¿Qué islas están separadas por fronteras?

Esta fue la pregunta que me hice, al igual que muchos de vosotros, al terminar la entrada sobre la isla de Los Faisanes.

Como era de esperar, existen en la actualidad numerosas islas compartidas por 2 o 3 países en cada uno de los continentes. Generalmente el motivo de la división de éstas suele ser por razones históricas, pero también la naturaleza ha jugado un papel importante en algún caso, creando nuevas islas compartidas.

Comenzamos por las islas marítimas:

Islas marítimas

Nueva Guinea

Es la de mayor tamaño de esta entrada y segunda isla más grande de todo el mundo, con un tamaño total de 785 753 km2. La isla la comparten Papúa Nueva Guinea, que administra el 59% del territorio (lado oriental), mientras que Indonesia lo hace en el 41% restante.

Curiosamente Nueva Guinea fue compartida durante años por 3 países. Así, la actual Papúa Nueva Guinea estaba separada en 2 mitades, perteneciendo el lado norte a Alemania (desde finales del siglo XIX hasta la Primera Guerra Mundial) y el sur a Reino Unido, quien la administró hasta 1906, cediéndola a Australia poco después de su independencia.

© pixabay
© pixabay

Borneo

Seguimos en Asia, donde también se halla Borneo, la tercera isla más grande del mundo (743 330 km²). Es precisamente la única isla marítima que en la actualidad está dividida en 3 países: Indonesia (73%), Malasia (26%) y Brunéi, que apenas ocupa el 1%.

Irlanda

Con una superficie de 84 421 km², Irlanda está bastante lejos del tamaño de Nueva Guinea y Borneo.  De hecho ocupa el puesto vigésimo a nivel global.

En este caso destaca el predominio en la isla de la República de Irlanda (83%) sobre el Reino Unido (17%). Esto es debido al acuerdo alcanzado en el Tratado Anglo-Irlandés de 1921, tras el final de la Guerra de Independencia irlandesa.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

La Española

En el corazón del Caribe encontramos la isla compartida con más habitantes (21 396 000). La Española, que está administrada en un 64% de su territorio por la República Dominicana y en un 36% por Haití, es también la de mayor diferencia económica entre fronteras (el PIB per cápita es hasta 7 veces mayor en la República Dominicana).

© pixabay
© pixabay

Isla Grande de Tierra del Fuego

Es la isla principal del archipiélago de Tierra del Fuego, en el extremo austral de América. Separada del continente por el Estrecho de Magallanes, es compartida por Chile (61%) y Argentina (39%) desde el Tratado de Límites de 1881. Tras largas conversaciones después de la independencia de ambos países, se decidió establecer una línea imaginaria, de tal forma que el lado oeste correspondería a Chile y el este, a Argentina.

Timor

Es la isla de esta entrada que menos tiempo lleva dividida. La mitad occidental pertenece a Indonesia (51%) y el otro 49% corresponde a  Timor Oriental desde la independencia de Indonesia en 2002, que por cierto fue el primer país en hacerlo en este siglo XXI.

Timor ha vivido varios cambios en los últimos tiempos. Estuvo unificada durante 27 años debido a la invasión indonesia (1975-2002); anteriormente fue compartida por Países Bajos y Portugal, desde mediados del siglo XVIII.

© pixabay
© pixabay

Sebatik

Indonesia comparte hasta 4 islas con otros países. La última de ellas se llama Sebatik y está pegada a Borneo, otra de las islas compartidas. Tiene un tamaño de 452,2 km2 y está separada por dos mitades casi exactas: la norte, que pertenece a Malasia y la sur, a Indonesia.

Usedom

La segunda isla más grande tanto de Alemania como de Polonia se encuentra en la desembocadura del rio Oder, muy cerca de las islas más grandes de cada país: Rügen, en el caso de Alemania; y Wolin, en el de Polonia.

En la Segunda Guerra Mundial fue severamente castigada, con la pérdida de 23 000 civiles. Una vez que finalizó se fijaron los límites territoriales entre Alemania y Polonia, de tal manera que Polonia arrebató el 16% a una isla que hasta la fecha era controlada en su totalidad por Alemania.

Hoy día, Usedom se ha transformado en un importante destino turístico, considerado el lugar más soleado del Mar Báltico.

Isla de San Martín

¿Sabías que Francia comparte isla y fronteras con Países Bajos? Aunque parezca increíble la isla de San Martín está en el Caribe, a unos 200 km de la isla de Vieques de Puerto Rico. Famosa por su espectacular aeropuerto construido al lado de una playa, en ella localizamos la única frontera terrestre de la Unión Europea fuera de Europa.

© pixabay
© pixabay

Completan las islas marítimas otras 5 de menor tamaño:

  • Kataja (0,71 km2 ) y Märket (0,03 km2), con fronteras entre Suecia y Finlandia.

 

  • Koiluoto (0, 03 km2), dividida entre Finlandia y Rusia.

 

  • Passport Island (0,66 km2), una isla artificial compartida por Baréin y Arabia Saudí construida como parte del puente que une ambos países.

 

  • Nova Zemlya (0,56 km2), una isla muy joven que comenzó a formarse por acumulación de sedimentos en la frontera entre Ucrania y Rumania a principios de la década de los 2000.

