Se ofrece empleo en Low Isles ¿vivirías en una isla tropical australiana?

Cada año suelen publicarse nuevas e interesantes ofertas de empleo para trabajar en islas de todo el mundo. Algunas de ellas son para largas estancias, otras son de carácter temporal, pero al margen de ello, muchas resultan tan tentadoras que dan ganas de hacer las maletas y vivir una nueva experiencia, más si cabe en estos tiempos de pandemia, que permiten alejarte de grandes aglomeraciones.

En este caso, la última propuesta nos lleva hasta el noreste australiano. En la popular Gran Barrera de Coral, y a tan solo 15 kilómetros de las costas de Port Douglas, se hallan Low Isles, una reserva marina y reducido archipiélago de 2 islas: Low Island y Woody Island, nuestras protagonistas de hoy:

  • Low Island, es la más pequeña con una superficie de tan solo 1,6 hectáreas, pero la más visitada de estas dos islas. Si eres elegido para el puesto este será tu lugar de residencia, rodeado de un entorno natural, sin población local.

 

  • Woody Island, de 6,2 km2,, está totalmente deshabitada. La mayor de las Low Isles es un importante lugar para la observación de aves.

Low Island, paraíso del snorkel

En la Gran Barrera de Coral australiana existen alrededor de 1000 islas, algunas de ellas son verdaderos museos marinos, como Low Island, donde es posible nadar muy cerca de tortugas marinas y observar varios de los 1500 tipos de peces tropicales que habitan esta zona australiana.

Para aquellos que no practican esta actividad, son varias las embarcaciones con fondo de cristal que parten diariamente hasta este lugar y permiten contemplar las especies marinas desde su interior.

Al margen de los 220 000 m2 de arrecife que rodean este diminuto archipiélago, y que tantos turistas atraen a la zona, tanto Low Island como Woody Island son islas que cuentan con abundante vegetación, y un faro en Low Island que requiere de un cierto mantenimiento.

¿En qué consiste el trabajo?

“¿Le apasiona la Gran Barrera de Coral y la conservación de las islas, vive de manera sostenible y posee habilidades de alto nivel en la gestión y participación de las personas? ¿Podrías vivir y trabajar en una isla tropical aislada?»

© Steve Stringer / wikimedia

Así comienza la vacante para cuidador de Low Isles, publicada por las autoridades del parque marino de la Gran Barrera de Coral. Las personas que estén dispuestas a vivir en este pequeño paraíso, deben mantener los valores naturales y patrimoniales, tanto de Low Island como Woody Island.

Por ello, esta oferta de trabajo no es para todo el mundo, como comenta Mark Read, subdirector de las autoridades del parque, que añade lo siguiente:

  • “Mantener una isla es un trabajo duro, y vivir en una isla remota significa limitar el uso de electricidad y agua, lo que puede no ser adecuado para todos”.

 

  • “Los cuidadores están involucrados en todo, desde el mantenimiento de los edificios y la infraestructura, incluido el sistema de energía solar y el sistema de tratamiento de alcantarillado, el enlace con los operadores turísticos, la limpieza de los baños, el manejo de las malas hierbas y los trabajos de jardinería, y el conteo de poblaciones de aves como las palomas imperiales de varios colores.

 

  • “Buscamos personas apasionadas por la sostenibilidad y el patrimonio natural, con experiencia en el mantenimiento de la infraestructura ,y que no tengan miedo de ensuciarse las manos y vivir de forma remota”

 

¿Es éste el trabajo con el que soñabas?

Si es así, o conoces alguien que pueda tener interés, la fecha límite para inscribirte es el 25 de septiembre. Puedes acceder a la oferta a través de este enlace al sitio web AusTender, del gobierno australiano.

 

Foto de la portada ©  Robert Linsdell / wikimedia

Nauru, la increíble historia del país insular más pequeño del mundo

Hoy vas a conocer Nauru, una curiosa isla con una tormentosa historia reciente. Nauru llegó a ser el país más rico del mundo, cayó en la miseria y trata de remontar el vuelo.

Localización y curiosidades

Se localiza al oeste del océano Pacífico, en la región de Micronesia, compuesta por otros 3 países: Palaos, Kiribati y los Estados Federados de Micronesia.

Nauru es una única isla de tan solo 21,3km² (para que nos hagamos una idea, es más pequeña que la isla de Bora Bora). La isla tiene muchas peculiaridades, una de ellas es que es el país insular más pequeño del mundo. Solo supera en superficie a otras 2 naciones: Ciudad del Vaticano y Mónaco.

