Cayo Hueso, 10 lugares imprescindibles que visitar en 1 día

En este artículo voy a mostrarte los lugares imprescindibles de esta isla tropical de los Estados Unidos, que siglos atrás fue un gran cementerio (de ahí el nombre de Cayo Hueso), y posteriormente una guarida de piratas.

La isla tiene tal magnetismo que con los años ha ido atrapando a varios artistas de renombre, de hecho en la actualidad sigue haciéndolo con los cientos de turistas que la visitan a diario.

Key West, como su nombre en inglés nos indica, es el último punto de la trepidante carretera que cruza los Cayos de Florida de este a oeste. Una continua sucesión de puentes (42 en total)) y cayos de alrededor de 200 km de longitud, que conecta varias de las 1700 islas que hay en esta zona del sur de Florida.

carretera

¡Una auténtica gozada de 2 horas y media para los más islomaniacos!

Esta es la duración del trayecto entre Cayo Largo, el primero de los cayos que conocerás al salir de la península de Florida; y Cayo Hueso, el punto final de una apasionante vía que concluye cerca de las costas cubanas.

Un itinerario a medida para visitar Cayo Hueso en 6 horas

Este es el tiempo que normalmente solemos tener en Key West, tanto si contratamos excursiones desde Miami, como para las escalas de los cruceros. Por ello he seleccionado estos 10 lugares que, en mi opinión, no te puedes perder de esta bella isla.

¿Cómo organizar la visita a Cayo Hueso?

Hay varias formas de ver Cayo Hueso: los hay que optan por trenes turísticos, trolebús, en bici, taxi… En mi opinión, su pequeño tamaño es ideal para hacerlo a pie. Sin horarios y ahorrando dinero.

Como ves en el mapa, los principales lugares están bastante cerca unos de otros. Mi consejo es comenzar por el Faro, ya que en la tarde el sol dará de frente no obteniendo las mejores vistas. Después podemos visitar la Casa de Ernest Hemingway , que está a 2 pasos, y seguir hacia el sur. Nunca mejor dicho, porque nuestra próxima parada es el Southernmost Point.

Tras estos 3 primeros sitios, dependiendo del tiempo que hayamos empleado, podemos optar por darnos un baño junto a la playa que hay al lado de esta popular boya, o ir a Fort Taylor Beach, a unos 25 minutos caminando, la cual presume de ser la mejor playa de Key West.

Para la tarde, en primer lugar aprovecharemos para visitar Little White House y Audubun House (revisar horarios, suelen cerrar sobre las 16horas) y luego ya sin prisa caminaremos por la bulliciosa Duval Street, una de las arterias principales de Cayo Hueso, que nos lleva hasta la iglesia de San Pablo Episcopal.

Para el final nos queda un breve paseo desde el muelle de cruceros hasta la Plaza Mallory y, dependiendo  del horario de recogida, quizás nos dé tiempo para ver una gran puesta de sol.

Un poco de información sobre cada uno de los 10 imprescindibles de Key West

Faro de Cayo Hueso

Comenzamos la mañana con energía, subiendo los 88 escalones para presenciar una bella panorámica inicial de Cayo Hueso, ideal para situarnos, destacando al fondo los enormes cruceros.

vistas

Esta torre actual de ladrillo fue construida en 1847 en reemplazo del viejo faro de madera, destruido el año anterior por un huracán. El faro ha sufrido remodelaciones y, como curiosidad, se tuvo que elevar 6 metros en 1894 para sobresalir sobre las nuevas edificaciones que se iban construyendo por aquel entonces.

faro

Casa de Ernest Hemingway 

A escasos metros del faro se halla probablemente el lugar más visitado en Cayo Hueso. Esta lujosa villa de estilo colonial francés fue el hogar del famoso escritor estadounidense desde 1931 a 1939, año en que se trasladó a Cuba.

Además del encanto de sus habitaciones, sorprende el número considerable de gatos (se estima que hay unos 60) que habitan en los terrenos de la villa. No te extrañes si encuentras a un gato polidáctil (6 dedos), la mitad de ellos lo son. Esto se debe a que son descendientes de “Snowball”, el gato que un capitán de barco regaló a Hemingway, y es que estos ejemplares de gatos con polidactilia siempre han sido muy apreciados por marineros, sinónimo de buena suerte en el mar.

Hemingway

Southernmost Point Key West

Dejando la casa del afamado escritor, caminamos algo más de 5 minutos hasta llegar al final de la calle Whitehead, donde también se encuentra nuestra siguiente parada.

Southernmost Point es una popular y fotografiada boya de enorme tamaño, que marca el punto más meridional de los Estados Unidos continentales, e indica que Cuba queda a 90 millas.