Islas lacustres

Hay una amplia cantidad de islas lacustres compartidas, generalmente de muy reducido tamaño. Predominan principalmente en las fronteras entre países nórdicos, en las fronteras de éstos con Rusia, y en los Grandes Lagos que separan Canadá y Estados Unidos.

Por encima de todas me llamó la atención Treriksröset, un pequeño islote artificial construido en el lago Goldajärvi en 1926, donde se cruzan las fronteras de Suecia, Noruega y Finlandia. Se puede acceder al islote mediante pasarelas conectadas desde cada uno de los 3 países soberanos.

Islas fluviales

Al igual que sucede en los lagos, en los ríos se concentra una gran cantidad de islas. De nuevo podemos hallarlas en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, y en las fronteras entre los países nórdicos. También existen muchas islas compartidas en ríos de la cuenca del Amazonas.

En este apartado destaco la famosa isla-cárcel Martín García, una ínsula situada en el estuario Río de la Plata, que en la década de 1980 se unió a la isla uruguaya Timoteo Domínguez, creando así la única frontera terrestre entre Argentina y Uruguay.

© Roberto Fiadone / wikimedia
© Roberto Fiadone / wikimedia

El caso de Chipre

Para finalizar te contaré el enrevesado caso chipriota, en el que la República de Chipre controla de facto el 60% de su territorio, Chipre del Norte el 35%, Reino Unido mantiene las Bases Soberanas de Akrotiri y Dhekelia (3%), y Nacionaes Unidas tiene bajo control una zona desmilitarizada que supone el 4%.

Sin embargo, Chipre del Norte solo es reconocida por Turquía. Por esta razón la República de Chipre tiene la soberanía de jure sobre toda la isla excepto en las bases de Reino Unido.

Las mejores islas privadas del mundo (segunda parte)

Continúa la primera entrega de las mejores islas privadas del mundo con otras 8 islas únicas, incluyendo a la ganadora:

Laucala, Fiyi

Fiyi repite en las nominaciones con Laucala, una de las 3 pequeñas islas situadas al este de Taveuni, la tercera más grande del país.

Esta isla de 12 kilómetros fue propiedad del magnate editorial Malcolm Forbes hasta 2003, año en que fue traspasada por 7 millones de libras esterlinas al cofundador de Red Bull, Dietrich Mateschitz. A raíz de la venta, la isla sufrió una rápida transformación. En sus inicios fue retiro privado del empresario austriaco y posteriormente se convirtió en el actual resort isleño de lujo.

Los atractivos de Laucala incluyen un campo de golf de 18 hoyos, 6 caballos disponibles para los aficionados de la equitación, y 25 villas de estilo fiyiano rodeadas de selva y espectaculares playas.

Necker, Islas Virgenes Británicas

De Laucala llegamos a Necker, otra isla propiedad de un multimillonario. En este caso hablamos del británico Richard Branson, conocido por la marca Virgin.

La isla, con un total de 20 habitaciones, se alquila en exclusividad a un precio de 105 000 dólares la noche (máximo 40 huéspedes). No obstante, existen las denominadas “semanas de celebración”, fechas en las que Necker Island se abre a un mayor abanico de clientes, permitiendo reservar cada una de las habitaciones de forma separada, compartiendo así el resort con otros clientes.

Necker Island está comprometida con el desarrollo sostenible, con la firme intención de que funcione completamente con energía renovable. Una excelente propuesta para este lugar de playas cristalinas, donde habitan tortugas, garzas y flamencos.

© Mazzy02 / wikimedia
© Mazzy02 / wikimedia

North Island, Seychelles

La segunda de las islas Seychelles, también de origen granítico, se ubica a solo 43 kilómetros al oeste de Cousine Island.

Esta ínsula tiene un interesante pasado, dado que se conocen documentos que datan de una expedición en 1609 de la Compañía Británica de las Indias de Oriente. En ellos se menciona la existencia de una gran población de tortugas gigantes de tierra.

Posteriormente, durante los siglos XIX y XX, North Island fue explotada por sus propietarios para la plantación de frutas y especies, así como para la producción de guano, aceite de pescado y copra.

En 2003 se apostó por reconvertir la isla en un selecto destino turístico, con la construcción de 11 villas de lujo. En estos últimos años se han ido realizando tareas de conservación, como el restablecimiento de especies nativas de flora y fauna.

© Gerard Larose / wikimedia
© Gerard Larose / wikimedia

Satellite Island, Australia

La próxima nominada nos lleva hasta las costas más australes de Australia (valga la redundancia). Allí, en el canal D’Entrecasteaux, que separa la isla Bruny y Tasmania, se halla esta pequeña isla privada. Posiblemente se trata de la que tiene el clima menos atractivo y quizás la menos lujosa, pero es ahí donde reside la magia de Satellite Island.

El tiempo se detiene en ella, la vida se ralentiza de manera que comenzamos a apreciar la sencillez de las cosas en esta isla virgen: una hoguera mientras contemplas el atardecer, un paseo por la playa en busca de tesoros marino, pescar y cocinar los ejemplares frescos sobre guijarros. Estos son solo algunos de los atractivos de este recóndito lugar.