Su bandera nos aporta más datos sobre este país:

  • El color azul representa el mar
  • La línea amarilla al ecuador
  • La división en 2 corresponde al origen de sus habitantes: Micronesia y Polinesia
  • La estrella blanca indica la posición de Nauru, al sur del ecuador
  • El color blanco, el del fosfato
  • Las 12 puntas de la estrella simbolizan las 12 tribus originarias de la isla
© pixabay

Otras curiosidades sobre Nauru:

  • Es la república más pequeña del mundo
  • Nauru no tiene capital oficial, ya que no existen ciudades delimitadas dentro de su territorio
  • Su población total es de solo 11 567 habitantes
  • Es el país con mayor índice de obesidad del mundo
  • Su territorio está arrasado por la extracción de fosfato
  • Todo es prácticamente importado en Nauru
  • Recibe únicamente 200 turistas al año y cuenta con 2 hoteles

Primeros contactos de Nauru con europeos

Se remontan a finales del siglo XVIII, cuando fue descubierta por una expedición ballenera británica. Desde ese momento y hasta la colonización alemana en 1888, Nauru fue un punto de intercambio de agua, bebidas alcohólicas y cocos por armas y bienes. Poco a poco se convertía en un refugio de desertores balleneros.

La isla perteneció a Alemania hasta 1914, después estuvo bajo el mandato conjunto de Australia, Nueva Zelanda y Reino Unido hasta la ocupación japonesa que duró 3 años durante la II Guerra Mundial. Por último, fue administrada por las Naciones Unidas hasta su independencia en 1968.

© wikimedia

El país más rico del mundo

Todo cambió en la isla a principios del siglo XX. La empresa británica Pacific Phosphate Company (posteriormente British Phosphate Commision) negoció con Alemania y empezó a extraer fosfato en Nauru, un recurso muy importante para fertilizantes y que se expandió enormemente en el período de entreguerras.

En estos años los nativos propietarios de tierras, que vivían del coco y el pescado, no entendían como aquellos europeos pagaban tanto por algo que ellos consideraban sin ningún valor. Cabe destacar que durante los primeros años la población de Nauru apenas recibió regalías por la extracción del fosfato.

Poco a poco en los años siguientes las negociaciones y quejas de Nauru terminaron con la compra de la planta en 1970, justo después de su independencia. Durante este período Nauru llega a tener la renta per cápita más alta del mundo.

En los años 70 se dispara el precio del fosfato en todo el mundo  y los espectaculares ingresos convierten a este pequeño país en una burbuja. Sorprenden sus cifras en esta época:

  • Una aerolínea internacional con 5 aviones y 18 destinos.
  • Educación gratuita con estudios universitarios en Australia.
  • Sanidad pública, que incluye dentista y traslado en avión a Australia para tratamientos que no puedan ser cubiertos en los centros médicos de Nauru.
  • Transporte gratuito
  • Periódico del gobierno gratis
  • Electricidad y teléfono a precio irrisorio
  • Un país sin apenas impuestos
  • Se importan trabajadores de otras islas del pacífico para la extracción del fosfato y personal altamente cualificado de Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda.
  • Paro y criminalidad inexistentes, con alrededor de 60 policías.
  • Numerosas acciones en Wall Street, el Nauru House (el rascacielos más alto de Melbourne, con 52 pisos) y otras inversiones repartidas por Asia y Oceanía.

Llega la ruina económica

La extracción de los excrementos fosilizados de aves (fosfato) que tantas alegrías había dado a la isla, pronto comenzó a escasear. Alrededor de 100 millones de toneladas de fosfato se habían exportado y enormes sumas de dinero habían sido dilapidadas en ruinosas decisiones e inversiones.

Para finales del siglo XX el desempleo llegó al 90% y las soluciones a corto plazo para la isla fueron algo rocambolescas: convertir a Nauru en un paraíso fiscal sin necesidad de pisar la isla ni registro de identidad para abrir cuentas bancarias, recibir dinero de Australia a cambio de la creación de un centro de refugiados para enviarle sus solicitantes de asilo, o vender todos sus activos internacionales.

Lo más sorprendente fue que Nauru ha reconocido oficialmente a países a cambio de enormes cantidades de dinero, incluso ha negociado a 2 bandas con territorios con intereses opuestos, como con Sahara Occidental y Marruecos, o Taiwán y China.

© needpix

El país más obeso del mundo

Junto al económico, el otro problema de los nauruanos de estos últimos años es la obesidad, ya que sus habitantes cambiaron su estilo de vida y dieta al entrar en contacto con el mundo occidental.

Los nauruanos eran pescadores, cazadores y recolectores, y al carecer de agricultura tenían problemas de escasez de alimentos cada cierto tiempo, por la llegada de tifones que arrasaban la isla. Esto hizo que su organismo acumulase muchas calorías en forma de grasas como método de supervivencia.