Fort Taylor Beach  

Llega la hora de darnos un baño refrescante. Como comenté anteriormente, según el tiempo empleado y ganas de caminar, podemos elegir entre Fort Taylor Beach, la que muchos consideran la mejor de Cayo Hueso (a unos 25 minutos caminando), o bien quedarnos aquí mismo, en la pequeña playa que hay al final de Duval Street, la siguiente calle hacia el este.

playa

Little White House

Construida en sus inicios como vivienda para oficiales navales, la Pequeña Casa Blanca ha alojado a 6 presidentes de los Estados Unidos, siendo Truman el que más tiempo estuvo en ella (175 días en 11 visitas) y Bill Clinton, el último en hacerlo (2005). Además de alojar a políticos, en ella residieron personajes célebres como Thomas Edison o el científico Edward Hayden.

Actualmente es un museo que se puede ver únicamente en visitas guiadas, con una duración aproximada de 1 hora. Si no tenemos demasiado tiempo, recomiendo al menos ver su fachada exterior.

white house

Audubun House and Tropical Gradens

Esta bonita casa fue construida por el Capitán John Geiger en la primera mitad del siglo XIX. Allí se crió su amplia familia y plantó una llamativa vegetación tropical. En 1832, la propiedad captó la atención del ornitólogo Audubun, quien visitaba Cayo Hueso para el estudio de aves de la zona. En una época anterior a la fotografía, Audubun tomó esquejes de varias de sus plantas que sirvieron como elemento decorativo en varios de sus cuadros.

La vivienda estuvo a punto de ser demolida, sin embargo en 1960 fue adquirida y rehabilitada por la Fundación de la Familia Mitchell Wolfson, una institución educativa sin ánimo de lucro. En su interior podemos ver hasta 28 obras de este famoso ornitólogo, una colección de objetos antiguos y un jardín con variedad de plantas tropicales.

Duval Street y St Paul Episcopal Church

Nos queda por ver la Iglesia Episcopal de San Pablo, antes del último paseo por el muelle de cruceros hasta la Plaza Mallory.

La Duval Street es la vía que nos lleva hasta la iglesia y, pese a que la distancia es de 500 metros, está repleta de tiendas, bares y terrazas. Momento ideal para hacer compras o tomar algo.

La Iglesia Episcopal de San Pablo es la última visita del día y reconozco que merece mucho la pena. En ella predomina la madera, la cual combina muy bien con su magnífica colección de vidrieras.

Iglesia

Muelle de cruceros y Mallory Square

Para el final de la tarde dejamos el bonito paseo del muelle de cruceros que llega hasta la Plaza Mallory, uno de los mejores puntos de Cayo Hueso para ver el atardecer, con las islas Sunset y Wisteria de fondo. Allí te encontrarás rodeado de una gran cantidad de público y de artistas callejeros.

Estas son solo algunas de las opciones de este tranquilo lugar, que se transforma cada noche con sus famosas fiestas que llegan a la locura total con el Fantasy Fest, el carnaval particular isleño que se celebra cada mes de octubre; y con el Spring Break, los días más desenfrenados de los estudiantes norteamericanos.

 

Fotos © coleccionistasdeislas

¿Vas a viajar a Hawái? Consejos para elegir qué islas visitar

El archipiélago hawaiano está formado por 137 islas, en su mayoría pequeños islotes. En este artículo nos centraremos en las 8 de mayor superficie (superior a 100 km²), clasificándolas en 2 grupos: islas principales e islas menores.

Entre las principales se encuentran (por orden de tamaño): Big Island, Maui, Oahu y Kauai.

Mientras que en las islas menores localizamos: Molokai, Lanai, Niihau, Kahoolawe.

A continuación vas a encontrar una gran cantidad de información para planificar tus vacaciones en Hawái, espero que te sirva de gran ayuda.

Big Island, la isla de los volcanes

Comenzamos por la isla más grande de Estados Unidos, en continuo crecimiento gracias a las erupciones del volcán Kilauea. Para hacernos una idea del tamaño de Big Island, es más extensa que todas las otras 136 islas juntas, ocupando más del 62% del estado de Hawái.

Visita obligada por su gran actividad volcánica y por lugares tan sorprendentes como Papakolea, una de las pocas playas de arena verde del mundo.

→ Si quieres conocer más sobre Big Island, te recomiendo esta web.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Maui, la isla del valle

Es conocida como la “Isla del Valle” por el fértil istmo que une sus 2 volcanes principales: el Mauna Kahalawi, al oeste; y Haleakala, al este, siendo la segunda isla más grande de Hawái.

Condicionada por estos dos grandes volcanes, que frenan los vientos alisios, Maui es un pequeño continente con diferentes microclimas. La diferencia de precipitaciones anuales es abismal, con zonas que registran 250 mm en la cara sur, mientras que puntos concretos del norte sobrepasan los 10 000 mm.