Contratar Satellite Island en exclusividad tiene un coste mínimo de 2050 dólares por noche para 2 personas (estancia mínima de 2 noches) e incluye desayuno gourmet, provisiones esenciales e incluso un suministro interminable de ostras.

Song Saa, Camboya

A continuación te hablaré de Song Saa, situada a tan solo 500 metros de Koh Rong, la isla más famosa y segunda más grande en extensión de Camboya, tras Koh Kong.

Song Saa alberga un espectacular complejo de 5 estrellas rodeado de mar y jungla, con un total de 27 villas de diseño culminadas con techos de paja. Los precios oscilan entre los 890 dólares por noche de la más sencilla y los 3590 de la Villa Real. Esta última se trata de una impresionante construcción por encima del agua, a la que se accede por puentes de madera y destaca por su enorme piscina privada de 33 metros cuadrados.

© SongSaa12 / wikimedia
© SongSaa12 / wikimedia

The Brando, Polinesia Francesa

A simple vista, el siguiente nominado puede parecer que se trata solamente de un lujoso resort, pero The Brando no solo es el único alojamiento sobre la pequeña isla Motu Onetahi, en la Polinesia Francesa, sino que también lo es en todo el espectacular atolón Tetiaroa, formado por otros 12 islotes que rodean una laguna central de 7km de longitud.

Tal fue el flechazo de Marlon Brando con este impresionante escenario en el rodaje de la película “Rebelión a Bordo”, que el actor decidió comprar el atolón en 1967.

“Mi espíritu siempre se calma cuando me imagino por la noche en mi isla del Pacífico. Si tengo oportunidad voy a hacer de Tetiaroa un lugar que recuerde a los tahitianos lo que son y lo que fueron” Marlon Brando.

 

Brando fue un fiel defensor de la belleza natural de Teitaroa y, convencido de ello, en 1999 comenzó a entablar conversaciones con Richard Bailey, quien había creado algunos de los mejores resorts de la zona, para establecer un complejo de lujo sostenible con ayuda de las últimas tendencias tecnológicas.

The Brando vió la luz en 2014, 10 años después de la muerte del actor. Actualmente está considerado como uno de los mejores ejemplos de eco-lujo del mundo.

© Saga70 / wikimedia
© Saga70 / wikimedia

Velaa, Maldivas

Maldivas es el cuarto país insular que repite junto con Filipinas, Seychelles y Fiyi. Esta vez nos trasladamos al atolón Noonu, uno de los más septentrionales del país, donde se encuentra Velaa, la última de las finalistas.

Velaa, que significa isla de la Tortuga en el idioma local, fue nombrada así por ser el lugar elegido por varias generaciones de tortugas marinas para anidar. Este motivo fue clave en su diseño, ya que, si observamos la isla a vista de pájaro, podemos apreciar como este resort emula a una tortuga: sus villas construidas sobre el agua dan forma a la cabeza, mientras que la isla en sí simula ser el caparazón. No podían faltar las extremidades, con edificaciones conectadas con la isla principal mediante puentes de madera.

Y la ganadora final fue...

Thanda Island (Tanzania), elegida la mejor isla privada del mundo por quinto año consecutivo.

Para encontrarla, tenemos que buscar esta isla al sur de Dar es-Salam. La localizaremos en la Reserva Marina de la isla de Shungimbili, a 13 kilómetros al norte de de la isla de Mafia.

Para llegar a Thanda, la mejor forma es en helicóptero desde Mafia (entre 15-45 minutos dependiendo de las condiciones climáticas).

Con solo 1 villa de lujo en una superficie de 5,5 hectáreas, esta isla es toda una garantía de exclusividad, donde podremos descansar y desconectar o nadar entre tiburones ballenas y tortugas por un precio de 25 000 dólares la noche (mínimo 5 noches).

Y tú ¿por cuál te decides?

Las mejores islas del mundo

Como cada año, los prestigiosos premios World Travel Awards, conocidos como los “Oscars” de la industria del turismo, eligieron las mejores islas del mundo. Se tratan de 21 islas, archipiélagos o países insulares en los que están representados todos los continentes.

¿Cuáles son las mejores islas del mundo?

Seguro que encontrarás sorpresas entre las elegidas.

 

Comenzamos por las 20 finalistas por orden alfabético:

Bali, Indonesia

La primera de ellas es esta famosa isla tropical conocida como la “isla de los Dioses”,  por sus más de diez mil templos. Bali es una de las islas muy completa donde además podrás relajarte en sus playas y explorar su naturaleza donde predominan volcanes, selvas y arrozales.

Esta isla es una de las candidatas habituales de estos premios, de las 14 ediciones ha sido nominada en 12 ocasiones, una de ellas como ganadora.

© pixabay
© pixabay

Barbados

Nos vamos al Caribe más oriental, aquí se encuentra este curioso país insular formado por una única isla (recordemos que solo existen otros 2 casos de países insulares en el mundo).

No es casualidad que Barbados sea conocido como “Little Britain” ya que aún conserva fuertes lazos con Reino Unido, con gran flujo de visitantes británicos y una bella arquitectura colonial.

