12 islas ideales para viajar según el mes de vuestra luna de miel

Esta entrada está especialmente dedicada a aquellos enamorados que habéis decidido dar el gran paso pero aún no tenéis clara la fecha para vuestra boda. También para aquellos de vosotros que os habéis casado pero tuvisteis que aplazar ese viaje soñado.

Voy a proponeros 12 islas, archipiélagos o países insulares que vienen como anillo al dedo (nunca mejor dicho) a cada uno de los 12 meses del año.

Enero

Kauai, naturaleza en estado puro

La primera recomendación es una magnífica isla hawaiana que saltó a la fama por ser el escenario de la película “Parque Jurásico”.

No es de extrañar que se la conozca como la “isla jardín”, puesto que destaca por su intacto verde interior repleto de cascadas, ríos y valles. En ella disfrutaréis de los acantilados de Nā Pali y el Cañón Waimea, auténticas obras de arte de la naturaleza. Además, tendréis la oportunidad de visitar algunas de las playas menos concurridas de Hawái.

Preparaos para una activa luna de miel repleta de aventuras, con espectaculares cielos estrellados y lo más simpático de la isla: sus gallos y gallinas salvajes… ¡hay miles y están por todos los rincones!

¿Por qué Kauai en enero?

Es importante saber que aparte de sus cálidas temperaturas durante todo el año, enero es el segundo mes con menos días de lluvias. Además hay que tener en cuenta algo muy importante, evitaréis cualquier posibilidad de que un huracán os pudiese estropear el viaje.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Febrero

Venecia, la ciudad de los enamorados

¿Quién no ha oído hablar de la “ciudad de los canales”?

Es un placer cruzar por sus puentes, recorrerlos en góndolas y vaporettos, perderte entre sus calles y descubrir bellos rincones entre plazas y edificios con siglos de historia.

Es difícil encontrar un destino tan elegante y romántico como Venecia, de ahí que sea conocida también como la “ciudad de los enamorados”.

¿Por qué Venecia en febrero?

Entre octubre y enero es muy común el acqua alta, nombre con el que se conoce a las mareas que inundan el archipiélago veneciano. Sin embargo, las probabilidades de que este fenómeno ocurra disminuyen a partir de febrero, mes que coincide con el carnaval, principal motivo para viajar en esta época del año.

Marzo

Japón, cerezos en flor y playas tropicales

¿Tenéis la posibilidad de disfrutar de un mes entero para vuestra luna de miel entre marzo y abril? Si es así, no lo dudéis, Japón es un destino perfecto por varias razones.

¿Por qué Japón en marzo?

Aparte de su rica gastronomía, tradiciones milenarias y la belleza de sus paisajes y ciudades, la guinda del pastel llega a finales de marzo con el hanami, la tradición de contemplar la floración de los cerezos en flor o sakura. Este auténtico espectáculo anual de la naturaleza varía en fechas según la latitud y altitud del lugar, pudiendo incluso alargarse hasta finales de abril.

Esta época es además muy aconsejable para una visita a los Alpes japoneses, dado que coincide con las últimas nieves del Parque de los Monos de Jigokudani, donde os esperarán macacos remojados en baños termales.

Si sois playeros, mi recomendación es redondear este viaje con las islas Kerama, un paraíso que goza de un clima muy cálido entre marzo y abril.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Abril

Bora Bora y playas de arena rosa

¿Quién de vosotros no ha oído hablar de Bora Bora?

Al atolón más deseado y fotografiado de todo el mundo le he buscado una pareja ideal para vuestro viaje de novios: el atolón Tikehau. Este pequeño desconocido, que alberga otra gran laguna circular rodeada de playas de arena rosa, es uno de los 78 atolones e islas del archipiélago Tuamotu, también situado en la Polinesia Francesa.

¿Por qué en abril?

Bora Bora tiene 2 estaciones bien diferenciadas: la húmeda, que va de diciembre a marzo, y la seca, de mayo a octubre. Por ello, en abril vais a encontrar menos turistas, precios muy atractivos y un clima agradable.

Mayo

Jeju, la isla coreana del amor

¿Sabías que Jeju es desde hace décadas el destino principal de viaje de novios para los surcoreanos?

Fue apodada como el “Hawái de Corea”, además de designada una de las 7 maravillas naturales del mundo en 2011, por su clima subtropical, origen volcánico, exuberante vegetación, cascadas y playas.

