidad de habitantes de la isla. A pesar de sus más de 80 000 habitantes, la principal población de Cozumel transmite mucha seguridad y tranquilidad, únicamente alterada con la habitual llegada de cruceristas.

Una buena idea es dejar la visita para la pintoresca población de San Miguel para la tarde, justo antes de la puesta de sol. Una vez terminadas las actividades del día, tendrás tiempo suficiente para pasear por la avenida marítima y las callejuelas del centro, repletas de tiendas y restaurantes.

Isla Pasión

Durante mucho tiempo hubo una pequeña lengua de tierra que quedaba unida a Cozumel cuando bajaba la marea. Sin embargo, en 1988 la llegada a las costas del huracán Gilberto terminó por separar aquella pequeña porción de tierra, lo que daría origen a una nueva isla.

Al separarse de Cozumel y convertirse en isla, la nueva isla de la Pasión tuvo nuevo propietario desde 1996, cuando el gobierno de Quintana Roo la vendió a un inversor español, que la ofreció durante unos años a los clientes de cruceros como una paradisiaca isla desierta sin demasiada infraestructura turística.

Años más tarde los huracanes Emily y Wilma azotaron con fuerza en la zona y desde entonces Isla Pasión ha crecido por su lado oeste y se ha unido a las costas de Cozumel por su lado este.

A pesar de estar unida en la actualidad, la única manera que tenemos de llegar hasta esta pequeña zona privada de 2 kilómetros cuadrados es: o bien contratar un day pass que incluye buffet y barra libre además del uso de las instalaciones y área principal de la playa de isla Pasión o bien tomar una lancha en el muelle de Colibrí.

Como no teníamos demasiado tiempo, nosotros optamos por ir con nuestro vehículo de alquiler hasta el muelle (conduciendo con mucho cuidado por el camino bacheado) y una vez allí, contratamos el traslado en lancha hasta este edén llamado isla Pasión.

Y por último… recorre toda su costa

Cozumel tiene muchos atractivos a lo largo de todo su litoral. Ya sean clubes de playa o playas públicas, el mejor consejo que puedo darte es que te animes a descubrir estos sitios por ti mismo.  

Por mi experiencia te recomiendo la zona de costa llamada El Mirador, en el este de la isla. Aquí encontrarás, además de un restaurante bastante recomendable, un curioso paisaje rocoso modelado por la fuerza del mar.

Fotos © coleccionistasdeislas


Etiquetas: Caribe, México

2 respuestas a “Qué ver en Cozumel, la gran isla del Caribe mexicano”

  1. Mario dice:

    Madre de dios, que envidia!!! Que aguas!!! Espero que el turismo sea siempre controlado para que estas maravillas no desaparezcan nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.