Como es natural, la orografía y diversidad de sus climas nos regala una variedad de paisajes. En este sentido es posiblemente la isla más completa junto con Big Island: desde el asombroso paisaje lunar del cráter del Haleakala, exuberantes bosques tropicales con bellas cascadas hasta sus playas de fama mundial.

Aquí tienes varias razones para visitar Maui.

© pixabay
© pixabay

Oahu, la más visitada

No sorprende que sea la que recibe más visitantes, puesto que en ella se encuentra Honolulu, la capital de Hawái y principal puerta de entrada al archipiélago.

Esta isla se distingue por una gran variedad de atracciones turísticas: templos, playas para todo tipo de turismo, lugares históricos como Pearl Harbor, muy buenas rutas, fotogénicos miradores o la magia del Centro Cultural Polinesio.

En esta web describen muy bien todo lo que hay que ver en Oahu.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Kauai, ideal para vivir aventuras

No es de extrañar que se la conozca como la “isla jardín”, puesto que destaca por su intacto verde interior repleto de cascadas, ríos y valles. En ella disfrutarás de los acantilados de Nā Pali y el Cañón Waimea, auténticas obras de arte de la naturaleza. Además, tendréis la oportunidad de visitar algunas de las playas menos concurridas de Hawái.

Personalmente me llamó mucho la atención sus espectaculares cielos estrellados, al igual que sus simpáticos gallos y gallinas salvajes, todo un símbolo de mi isla favorita de Hawái.

→ ¿Quieres saber más sobre Kauai? En este blog te cuentan muchos detalles.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Molokai y sus impresionantes acantilados

Es la que menos turismo recibe, una buena razón para visitar la llamada “isla Amable” y ser testigo de la auténtica cultura hawaiana. Aquí la palabra “aloha” significa mucho más que un saludo, es una forma de vida llevada a cabo en un entorno opuesto al bullicio de Oahu.

Pese a su poco desarrollo y visitantes, en parte debido a que entre 1866 y 1969 Molokai fue una una colonia de leprosos, la isla tiene una gran belleza natural donde destacan unos de los acantilados más altos del mundo (1010 metros), situados en el Kalaupapa National Historical Park.

Además, tendrás la posibilidad de gozar de la espectacular playa de Pāpōhaku, una de las más extensas de Hawái y realizar extraordinarias rutas de senderismo.

© Forest Starr and Kim Starr / flickr
© Forest Starr and Kim Starr / flickr

Lanai, una isla para relajarte

En la primera mitad del siglo XX, y gracias a uno de sus propietarios, Lanai se convirtió en una gran plantación de piñas, no solo de Hawái sino… ¡de todo el mundo!, que duraría hasta los años 80, cuando disminuyó su producción.

A partir de entonces, Lanai se reorientó al turismo de lujo, con la rápida apertura de dos grandes complejos hoteleros. Con el paso del tiempo han ido floreciendo pequeños alojamientos rurales. Hoy día, Lanai es un destino ideal para disfrutar del descanso y de lo que la naturaleza nos ofrece, como el avistamiento de delfines.

Niihau

Esta isla privada pertenece a la familia Robinson desde 1872, cuando fue comprada al rey Kamehameha IV, con el compromiso de mantener la cultura hawaiana y sus tradiciones.

Por este motivo, hoy día la llamada «isla Prohibida» es muy difícil de visitar. Aparte de los aproximadamente 200 habitantes que viven en Niihau (en su mayoría trabajadores), solo es posible acceder a ella con una invitación de sus propietarios.

Kahoolawe

Es la menor de las 8, con unas dimensiones máximas de18 km de largo por 9,7 km de ancho. Se encuentra junto a Maui, siendo administrada por el condado de ésta.

Debido a su poca altura (450m) Kahoolawe siempre ha tenido escasez de lluvias, no siendo apta para grandes núcleos de población, aunque tuvo pequeños asentamientos hasta el siglo XIX. Sin embargo, a partir de 1858 el gobierno hawaiano arrendó la isla a una serie de empresas ganaderas, y un siglo después quedó arrasada.

En 1941, ya en la Segunda Guerra Mundial, el ejército de Estados Unidos ocupó la isla y la utilizó como campo de entrenamiento hasta 1994, cuando fue transferida al estado de Hawái. Desde entonces, la isla está protegida y en proceso de restauración ambiental, quedando prohibida toda actividad comercial.

Conexiones aéreas de Hawái

Estos son algunos aspectos útiles a la hora de organizar tu viaje a Hawái:

⇒ Las 4 islas principales tienen vuelos regulares con las siguientes ciudades de Estados Unidos: Los Ángeles, Denver, Oakland, Phoenix, San Diego, San Francisco, San José y Seattle.