Famosa por su colorido carnaval veraniego, esta isla bastante plana y de origen coralino, nos sorprenderá con auténticas playas de ensueño.

Cayo Ambergris, Belice

Al noreste de Belice y en las inmediaciones del estado mexicano de Quintana Roo, se halla esta isla, que con una superficie de 64 km² es la mayor de este país, el único de habla inglesa de Centroamérica.

Esta isla se encuentra en la segunda mayor barrera de arrecife de coral de todo el mundo. Una maravilla natural en la que destaca un lugar, el Gran Agujero Azul; además de una gran cantidad de islas paradisiacas como nuestra famosa Little Peter Oasis.

Bora Bora, Francia

Rodeada de una impresionante laguna turquesa y arrecife de coral, esta pequeña isla montañosa de la Polinesia Francesa, seguramente sea el atolón más famoso del mundo.

Sorprendentemente Bora Bora  ha sido nominada solo en las 2 últimas ediciones de estos premios.

© pixabay
© pixabay

Cerdeña, Italia

La primera de las 2 islas italianas nominadas, combina a la perfección playas de aguas cristalinas con una rica historia, que le ha valido para ganarse un puesto entre las finalistas en los 6 últimos años.

Cozumel, México

En las últimas ediciones viene siendo habitual encontrar entre las elegidas a Cozumel, la tercera isla mexicana de mayor tamaño, con 16 km de ancho por 48 km de largo.

Traducida del idioma maya como “Tierra de Golondrinas “, conserva aún importantes vestigios de esta antigua civilización, pero principalmente destaca por ser uno de los mejores destinos para bucear de todo el mundo.

© pixabay
© pixabay

Creta, Grecia

La mayor de las islas griegas y cuna de la civilización minoica. Es una de las islas más completas no solo de Grecia, sino de todo el Mediterráneo. En ella tenemos gran variedad de opciones para elegir, destacando sus ciudades Heraclión y Chania, encantadores pueblos, playas únicas y lugares mágicos para empaparte de la mitología cretense.

Fiyi

De nuevo nos topamos con otro espectacular país insular, esta vez en medio del océano Pacífico. Este paradisiaco estado tiene 330 “razones” para seguir mucho tiempo en esta lista.

Hawái, Estados Unidos

Seguimos en el Pacífico, pero en esta ocasión cientos de km al noreste. Allí encontramos este archipiélago de exuberante vegetación y cascadas de película, enorme actividad volcánica, mucha aventura y espectaculares playas como Lanikai o Papakolea.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Holbox, México

Playas de fina arena blanca, manglares, cenotes, una gran cantidad y variedad de aves, mucho colorido y arte callejero o ausencia de coches son varios de los reclamos de Holbox. Además es una de las islas donde poder gozar del fenómeno de bioluminiscencia.

Este último año, Holbox ha sido junto a Siargao las grandes novedades en la lista.

© pixabay
© pixabay

Islas Cook, Nueva Zelanda

Llevaban muchos años a la sombra de sus vecinas de la Polinesia Francesa. Gracias a ello, tenemos aún la posibilidad de ver maravillas de la naturaleza como Aitutaki, a precios muy asequibles.

Por decimotercer año consecutivo, las Islas Cook siguen reservando su hueco entre las mejores islas del mundo.

Jamaica

Volvemos al Caribe, a la cuna del reggae, una exótica isla que siempre ha ocupado un lugar entre las finalistas.

Jamaica cuyo significado es “tierra de la madera y el agua”, posee playas de ensueño y una naturaleza salvaje con bosques casi impenetrables. No faltan motivos para visitar la tercera isla más grande del Caribe.

© pixabay
© pixabay

Maldivas

1196 islas distribuidas en 26 atolones forman este bello mosaico de islas dispersas a lo largo del océano Índico.

Mundialmente conocidas, no es de extrañar que hayan ganado estos premios en 3 ocasiones.

Mauricio

Aunque bastante alejado, Mauricio guarda ciertas similitudes con Maldivas, ya que se trata de un país insular, está ubicado en el océano índico y se ha alzado también 3 veces con el galardón.

Siguiendo la comparación entre ambos países, no es equiparable a Maldivas en playas, pero sí posee una amplia variedad paisajística: con volcanes, bosques o cuevas.

© pixabay
© pixabay

Santa Lucia

Una isla volcánica principal rodeada de 2 islotes. Santa Lucía se trata de un pequeño e idílico país insular, un clásico en estos World Travel Awards, con 13 nominaciones.

Seychelles

De nuevo aparece en la lista otro país insular, formado por 115 islas tropicales.

Seguramente tengas la misma imagen de estas islas en tu cabeza que en la mía, hablamos de la playa Anse Source d’Argent, en la isla de la Digue. Reconocible por sus colosales rocas de granito y palmeras, es una de las más fotografiadas del mundo.

© pixabay
© pixabay

Siargao, Filipinas

La única representante del Sudeste Asiático de esta última edición, es además debutante entre las finalistas de estos premios.

Destino popular entre surferos, Siargao nos ofrece naturaleza en estado puro que incluye mares de palmeras o lagunas de película entre manglares. Además está rodeada de pequeñas islas de gran belleza natural como Guyam.