Sin embargo, rápidamente pasaron a una alimentación rica en grasas y azúcares y pobre en fibra, que unido a una vida sedentaria y a su metabolismo acostumbrado a acumular grasas, ha traído a Nauru lo siguiente:

  • Más del 80% de su población tiene obesidad
  • El 30% padece diabetes tipo 2
  • Altos índices de hipertensión y arterioesclerosis.
  • Esperanza de vida de 58 años en hombres, y de 65 en mujeres
  • Sólo el 3% consume fruta
  • Las mujeres ingieren 5000 calorías diarias, los hombres 7500

Tampoco ayuda el hecho de que tener un físico prominente en Nauru es signo de riqueza y poder. Sin duda, este sería el caso opuesto a los habitantes de Okinawa.

© Lorrie Graham/AusAID / wikimedia

Un futuro incierto

En la actualidad, Nauru sigue recibiendo ingresos de Australia por el centro de refugiados, extrae sus últimas cantidades de fosfato a la vez que recibe compensaciones económicas por el deterioro causado por esta actividad. También ingresará de Estados Unidos una ayuda para su recuperación económica a cambio de endurecer las medidas contra el blanqueo de dinero y la evasión fiscal. Otro ingreso para esta nación es la venta de licencias para pescar en sus aguas.

El principal proyecto de futuro próximo para Nauru consiste en la extracción de metales en el fondo de sus aguas, para ello se ha asociado con una compañía especializada en minería de aguas profundas.

¿Será capaz Nauru de revertir la situación actual o la empeorará?

© Matt Robertson / DFAT / flickr

Samoa, la Nochevieja más larga

Falta poco para despedir el 2021…

¿Pensando en los nuevos própositos por los que brindar para dar la bienvenida al próximo año?

Te voy a contar el curioso caso de Samoa.

Como cada año (desde el 2011), Samoa, un pequeño archipiélago en medio del pacífico, será el primer y último lugar en despedir el año (¡sí, como lo oyes!), 24 horas y 1440 minutos es el tiempo que tendrás para ir de Samoa, donde empezará el año, hasta Samoa Americana, dónde finalizará,  ¡en tan sólo 35 minutos de vuelo!

Cambios en el 2011

Las islas de Samoa se encuentran muy cerca del meridiano 180º, que es el opuesto al de Greenwich, su antimeridiano. Este meridiano es la línea internacional de cambio de fecha, y marca a un lado los territorios que empiezan el día, y al otro los que terminan. Esto es así desde que, en 1879, Fleming estableció el meridiano de Greenwich como la línea que fija el horario de referencia mundial. Anteriormente, en 1844, ya se habían establecido 24 husos horarios.

El caso de Samoa es muy particular, y único en el mundo, ya que las islas más occidentales pertenecen al Estado Independiente de Samoa y las islas orientales al de Samoa Americana, con el añadido de que El Estado de Samoa decidió cambiar sus horarios el año 2011. En ese año lo que hicieron fue suprimir el 30 de diciembre (¡sí, ese año el calendario de Samoa tuvo 364 días!) para así ser los primeros en empezar cada día, y desde entonces van un día más adelantados que sus vecinos de Samoa Americana, pese a separarles solo 50km.

Una medida económica

Suprimiendo ese 30 de diciembre del calendario, Samoa se ponía a la par con Australia, Nueva Zelanda y Asia, sus principales socios económicos, ya que empezaba a compartir la misma semana laboral.

No obstante, el gobierno de Samoa ya les había hecho un guiño en 2009, año en el que pasaron de conducir por la derecha a hacerlo por la izquierda, otra medida económica para así poder importar vehículos de sus principales vecinos, que conducen por la izquierda. Para este cambio el gobierno decidió dar 2 días festivos a toda la población y mandaron parar a una hora específica a todos los vehículos (¡podéis imaginar el caos en esos días!). Éste se convertía en el primer cambio de sentido de circulación mundial desde que en 1978 Okinawa lo hizo también, de derecha a izquierda, pocos años después de la devolución del  archipiélago de Estados Unidos a Japón, país donde ya se conducía por la izquierda.

¡A celebrarlo 2 veces!

2 compañías, Samoa Airways y Talofa Airways, ofrecen entre ambas un total de 17 vuelos a precios asequibles (o así solían hacer antes de la situación actual). El trayecto entre Apia (Samoa) y Pago Pago (Samoa Americana), dura poco más de media hora.

No te preocupes si para esta Nochevieja no podemos disfrutar de este acontecimiento, siempre quedará la posibilidad de repetir fechas de cumpleaños o aniversarios en estas exóticas y bellas islas. ¡Ya tienes una buena excusa para visitarlas!

¡Feliz 2022!

Fotos © pixabay