Aparte de su sobresaliente naturaleza, en esta isla encontraréis numerosos Dol Hareubangs (grandes estatuas de roca alargadas en forma de setas, que ofrecen protección y fertilidad).

No os perdáis uno de los parques temáticos más originales del mundo: el Jeju Loveland, que incluye 140 esculturas de humanos en diferentes posturas sexuales.

¿Por qué en mayo?

Mayo es un mes con una temperatura muy agradable (superior a 20 grados), además visitaréis la isla justo antes de las abundantes lluvias veraniegas.

© pixabay
© pixabay

Junio

Safari y playas de Zanzíbar

Posiblemente una de las mejores propuestas para los amantes de la naturaleza sea combinar los mejores parques nacionales de Tanzania con las islas de Zanzíbar. Tendréis la oportunidad de disfrutar de la fauna que habita en el inmenso Serengueti, del Kilimanjaro o del cráter del Ngorongoro, y por otro lado podréis relajaros en las paradisiacas islas de Zanzíbar con sus playas infinitas.

¿Por qué viajar en Junio?

El invierno (de junio a agosto) es la época ideal. De hecho, tras largos meses de lluvias, éstas cesan a partir de junio, coincidiendo con el período en el que los rebaños del Corredor Occidental del Serengueti intentan cruzar el río Grumeti, mientras los cocodrilos los acechan en sus aguas.

Lo mismo ocurre con Zanzíbar. La humedad y el calor extremo llegan a su fin en mayo ,y junio comienza con un clima seco y temperaturas más suaves.

Julio

Maldivas con mar de estrellas

No podía faltar Maldivas para una luna de miel. Tenéis nada menos que 1196 islas donde elegir en una cadena de 26 atolones, distribuidas a lo largo del océano Índico.

De todas ellas, la que pondrá la magia a vuestro viaje es Vaadhoo, una isla donde se encuentra posiblemente la playa con las mejores condiciones del mundo para maravillarte con el fenómeno de bioluminiscencia.

¿Por qué en julio?

Julio es un buen mes para daros un chapuzón luminiscente, ya que entre los meses de junio y octubre es cuando se acumula una mayor cantidad de ejemplares de plancton luminoso, aunque ciertamente es impredecible. La parte negativa del verano es que registra una gran cantidad de lluvias, aunque no demasiado alta en julio (quinto mes menos lluvioso del año).

 

Agosto

Santo Tomé y Príncipe, una casa árbol en las islas del cacao

Viajar a este desconocido archipiélago africano, situado en el Golfo de Guinea, es uno de los planes más originales que podéis hacer. De nuevo aconsejo un lugar donde prima la naturaleza salvaje: desde montañas de pan de azúcar, playas salvajes, densos bosques y cacao. Aunque hoy día su producción no es la de aquel entonces, Santo Tomé llegó a ser el mayor productor de cacao a principios del siglo XX.

Una bonita propuesta de alojamiento en Santo Tomé es esta casa árbol.

¿Por qué en agosto?

La mejor época para viajar abarca desde junio hasta septiembre, con ausencia de precipitaciones y ligero descenso de las temperaturas.

© Chuck Moravec / wikimedia
© Chuck Moravec / wikimedia

Septiembre

Santorini, una isla muy fotogénica

Esta isla griega es de las más deseadas para el primer viaje de recién casados, y tiene varias razones para ello: en primer lugar posee una orografía única, que nos brinda unas vistas y atardeceres de película. Si bien posee un privilegiado relieve, su belleza es realzada por sus pueblos blancos e iglesias típicas, rematadas con sus cúpulas azules. Mi consejo es que reservéis varios días para Santorini, para relajaros en sus playas de gran belleza, navegar por su caldera y realizar rutas muy interesantes, como la de la Roca Skaros.

Además como experiencia divertida, os animo a asistir al espectáculo “Mi Gran Boda Griega”.

¿Por qué en septiembre?

La parte negativa de Santorini es que suele estar abarrotada de turistas entre julio y agosto. Por ello, viajar entre mayo y junio puede ser más cómodo, o bien entre septiembre y octubre, meses con menos visitantes y con un tiempo muy agradable.

Si tenéis días suficientes, en los alrededores de Santorini hay muchas islas, como Folegandros, que merecen la pena explorar.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Octubre

Aurora boreales en Islandia

¿Por qué no un destino nevado? Para aquellos de vosotros que buscáis paisajes invernales, Islandia no defrauda. Este país tiene grandes atractivos que no podéis dejar pasar así que os ruego programar 2 o 3 semanas, porque la isla lo merece. Géiseres, cascadas, más cascadas, largas caminatas, fiordos, glaciares, ballenas, focas, tríos de ovejas y un sinfín de caballos islandeses.