Sicilia, Italia

La isla más grande del Mediterráneo es otra de las que no ha faltado en estas 13 últimas ediciones gracias a sus templos, localidades repletas de historia, playas de aguas cristalinas y el gran Monte Etna, símbolo de Sicilia.

© pixabay
© pixabay

Turcas y Caicos, Reino Unido

40 islas forman este territorio británico de ultramar que se halla al sureste de Bahamas.

Famosas por la práctica del buceo y el esnórquel, aquí se localizan algunas de las mejores playas del Caribe.

Zanzibar, Tanzania

Y para finalizar, este famoso archipiélago africano. En otros tiempos fue lugar de tránsito de esclavos, sin embargo hoy día es un destino muy demandado por miles de turistas que buscan tranquilidad y playas infinitas.

Y la ganadora fue...

Madeira, elegida la mejor isla del mundo por sexto año consecutivo.

A diferencia de otras islas que hemos visto en esta entrada, Madeira no destaca especialmente por sus playas, pero si por sus piscinas naturales, muchas de ellas acondicionadas para el turismo.

No obstante, los más playeros tienen en Porto do Santo (la otra isla habitada de este archipiélago) un extenso arenal, el cual ocupa prácticamente la totalidad de la costa oriental de la isla.

La llamada “Perla del Atlántico” es un destino ideal para disfrutar de la naturaleza, con numerosos senderos que transcurren por su escarpado terreno. Un sinfín de opciones para los amantes del mar, bellos pueblos y rica gastronomía son otros de sus principales atractivos.

 

Las más premiadas

Madeira 6 (2015,2016,2017,2018,2029,2020)
Maldivas 3 (2008,2012,2013)
Mauricio 3 (2009,2010,2011)
Bali 1 (2014)
T. y Caicos 1 (2006)

Y tú ¿qué islas nominarías para los World Travel Awards?

Islas para disfrutar de las auroras polares

Con la llegada del otoño aumentan las probabilidades de ver uno de los fenómenos de luminiscencia que nos regala la naturaleza más espectaculares y deseados por todos nosotros, las auroras polares. Éstas son conocidas como auroras boreales en el hemisferio norte y auroras australes, en el hemisferio sur.

Solo unas zonas ubicadas en una estrecha franja, cercana a los polos, tienen reservado tal privilegio. Para la mayoría de nosotros, solo nos queda disfrutar de los numerosos videos y fotos que tenemos a nuestro alcance en la Red, mientras soñamos con poder visitar uno de estos sitios alguna vez en la vida y, con suerte, ser testigo de este mágico acontecimiento que nos proporcione una experiencia única.

Mitos y leyendas

Las auroras siempre han dado pie a todo tipo de mitos y leyendas. Nuestros antepasados creían ver en ellas dragones, serpientes voladoras, puentes de fuego construidos por los dioses o espíritus danzando.

Por otro lado, en el pueblo sami existe la leyenda de un zorro, con el que soñaban muchos cazadores, ya que atraía riqueza. Se dice que este animal mitológico atraviesa las mesetas árticas, mientras golpea con su cola en la nieve, provocando las chispas que hacen posible la aparición de las auroras.

¿En qué islas podemos ver las auroras polares?

Se pueden divisar en aquellos lugares que se encuentran a lo largo del “óvalo de las auroras”, una  franja que rodea tanto el polo norte como el polo sur, donde, por extraño que parezca, la visibilidad es mucho más alta que en los propios polos. Por ello he elegido una serie de islas que se encuentran en el interior de estas líneas imaginarias.

Auroras Boreales

Groenlandia, Dinamarca

Comenzamos por la isla más grande del mundo, que refleja lo anteriormente comentado, ya que aquí es mejor la visibilidad de auroras en la parte sur de la isla, la más alejada del polo norte.

Por su situación y escasa contaminación lumínica, es un excepcional lugar para disfrutar de este fenómeno.

Cuándo ir: desde mediados de agosto hasta abril

© Nick Russill / flickr

Isla de Baffin, Canadá

Nos vamos a esta isla canadiense, otra de las más grandes del mundo. Ubicada ligeramente al norte del cinturón de auroras. De nuevo nos tendremos que desplazar al sur para ver esta danza de colores.

Iqaluit, una pequeña localidad y principal población al sur de la isla, es una excelente localización, eso sí, solo apta para valientes ya que esta isla canadiense sufre el vórtice polar, siendo después de Siberia uno de los puntos más fríos del planeta.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

Islandia

Cruzamos el océano Atlántico para llegar a Islandia, que junto con el norte de Escandinavia, goza de la mejor ubicación en Europa. Con la ventaja añadida de que el clima islandés es ligeramente más benévolo en invierno.

Islandia, al igual que sus islas Vestman, son una estupenda elección en todo viaje a la caza de auroras, donde estaremos rodeados de volcanes y géiseres.

¿Qué mejor plan qué contemplarlas en uno de sus baños termales al aire libre?

Cuándo ir: finales de agosto hasta abril

© Victor Montol / flickr

Islas Feroe, Dinamarca

Menos de 500km separan Islandia de estas remotas islas, que pertenecen a Dinamarca.