⇒ En los aeropuertos de Molokai y Lanai solo opera Mokulele Airlines. Sus trayectos son únicamente entre Molokai/Lanai y Oahu o Maui. Si tienes pensado ver estas 2 pequeñas islas, es ideal sacar un único billete entre ambas, con vuelo de conexión desde Maui.

⇒ Si tienes tiempo para visitar más de 2 islas, es muy aconsejable seleccionar en las aerolíneas a la hora de hacer la reserva la opción múltiples trayectos, así podrás comenzar el viaje desde una isla y salir desde otra sin necesidad de entrar y salir por la misma isla, ahorrando así un billete y tiempo valioso.

⇒ Hawaian Airlines es la única aerolínea que vuela entre las 4 islas principales.

⇒ Dentro del archipiélago la única isla que tiene conexión aérea directa con Kauai es Oahu, una buena razón para empezar o terminar el viaje desde la “isla jardín” y evitar así un vuelo de más.

coctelhawai

¿Qué islas visito?

¿Tienes pensado visitar las 6 islas? Si es así, te llevará 3 semanas como poco.

Voy a establecer un número mínimo de días que creo que son necesarios para cada isla, poniendo entre paréntesis los días que son aconsejables ¡ojalá pudiésemos estar una semana en cada isla!

  • 5 días para Big Island (7)
  • 3 días para Maui (5)
  • 3 días para Oahu (5)
  • 3 días para Kauai (5)
  • 2 días para Molokai (4)
  • 1 día para Lanai (3)

Ahora viene mi pregunta ¿cuántos días tienes para visitar Hawái?

7 días o menos

⇒ Opción 1: centrarte en Big Island.

⇒ Opción 2: elegir 2 entre Maui / Oahu / Kauai.

⇒ Opción 3: área volcánica de Big Island + Oahu/ Kauai. Descarto a Maui en este caso, ya que ganamos mayor contraste de paisajes si complementamos Oahu o Kauai con los volcanes de Big Island.

⇒ Opción 4: Maui de forma algo más relajada + Molokai.

10 días

Veo 2 claras opciones:

⇒Opción 1: Big Island + Oahu/Kauai

⇒ Opción 2: Maui + Oahu + Kauai

10-14 días

En este caso optaría claramente por hacer Big Island + Oahu + Kauai. Maui, aunque muy completa, no tiene elementos tan singulares como el área volcánica de Big Island, las maravillas de Kaui o Pearl Harbor.

Entre 2 semanas y 3 semanas

¡Genial! Número de días suficiente para viajar a las 4 islas principales

Más de 3 semanas

Ideal para añadir Molokai y Lanai.

Un mes

¡Enhorabuena! Vas a disfrutar de las islas como lo merecen.

¿Qué islas están separadas por fronteras?

Esta fue la pregunta que me hice, al igual que muchos de vosotros, al terminar la entrada sobre la isla de Los Faisanes.

Como era de esperar, existen en la actualidad numerosas islas compartidas por 2 o 3 países en cada uno de los continentes. Generalmente el motivo de la división de éstas suele ser por razones históricas, pero también la naturaleza ha jugado un papel importante en algún caso, creando nuevas islas compartidas.

Comenzamos por las islas marítimas:

Islas marítimas

Nueva Guinea

Es la de mayor tamaño de esta entrada y segunda isla más grande de todo el mundo, con un tamaño total de 785 753 km2. La isla la comparten Papúa Nueva Guinea, que administra el 59% del territorio (lado oriental), mientras que Indonesia lo hace en el 41% restante.

Curiosamente Nueva Guinea fue compartida durante años por 3 países. Así, la actual Papúa Nueva Guinea estaba separada en 2 mitades, perteneciendo el lado norte a Alemania (desde finales del siglo XIX hasta la Primera Guerra Mundial) y el sur a Reino Unido, quien la administró hasta 1906, cediéndola a Australia poco después de su independencia.

© pixabay
© pixabay

Borneo

Seguimos en Asia, donde también se halla Borneo, la tercera isla más grande del mundo (743 330 km²). Es precisamente la única isla marítima que en la actualidad está dividida en 3 países: Indonesia (73%), Malasia (26%) y Brunéi, que apenas ocupa el 1%.

Irlanda

Con una superficie de 84 421 km², Irlanda está bastante lejos del tamaño de Nueva Guinea y Borneo.  De hecho ocupa el puesto vigésimo a nivel global.

En este caso destaca el predominio en la isla de la República de Irlanda (83%) sobre el Reino Unido (17%). Esto es debido al acuerdo alcanzado en el Tratado Anglo-Irlandés de 1921, tras el final de la Guerra de Independencia irlandesa.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

La Española

En el corazón del Caribe encontramos la isla compartida con más habitantes (21 396 000). La Española, que está administrada en un 64% de su territorio por la República Dominicana y en un 36% por Haití, es también la de mayor diferencia económica entre fronteras (el PIB per cápita es hasta 7 veces mayor en la República Dominicana).