¿Qué mejor que ver auroras boreales mientras os relajáis con una cerveza en sus baños termales? Sin duda sería el colofón soñado a este viaje.

¿Por qué en octubre?

Es un mes muy propicio para viajar a este país, debido a que las probabilidades de ver auroras boreales ya empiezan a ser bastante altas. Además, las temperaturas no son muy extremas, con nevadas ocasionales.

© pixabay
© pixabay

Noviembre

Islas de Tailandia y festival Loi Krathong

Hasta la pandemia, Tailandia ha sido uno de los países que más ha crecido en los últimos años en número de turistas anuales, pasando de 15,9 millones en 2011 a los 38,2 millones en 2019. Este país es uno de los más completos en la actualidad, principalmente gracias a su amplio abanico de oferta cultural y a la belleza de sus playas.

En Siam, como se llamaba antiguamente, tenemos islas ideales para celebrar una luna de miel de ensueño, como las Phi Phi, Phuket, Koh Lanta o Koh Samui.

¿Por qué en noviembre?

Generalmente en este mes suele celebrarse, a lo largo de todo el país, este fantástico evento anual llamado Loi Krathong, que podéis conocer en el siguiente video.

Diciembre

Little Peter Oasis, el lujo de la exclusividad

Para el último mes del año os traigo la isla Little Peter Oasis, una propuesta diferente. Se trata de un impresionante cayo privado de Belice. Si no lo conocéis os recomiendo echarle un vistazo a esta entrevista que mantuve con su responsable.

¡Este lugar es una pasada!

Las mejores islas privadas del mundo (segunda parte)

Continúa la primera entrega de las mejores islas privadas del mundo con otras 8 islas únicas, incluyendo a la ganadora:

Laucala, Fiyi

Fiyi repite en las nominaciones con Laucala, una de las 3 pequeñas islas situadas al este de Taveuni, la tercera más grande del país.

Esta isla de 12 kilómetros fue propiedad del magnate editorial Malcolm Forbes hasta 2003, año en que fue traspasada por 7 millones de libras esterlinas al cofundador de Red Bull, Dietrich Mateschitz. A raíz de la venta, la isla sufrió una rápida transformación. En sus inicios fue retiro privado del empresario austriaco y posteriormente se convirtió en el actual resort isleño de lujo.

Los atractivos de Laucala incluyen un campo de golf de 18 hoyos, 6 caballos disponibles para los aficionados de la equitación, y 25 villas de estilo fiyiano rodeadas de selva y espectaculares playas.

Necker, Islas Virgenes Británicas

De Laucala llegamos a Necker, otra isla propiedad de un multimillonario. En este caso hablamos del británico Richard Branson, conocido por la marca Virgin.

La isla, con un total de 20 habitaciones, se alquila en exclusividad a un precio de 105 000 dólares la noche (máximo 40 huéspedes). No obstante, existen las denominadas “semanas de celebración”, fechas en las que Necker Island se abre a un mayor abanico de clientes, permitiendo reservar cada una de las habitaciones de forma separada, compartiendo así el resort con otros clientes.

Necker Island está comprometida con el desarrollo sostenible, con la firme intención de que funcione completamente con energía renovable. Una excelente propuesta para este lugar de playas cristalinas, donde habitan tortugas, garzas y flamencos.

© Mazzy02 / wikimedia
© Mazzy02 / wikimedia

North Island, Seychelles

La segunda de las islas Seychelles, también de origen granítico, se ubica a solo 43 kilómetros al oeste de Cousine Island.

Esta ínsula tiene un interesante pasado, dado que se conocen documentos que datan de una expedición en 1609 de la Compañía Británica de las Indias de Oriente. En ellos se menciona la existencia de una gran población de tortugas gigantes de tierra.

Posteriormente, durante los siglos XIX y XX, North Island fue explotada por sus propietarios para la plantación de frutas y especies, así como para la producción de guano, aceite de pescado y copra.

En 2003 se apostó por reconvertir la isla en un selecto destino turístico, con la construcción de 11 villas de lujo. En estos últimos años se han ido realizando tareas de conservación, como el restablecimiento de especies nativas de flora y fauna.