Muchos de nosotros probablemente no asociemos las auroras con estas islas, pero lo cierto es que, además de su extraordinaria belleza natural, son otro destino muy propicio para ello.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

Islas Shetland, Reino Unido

Nos desplazamos 200 km al sureste, hasta las desconocidas islas Shetland. Tienen la particularidad de ser el archipiélago más septentrional del Reino Unido, y a su vez son las islas más meridionales de esta entrada donde poder ver aurora boreales.

El mayor inconveniente, al igual que en muchas partes del Reino Unido, es la continua nubosidad en sus cielos, por lo que debemos ser pacientes.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

© Keane Beamish / flickr

Islas Lofoten, Noruega

¿Recuerdas aquel famoso estadio de fútbol ubicado en estas islas?

En las Lofoten emergen escarpadas montañas desde el mar convirtiéndose en, además de uno de los parajes más espectaculares de toda Noruega, uno de los mejores lugares del mundo para ver auroras.

Cuándo ir: desde septiembre hasta abril

© pixabay

En cualquiera de las 3318 islas del Lago Inari, Finlandia

Las cifras de este lago son enormes, ya que alberga 3318 islas en una extensión total de 1040,28km², siendo uno de los más grandes de Europa.

Esta zona de Laponia, de gran tradición navideña, cuenta con una amplia y variada oferta alojativa que incluye hoteles, cabañas de troncos, e incluso la posibilidad de alojarte en iglús.

Cuándo ir: desde mediados de agosto hasta abril

Auroras Australes

Isla Grande de Tierra del Fuego , Argentina y Chile

Si queremos ver auroras australes en América, tenemos que desplazarnos muy lejos, hasta esta isla compartida por Chile y Argentina, donde se encuentra la localidad de Ushuaia, conocida como “el fin del mundo” por su cercanía a la Antártida.

No obstante, las duras condiciones climatológicas de esta zona hacen aconsejable dedicarle algunos días para tener opciones de éxito.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

Isla Stewart e isla Sur, Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda tenemos las mayores probabilidades de ver auroras australes de toda Oceanía. Por su cercanía al polo sur, la isla Stewart es el mejor lugar, de hecho la traducción del lenguaje maorí  literal del nombre del Parque Nacional Rakiura es “tierra de los cielos brillantes”.

También tenemos gran visibilidad en la isla Sur, donde la aurora nos deja sorprendentes momentos como el registrado en esta fabulosa instantánea tomada en el lago Ellesmere, cerca de la ciudad de Christchurch.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

© Ben / flickr

Tasmania, Australia

Por último, si hay un lugar idóneo en Australia para presenciar las “luces del Sur”, ese no es otro que la isla de Tasmania, otro privilegiado paraíso de la naturaleza que además puede presumir del mejor clima de todos los lugares comentados en esta entrada, con inviernos templados, que raramente sufren heladas.

Cuándo ir: desde marzo a septiembre

© Jamen Percy / wikimedia

Y tú… ¿has logrado presenciar ya este espectacular fenómeno natural?

10 lugares (en islas) imprescindibles para disfrutar del otoño

Este pasado 22 de septiembre comenzó el otoño en el hemisferio norte, y como cada año el verde dará paso a otros colores, que van a ir poco a poco adquiriendo protagonismo.  En breve, en el paisaje predominarán tonos que van desde el amarillo, el marrón, el naranja hasta el rojo.

¿Qué islas brillan en otoño?

Por suerte, muchas de las postales otoñales más famosas del mundo las encontramos también en islas repartidas por todo el planeta.

A continuación, 10 lugares isleños que relucen en esta estación del año:

HONSHU (Japón)

Comenzamos este recorrido otoñal en Honshu, la isla principal de Japón, aunque realmente en cualquier rincón de este país se vive con gran pasión la llegada del kōyō.

Al igual que ocurre en la primavera, generalmente con el florecimiento de los cerezos, es muy popular salir a contemplar los colores de esta estación tan especial en el país nipón. A esta costumbre se le llama “momijigari”, que literalmente significa “caza de hojas otoñales”.

He elegido Arashiyama, en Kioto, ya que aparte de ser el bosque de bambú más conocido, es también uno de los iconos otoñales del país.

Pese a que ya en el mes de septiembre se puede apreciar los colores del otoño en latitudes más septentrionales, como en la isla de Hokkaido, es a partir de mediados de octubre cuando podremos disfrutarlo en Honshu.

© Takeshi Kuboki / flickr

NAMISEOM (Corea del Sur)

Nos trasladamos ahora muy cerca de Japón, a Corea, otro país donde sus ciudadanos se vuelcan con numerosas actividades acompañadas por un clima bastante propicio en este periodo del año. Tanto es así que hay un dicho coreano que hace referencia a ello,»el otoño es la estación en que el cielo es alto y los caballos engordan».

Uno de los mejores lugares en Corea del Sur que debemos visitar, entre septiembre y noviembre, es la isla Namiseom, conocida también como Nami. Esta isla es la más visitada del país y su origen es un tanto curioso, ya que no es una isla natural, puesto que surgió al construir una presa en la zona.

Gracias a esta construcción, la isla Nami es una buena excusa para viajar a Corea en otoño.