© pixabay
© pixabay

Isla Grande de Tierra del Fuego

Es la isla principal del archipiélago de Tierra del Fuego, en el extremo austral de América. Separada del continente por el Estrecho de Magallanes, es compartida por Chile (61%) y Argentina (39%) desde el Tratado de Límites de 1881. Tras largas conversaciones después de la independencia de ambos países, se decidió establecer una línea imaginaria, de tal forma que el lado oeste correspondería a Chile y el este, a Argentina.

Timor

Es la isla de esta entrada que menos tiempo lleva dividida. La mitad occidental pertenece a Indonesia (51%) y el otro 49% corresponde a  Timor Oriental desde la independencia de Indonesia en 2002, que por cierto fue el primer país en hacerlo en este siglo XXI.

Timor ha vivido varios cambios en los últimos tiempos. Estuvo unificada durante 27 años debido a la invasión indonesia (1975-2002); anteriormente fue compartida por Países Bajos y Portugal, desde mediados del siglo XVIII.

© pixabay
© pixabay

Sebatik

Indonesia comparte hasta 4 islas con otros países. La última de ellas se llama Sebatik y está pegada a Borneo, otra de las islas compartidas. Tiene un tamaño de 452,2 km2 y está separada por dos mitades casi exactas: la norte, que pertenece a Malasia y la sur, a Indonesia.

Usedom

La segunda isla más grande tanto de Alemania como de Polonia se encuentra en la desembocadura del rio Oder, muy cerca de las islas más grandes de cada país: Rügen, en el caso de Alemania; y Wolin, en el de Polonia.

En la Segunda Guerra Mundial fue severamente castigada, con la pérdida de 23 000 civiles. Una vez que finalizó se fijaron los límites territoriales entre Alemania y Polonia, de tal manera que Polonia arrebató el 16% a una isla que hasta la fecha era controlada en su totalidad por Alemania.

Hoy día, Usedom se ha transformado en un importante destino turístico, considerado el lugar más soleado del Mar Báltico.

Isla de San Martín

¿Sabías que Francia comparte isla y fronteras con Países Bajos? Aunque parezca increíble la isla de San Martín está en el Caribe, a unos 200 km de la isla de Vieques de Puerto Rico. Famosa por su espectacular aeropuerto construido al lado de una playa, en ella localizamos la única frontera terrestre de la Unión Europea fuera de Europa.

© pixabay
© pixabay

Completan las islas marítimas otras 5 de menor tamaño:

  • Kataja (0,71 km2 ) y Märket (0,03 km2), con fronteras entre Suecia y Finlandia.

 

  • Koiluoto (0, 03 km2), dividida entre Finlandia y Rusia.

 

  • Passport Island (0,66 km2), una isla artificial compartida por Baréin y Arabia Saudí construida como parte del puente que une ambos países.

 

  • Nova Zemlya (0,56 km2), una isla muy joven que comenzó a formarse por acumulación de sedimentos en la frontera entre Ucrania y Rumania a principios de la década de los 2000.

Islas lacustres

Hay una amplia cantidad de islas lacustres compartidas, generalmente de muy reducido tamaño. Predominan principalmente en las fronteras entre países nórdicos, en las fronteras de éstos con Rusia, y en los Grandes Lagos que separan Canadá y Estados Unidos.

Por encima de todas me llamó la atención Treriksröset, un pequeño islote artificial construido en el lago Goldajärvi en 1926, donde se cruzan las fronteras de Suecia, Noruega y Finlandia. Se puede acceder al islote mediante pasarelas conectadas desde cada uno de los 3 países soberanos.

Islas fluviales

Al igual que sucede en los lagos, en los ríos se concentra una gran cantidad de islas. De nuevo podemos hallarlas en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, y en las fronteras entre los países nórdicos. También existen muchas islas compartidas en ríos de la cuenca del Amazonas.

En este apartado destaco la famosa isla-cárcel Martín García, una ínsula situada en el estuario Río de la Plata, que en la década de 1980 se unió a la isla uruguaya Timoteo Domínguez, creando así la única frontera terrestre entre Argentina y Uruguay.

© Roberto Fiadone / wikimedia
© Roberto Fiadone / wikimedia

El caso de Chipre

Para finalizar te contaré el enrevesado caso chipriota, en el que la República de Chipre controla de facto el 60% de su territorio, Chipre del Norte el 35%, Reino Unido mantiene las Bases Soberanas de Akrotiri y Dhekelia (3%), y Nacionaes Unidas tiene bajo control una zona desmilitarizada que supone el 4%.

Sin embargo, Chipre del Norte solo es reconocida por Turquía. Por esta razón la República de Chipre tiene la soberanía de jure sobre toda la isla excepto en las bases de Reino Unido.