© Gerard Larose / wikimedia
© Gerard Larose / wikimedia

Satellite Island, Australia

La próxima nominada nos lleva hasta las costas más australes de Australia (valga la redundancia). Allí, en el canal D’Entrecasteaux, que separa la isla Bruny y Tasmania, se halla esta pequeña isla privada. Posiblemente se trata de la que tiene el clima menos atractivo y quizás la menos lujosa, pero es ahí donde reside la magia de Satellite Island.

El tiempo se detiene en ella, la vida se ralentiza de manera que comenzamos a apreciar la sencillez de las cosas en esta isla virgen: una hoguera mientras contemplas el atardecer, un paseo por la playa en busca de tesoros marino, pescar y cocinar los ejemplares frescos sobre guijarros. Estos son solo algunos de los atractivos de este recóndito lugar.

Contratar Satellite Island en exclusividad tiene un coste mínimo de 2050 dólares por noche para 2 personas (estancia mínima de 2 noches) e incluye desayuno gourmet, provisiones esenciales e incluso un suministro interminable de ostras.

Song Saa, Camboya

A continuación te hablaré de Song Saa, situada a tan solo 500 metros de Koh Rong, la isla más famosa y segunda más grande en extensión de Camboya, tras Koh Kong.

Song Saa alberga un espectacular complejo de 5 estrellas rodeado de mar y jungla, con un total de 27 villas de diseño culminadas con techos de paja. Los precios oscilan entre los 890 dólares por noche de la más sencilla y los 3590 de la Villa Real. Esta última se trata de una impresionante construcción por encima del agua, a la que se accede por puentes de madera y destaca por su enorme piscina privada de 33 metros cuadrados.

© SongSaa12 / wikimedia
© SongSaa12 / wikimedia

The Brando, Polinesia Francesa

A simple vista, el siguiente nominado puede parecer que se trata solamente de un lujoso resort, pero The Brando no solo es el único alojamiento sobre la pequeña isla Motu Onetahi, en la Polinesia Francesa, sino que también lo es en todo el espectacular atolón Tetiaroa, formado por otros 12 islotes que rodean una laguna central de 7km de longitud.

Tal fue el flechazo de Marlon Brando con este impresionante escenario en el rodaje de la película “Rebelión a Bordo”, que el actor decidió comprar el atolón en 1967.

“Mi espíritu siempre se calma cuando me imagino por la noche en mi isla del Pacífico. Si tengo oportunidad voy a hacer de Tetiaroa un lugar que recuerde a los tahitianos lo que son y lo que fueron” Marlon Brando.

 

Brando fue un fiel defensor de la belleza natural de Teitaroa y, convencido de ello, en 1999 comenzó a entablar conversaciones con Richard Bailey, quien había creado algunos de los mejores resorts de la zona, para establecer un complejo de lujo sostenible con ayuda de las últimas tendencias tecnológicas.

The Brando vió la luz en 2014, 10 años después de la muerte del actor. Actualmente está considerado como uno de los mejores ejemplos de eco-lujo del mundo.

© Saga70 / wikimedia
© Saga70 / wikimedia

Velaa, Maldivas

Maldivas es el cuarto país insular que repite junto con Filipinas, Seychelles y Fiyi. Esta vez nos trasladamos al atolón Noonu, uno de los más septentrionales del país, donde se encuentra Velaa, la última de las finalistas.

Velaa, que significa isla de la Tortuga en el idioma local, fue nombrada así por ser el lugar elegido por varias generaciones de tortugas marinas para anidar. Este motivo fue clave en su diseño, ya que, si observamos la isla a vista de pájaro, podemos apreciar como este resort emula a una tortuga: sus villas construidas sobre el agua dan forma a la cabeza, mientras que la isla en sí simula ser el caparazón. No podían faltar las extremidades, con edificaciones conectadas con la isla principal mediante puentes de madera.

Y la ganadora final fue...

Thanda Island (Tanzania), elegida la mejor isla privada del mundo por quinto año consecutivo.

Para encontrarla, tenemos que buscar esta isla al sur de Dar es-Salam. La localizaremos en la Reserva Marina de la isla de Shungimbili, a 13 kilómetros al norte de de la isla de Mafia.

Para llegar a Thanda, la mejor forma es en helicóptero desde Mafia (entre 15-45 minutos dependiendo de las condiciones climáticas).

Con solo 1 villa de lujo en una superficie de 5,5 hectáreas, esta isla es toda una garantía de exclusividad, donde podremos descansar y desconectar o nadar entre tiburones ballenas y tortugas por un precio de 45 000 dólares la noche (mínimo 5 noches).

 

Y tú ¿por cuál te decides?