©Atibordee Kongprepan/flickr

TAIWÁN

Taiwán tiene mucho encanto, tanto que los portugueses la llamaron Formosa a esta montañosa y boscosa isla. A pesar de su latitud y clima tropical, gracias a su altitud media, es posible contemplar la belleza del otoño en varios puntos de la isla.

Uno de ellos es el pintoresco bosque de Alishan, aunque en este caso, debido a la latitud de Taiwán, la llegada del otoño se retrasa en este paraje, siendo diciembre el mes más indicado para visitarlo.

© pixabay

ISLA DE BLED (Eslovenia)

De Asia nos vamos a Europa, al lago Bled, todo un símbolo esloveno. En esta pequeña isla, tan solo hay espacio para la iglesia de la Asunción de María, desde donde tenemos unas fabulosas vistas al lago que le rodea, el extenso bosque que llega hasta la orilla, y las altas montañas del fondo.

© pikpik

ISLA DE GRAN BRETAÑA (Reino Unido)

La isla de Gran Bretaña cuenta con cientos de lugares excepcionales para disfrutar del otoño y uno de ellos se trata del bosque de Dean.

Situado en Inglaterra y a pocos kilómetros de Gales, este bosque es uno de los más antiguos del país. En él predomina el roble, siendo también muy común el castaño y el haya.

© Eric Soons / geograph.org.uk

ISLANDIA

El otoño islandés es el más madrugador de esta entrada, ya que comenzó a finales de agosto, no obstante es una estación bastante breve en estas latitudes ya que para finales de octubre el invierno ya hace acto de presencia en esta gran isla volcánica.

En esta época otoñal me sorprendió gratamente la zona del lago Myvatn y en particular el área de Dimmuborgir, con unas bonitas formaciones rocosas producto de la actividad volcánica.

© coleccionistasdeislas

LA PALMA (España)

En esta isla, conocida popularmente como “la Isla Bonita”, se encuentra uno de los paisajes otoñales más famosos de toda España, el bosque de los Tilos, que alberga una de las muestras más importantes de laurisilva del archipiélago canario.

Esta reserva natural es un lugar perfecto para amantes del senderismo,  con rutas de gran belleza que incluyen majestuosos miradores y una sorprendente cascada.

© coleccionistasdeislas

MANHATTAN (Estados Unidos)

Al pensar en una isla de Estados Unidos en otoño, es inevitable que Manhattan sea la primera opción que se me pase por la cabeza.

Central Park y los mercados navideños son dos de los principales atractivos para que noviembre sea un mes ideal para visitar Manhattan.

© pixabay

Y por último tenemos 2 destinos en el hemisferio sur, aunque tendremos que esperar a marzo para poder disfrutarlos

ISLA GRANDE DE TIERRA DEL FUEGO (Argentina y Chile)

Al sur del continente americano, más allá del Estrecho de Magallanes, nos encontramos esta isla compartida por Argentina y Chile. Aquí el otoño es una época muy propicia para visitarla, ya que comienza a aminorar su marcha el viento sudoeste, que azota fuertemente la isla desde agosto hasta marzo.

En Ushuaia, que durante mucho tiempo ha sido la ciudad más austral del mundo, el paisaje se tiñe de rojo y amarillo antes de la llegada de las primeras nieves.

ISLA SUR (Nueva Zelanda)

Terminamos este viaje otoñal en Oceanía, en la isla más meridional de las dos principales de Nueva Zelanda, la isla Sur.

Aproximadamente en la parte central y muy cerca de los Alpes del Sur, se localiza el lago Tekapo, que si bien es un magnifico lugar para cada estación del año, a partir de marzo su orilla se tiñe de unos tonos amarillentos, que hacen de este lugar, un imprescindible en toda ruta neozelandesa.

© pixabay

¿Qué otras islas añadirías a esta lista?

Las 7 Maravillas del Mundo construidas en islas

En el año 2007, con motivo de la fecha 07/07/07, se llevó a cabo una iniciativa para votar las Nuevas 7 Maravillas del Mundo, con el objetivo de ser conmemoradas cada 7 de julio a nivel internacional. Esta idea fue impulsada por el empresario Bernard Weber, fundador de New7Wonders y después de alrededor de 100 millones de votos.

En este artículo veremos cuáles fueron las 7 Maravillas del Mundo construidas en islas que salieron de esa votación, pero antes repasamos las 7 seleccionadas a nivel general:

  • Chichén Itzá, en la península de Yucatán (México)
  • El Coliseo Romano, Roma (Italia)
  • La estatua del Cristo Redentor, en Río de Janeiro (Brasil)
  • La Gran Muralla China, en China
  • Machu Picchu, en Cuzco, (Perú)
  • Petra, en Jordania
  • El Taj Mahal, en Agra (India)

¿Por qué se eligieron 7 maravillas?

Para responder a esta pregunta nos tenemos que remontar siglos atrás, a la época de la Antigua Grecia. Debido a los viajes, lugares y monumentos visitados, el gran historiador y geógrafo Heródoto pudo comparar varios monumentos, y fue el primero en elaborar una lista de las grandes maravillas de su época. (siglo V a.C.).

Poco después, diversos autores griegos siguieron elaborando listados. Sin embargo es ya en el siglo XVI cuando encontramos la lista con más consenso y reconocimiento, la del pintor neerlandés Martin Van Heemskerck, quien recopiló las maravillas reconstruyéndolas a su vez en sus obra.