Las mejores islas del mundo

Como cada año, los prestigiosos premios World Travel Awards, conocidos como los “Oscars” de la industria del turismo, eligieron las mejores islas del mundo. Se tratan de 21 islas, archipiélagos o países insulares en los que están representados todos los continentes.

¿Cuáles son las mejores islas del mundo?

Seguro que encontrarás sorpresas entre las elegidas.

 

Comenzamos por las 20 finalistas por orden alfabético:

Bali, Indonesia

La primera de ellas es esta famosa isla tropical conocida como la “isla de los Dioses”,  por sus más de diez mil templos. Bali es una de las islas muy completa donde además podrás relajarte en sus playas y explorar su naturaleza donde predominan volcanes, selvas y arrozales.

Esta isla es una de las candidatas habituales de estos premios, de las 14 ediciones ha sido nominada en 12 ocasiones, una de ellas como ganadora.

© pixabay
© pixabay

Barbados

Nos vamos al Caribe más oriental, aquí se encuentra este curioso país insular formado por una única isla (recordemos que solo existen otros 2 casos de países insulares en el mundo).

No es casualidad que Barbados sea conocido como “Little Britain” ya que aún conserva fuertes lazos con Reino Unido, con gran flujo de visitantes británicos y una bella arquitectura colonial.

Famosa por su colorido carnaval veraniego, esta isla bastante plana y de origen coralino, nos sorprenderá con auténticas playas de ensueño.

Cayo Ambergris, Belice

Al noreste de Belice y en las inmediaciones del estado mexicano de Quintana Roo, se halla esta isla, que con una superficie de 64 km² es la mayor de este país, el único de habla inglesa de Centroamérica.

Esta isla se encuentra en la segunda mayor barrera de arrecife de coral de todo el mundo. Una maravilla natural en la que destaca un lugar, el Gran Agujero Azul; además de una gran cantidad de islas paradisiacas como nuestra famosa Little Peter Oasis.

Bora Bora, Francia

Rodeada de una impresionante laguna turquesa y arrecife de coral, esta pequeña isla montañosa de la Polinesia Francesa, seguramente sea el atolón más famoso del mundo.

Sorprendentemente Bora Bora  ha sido nominada solo en las 2 últimas ediciones de estos premios.

© pixabay
© pixabay

Cerdeña, Italia

La primera de las 2 islas italianas nominadas, combina a la perfección playas de aguas cristalinas con una rica historia, que le ha valido para ganarse un puesto entre las finalistas en los 6 últimos años.

Cozumel, México

En las últimas ediciones viene siendo habitual encontrar entre las elegidas a Cozumel, la tercera isla mexicana de mayor tamaño, con 16 km de ancho por 48 km de largo.

Traducida del idioma maya como “Tierra de Golondrinas “, conserva aún importantes vestigios de esta antigua civilización, pero principalmente destaca por ser uno de los mejores destinos para bucear de todo el mundo.

© pixabay
© pixabay

Creta, Grecia

La mayor de las islas griegas y cuna de la civilización minoica. Es una de las islas más completas no solo de Grecia, sino de todo el Mediterráneo. En ella tenemos gran variedad de opciones para elegir, destacando sus ciudades Heraclión y Chania, encantadores pueblos, playas únicas y lugares mágicos para empaparte de la mitología cretense.

Fiyi

De nuevo nos topamos con otro espectacular país insular, esta vez en medio del océano Pacífico. Este paradisiaco estado tiene 330 “razones” para seguir mucho tiempo en esta lista.

Hawái, Estados Unidos

Seguimos en el Pacífico, pero en esta ocasión cientos de km al noreste. Allí encontramos este archipiélago de exuberante vegetación y cascadas de película, enorme actividad volcánica, mucha aventura y espectaculares playas como Lanikai o Papakolea.

© coleccionistasdeislas
© coleccionistasdeislas

Holbox, México

Playas de fina arena blanca, manglares, cenotes, una gran cantidad y variedad de aves, mucho colorido y arte callejero o ausencia de coches son varios de los reclamos de Holbox. Además es una de las islas donde poder gozar del fenómeno de bioluminiscencia.

Este último año, Holbox ha sido junto a Siargao las grandes novedades en la lista.

© pixabay
© pixabay

Islas Cook, Nueva Zelanda

Llevaban muchos años a la sombra de sus vecinas de la Polinesia Francesa. Gracias a ello, tenemos aún la posibilidad de ver maravillas de la naturaleza como Aitutaki, a precios muy asequibles.

Por decimotercer año consecutivo, las Islas Cook siguen reservando su hueco entre las mejores islas del mundo.

Jamaica

Volvemos al Caribe, a la cuna del reggae, una exótica isla que siempre ha ocupado un lugar entre las finalistas.