Estas son las 7 Maravillas del Mundo Antiguo:

  • La Gran Pirámide de Guiza
  • Los Jardines Colgantes de Babilonia
  • El Templo de Artemisa
  • La Estatua de Zeus en Olimpia
  • El Mausoleo de Halicarnaso
  • El Coloso de Rodas
  • El Faro de Alejandría
Coloso de Rodas © wikimedia

El motivo del número 7

En cuanto a este número la razón responde a la concepción helena, que consideraba a la cifra prima más alta como el número asociado a la perfección y a lo divino. Así, desde un primer momento se asoció esta cifra con las fases de la luna, los días de la semana o los planetas conocidos en aquella época.

El médico griego Hipócrates decía lo siguiente:

“El número siete, por sus virtudes ocultas, tiende a realizar todas las cosas; es el dispensador de la vida y fuente de todos los cambios, pues incluso la Luna cambia de fase cada siete días: este número influye en todos los seres sublimes.”

El resultado de la votación en islas

Esta lista seguramente no la hayas visto antes, ya que engloba a aquellos monumentos construidos únicamente en islas del mundo. Para ello se ha tenido en cuenta los datos de la votación final del 2007.

Empire State Building, isla de Manhattan (Estados Unidos)

Comenzamos con el Empire State Building que, con sus 443,2 metros, es el rascacielos más famoso de la isla de Manhattan. No es el más alto, (sí lo fue durante nada menos que 40 años hasta la construcción de las Torres Gemelas y durante los 13 años siguientes a la destrucción de éstas) ni tampoco es que sea el estéticamente más bonito pero, por su situación en el corazón de la isla y sus 89 años de historia, el Empire State es todo un emperador de Manhattan.

© pxfuel

Estatua de la Libertad, isla de la Libertad (Estados Unidos)

Seguimos en Nueva York, en este caso al sur de Manhattan, en la desembocadura del río Hudson. Allí se sitúa la isla de la Libertad, muy cerca de la isla Ellis, que ya vimos en islas de cuarentena.

La Estatua de la Libertad fue un regalo de Francia a Estados Unidos en 1886 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia americana. Construida en Francia por piezas, fue trasladada a Nueva York por el Atlántico a bordo de una fragata.Es el monumento de la lista más visitado, con una cifra de 4 335 431 de turistas en el último año.

© pxhere

Kiyomizu-dera, isla de Honshu (Japón)

Este monumento ubicado en la isla de Honshu, la principal de Japón, fue fundado en el año 778. El Templo Kiyomizu-dera es conocido como “Templo del Agua Pura”, ya que según la leyenda, Enchin, un monje proveniente de Nara, a raíz de un sueño que tuvo recorrió un limpio arroyo hasta hallar una cristalina cascada que descendía del monte Otowa.

Sin duda, este templo es un lugar ideal para disfrutar de la belleza de un complejo religioso integrado en un bosque de arces, que podremos contemplar desde un mirador que nos ofrece también unas vistas maravillosas de la ciudad de Kioto.

© coleccionistasdeislas

Moáis, isla de Pacua (Chile)

Perdida en medio del océano Pacífico encontramos esta pequeña y mágica isla donde los rapanui construyeron alrededor de 900 Moáis, las gigantescas estatutas características de esta isla.

Envuelta en muchos misterios aún por resolver, Pascua  (uno de los sueños por cumplir de muchos de nosotros) va desvelando poco a poco algunos de sus enigmas.

© pixabay

Palacio Imperial de Tokio, isla de Honshu (Japón)

El segundo monumento japonés de nuestras 7 Maravillas del Mundo es, desde hace más de 150 años, la residencia oficial de la familia imperial japonesa y está situado en los terrenos del antiguo castillo de Edo, en el centro de Tokio.

Este palacio fue reconstruido en 1968, después de ser destruido en la Segunda Guerra Mundial.

© coleccionistasdeislas

Stonehenge, isla de Gran Bretaña (Reino Unido)

Al igual que le ocurre a los Moáis de la isla de Pascua, Stonehenge es otro de los lugares más enigmáticos del mundo. Esta gran estructura de gigantes rocas se construyó hacia el año 3100 a.C. pero se desconocen muchos datos esenciales como sus autores o la finalidad, aunque se cree que pudo ser un centro de ritos prehistóricos alineados con el movimiento del Sol.

© pxfuel

Torre de Londres, isla de Gran Bretaña (Reino Unido)

La Torre de Londres,  ubicada junto al Támesis, es uno de los monumentos de visita obligada de la capital británica. Conocido por ser el sitio donde se guardan las Joyas de la Corona, su construcción data del año 1070 y desde sus inicios ha desempeñado varias funciones: desde residencia de la Familia Real hasta una prisión; así que no es de extrañar los numerosos relatos y leyendas que circulan sobre este lugar.

En ella se han condenado y ejecutado muchos monarcas, reinas, escritores y clérigos, como Ana Bolena (Esposa de Enrique VIII).

© pixabay

¿Qué te parecieron estas 7 Maravillas? ¿Se quedaron fuera varias de tu lista?