Jamaica cuyo significado es “tierra de la madera y el agua”, posee playas de ensueño y una naturaleza salvaje con bosques casi impenetrables. No faltan motivos para visitar la tercera isla más grande del Caribe.

© pixabay
© pixabay

Maldivas

1196 islas distribuidas en 26 atolones forman este bello mosaico de islas dispersas a lo largo del océano Índico.

Mundialmente conocidas, no es de extrañar que hayan ganado estos premios en 3 ocasiones.

Mauricio

Aunque bastante alejado, Mauricio guarda ciertas similitudes con Maldivas, ya que se trata de un país insular, está ubicado en el océano índico y se ha alzado también 3 veces con el galardón.

Siguiendo la comparación entre ambos países, no es equiparable a Maldivas en playas, pero sí posee una amplia variedad paisajística: con volcanes, bosques o cuevas.

© pixabay
© pixabay

Santa Lucia

Una isla volcánica principal rodeada de 2 islotes. Santa Lucía se trata de un pequeño e idílico país insular, un clásico en estos World Travel Awards, con 13 nominaciones.

Seychelles

De nuevo aparece en la lista otro país insular, formado por 115 islas tropicales.

Seguramente tengas la misma imagen de estas islas en tu cabeza que en la mía, hablamos de la playa Anse Source d’Argent, en la isla de la Digue. Reconocible por sus colosales rocas de granito y palmeras, es una de las más fotografiadas del mundo.

© pixabay
© pixabay

Siargao, Filipinas

La única representante del Sudeste Asiático de esta última edición, es además debutante entre las finalistas de estos premios.

Destino popular entre surferos, Siargao nos ofrece naturaleza en estado puro que incluye mares de palmeras o lagunas de película entre manglares. Además está rodeada de pequeñas islas de gran belleza natural como Guyam.

Sicilia, Italia

La isla más grande del Mediterráneo es otra de las que no ha faltado en estas 13 últimas ediciones gracias a sus templos, localidades repletas de historia, playas de aguas cristalinas y el gran Monte Etna, símbolo de Sicilia.

© pixabay
© pixabay

Turcas y Caicos, Reino Unido

40 islas forman este territorio británico de ultramar que se halla al sureste de Bahamas.

Famosas por la práctica del buceo y el esnórquel, aquí se localizan algunas de las mejores playas del Caribe.

Zanzibar, Tanzania

Y para finalizar, este famoso archipiélago africano. En otros tiempos fue lugar de tránsito de esclavos, sin embargo hoy día es un destino muy demandado por miles de turistas que buscan tranquilidad y playas infinitas.

Y la ganadora fue...

Madeira, elegida la mejor isla del mundo por sexto año consecutivo.

A diferencia de otras islas que hemos visto en esta entrada, Madeira no destaca especialmente por sus playas, pero si por sus piscinas naturales, muchas de ellas acondicionadas para el turismo.

No obstante, los más playeros tienen en Porto do Santo (la otra isla habitada de este archipiélago) un extenso arenal, el cual ocupa prácticamente la totalidad de la costa oriental de la isla.

La llamada “Perla del Atlántico” es un destino ideal para disfrutar de la naturaleza, con numerosos senderos que transcurren por su escarpado terreno. Un sinfín de opciones para los amantes del mar, bellos pueblos y rica gastronomía son otros de sus principales atractivos.

 

Las más premiadas

Madeira 6 (2015,2016,2017,2018,2029,2020)
Maldivas 3 (2008,2012,2013)
Mauricio 3 (2009,2010,2011)
Bali 1 (2014)
T. y Caicos 1 (2006)

Y tú ¿qué islas nominarías para los World Travel Awards?

Las 10 islas lacustres más grandes del mundo

En anteriores entradas hemos visto: el número de islas de cada país, aquellos países que son islas, auténticas islas de récords,  las 10 islas más grandes del mundo…

En esta ocasión conoceremos las islas lacustres, aquellas que se hallan en lagos de todo el mundo, y debo confesarte que algunas de ellas eran auténticas desconocidas para mí.

Estas islas de agua dulce se localizan en enormes lagos, presas construidas por la acción del hombre, en lagos de cráter, o en zonas fronterizas. Algunas de estas islas son habitadas por tribus o etnias con sorprendentes costumbres, propias del aislamiento natural.

Este es el ranking de las 10 islas lacustres con mayor superficie del mundo:

1. Manitoulin, lago Hurón

Con una superficie total de 2766 km², esta isla canadiense situada en el lago Hurón, es la de mayor tamaño. Además, esta isla alberga a su vez más de 100 lagos, algunos de ellos con pequeñas islas en su interior.

Para hacernos una idea de su extensión, es muy similar a países como Samoa o Luxemburgo y ocuparía el octavo lugar en el Mediterráneo y el séptimo en el Caribe.

© pixabay

2. René-Levasseur, lago Manicouagan

Seguimos en Canadá, en este caso en el lago Manicouagan, donde se encuentra la isla René- Levasseur, que tiene una superficie total de 2020 km², muy similar a la de Tenerife, en las Islas Canarias.

Esta isla, que se localiza en la provincia de Quebec, es además la isla artificial más grande del mundo, ya que se originó al construirse el embalse de Manicouagan en 1970.

© Colocho /wikimedia

3. Isla de Oljón, lago Baikal

La tercera isla lacustre más grande del mundo (730 km²) se encuentra en el lago Baikal, en las cercanías de Rusia con Mongolia.

Esta isla montañosa de la Siberia Oriental tiene una población total de 1500 habitantes, en su mayoría buriatos (un grupo étnico asiático que habita en esta región rusa y que se distribuye en varios asentamientos).  Su actividad principal es la pesca y la ganadería.

© Виктория Шерина / wikimedia

4. Isla Samosir, lago Toba

Seguimos en el continente asiático, donde localizamos Samosir, en el norte de la isla indonesia de Sumatra. Este hecho la hace ser la isla más grande dentro de otra isla.

Con una extensión de 630 km², Samosir se halla en el lago Toba, el mayor lago de cráter del mundo, formado hace 75 000 años a raíz de la erupción de un super volcán.

Al igual que en Oljón, en Samosir habita otra tribu, en este caso se trata de los batak, un pueblo que practicaba el canibalismo.

© Dan Lundberg / wikimedia

5. Isla Royale, lago Superior

De nuevo volvemos a la Región de los Grandes Lagos de América, en esta ocasión al lago Superior, al que vierten sus aguas los 210 ríos que sustentan al lago más grande de todo el continente.

Allí, a escasos metros de la frontera con Canadá , rodeada por otras 450 islas de menor tamaño, se encuentra la estadounidense isla Royale (541 km²), protegida por el parque nacional que lleva su nombre.

6. Isla Ukerewe, lago Victoria

Ukerewe, ubicada en el impresionante lago Victoria, es la isla lacustre más grande (530 km²) de África, en el que también se encuentra Migingo (una de las islas más superpobladas del planeta) y varias islas que, al igual que Ukerewe, centran su actividad económica en la pesca.

Sobre este lugar llama la atención la existencia de rituales como el “kutakaswa”, en el que si uno de los conyuges de una pareja muere, el otro ha de tener una relación sexual con otra persona en los días posteriores al entierro como forma de purificarse a sí mismo (“omwesya”). Si no se realiza esta limpieza llamada “Kutakasa”, se producirán varias muertes entre los miembros de la familia fallecida.

Esta isla de Tanzania también es conocida por su alta población albina, buena parte de ella trasladada y abandonada en edades muy tempranas.

© Macabe5387 / wikimedia

7 y 8. Saint-Joseph y Drummond, dos islas en el lago Hurón

El lago Hurón aporta, aparte de Manitoulin (la más grande de esta entrada), otras 2 islas de diferentes nacionalidades que ocupan el top 10: la canadiense isla de Saint-Joseph (365 km²)  y la estadounidense Drummond (347 km²), separadas por menos de 10km.

9. Idjwi, lago Kivu

Idjwi, la localizamos en el lago Kivu, frontera natural entre la República Democrática del Congo y Ruanda. Con 285 km² es la segunda isla lacustre de mayor tamaño de todo el continente africano y la isla más grande de la República Democrática del Congo (recordemos que no tiene salida al mar).

Tiene un total de 180 040 habitantes, con una densidad de población muy elevada (631,719 hab./km ²), sin acceso a agua potable y electricidad.

En ella predomina la tribu de los “bahavu”, que viven en chozas de barro y se dedican fundamentalmente a la agricultura de subsistencia.

10. Ometepe, lago Cocibolca

La última isla de la entrada es una isla nicaragüense de gran belleza natural llamada Ometepe (276 km²), dentro del lago Cocibolca, también conocido como Gran Lago de Nicaragua.

El nombre de Ometepe significa  “Cerros Gemelos” ya que la isla está formada principalmente por dos conos volcánicos: el volcán Concepción, del que se dice que tiene un cono casi perfecto, y el volcán Maderas.

© Ken Mayer / flickr

10 lugares (en islas) imprescindibles para disfrutar del otoño

Este pasado 22 de septiembre comenzó el otoño en el hemisferio norte, y como cada año el verde dará paso a otros colores, que van a ir poco a poco adquiriendo protagonismo.  En breve, en el paisaje predominarán tonos que van desde el amarillo, el marrón, el naranja hasta el rojo.

¿Qué islas brillan en otoño?

Por suerte, muchas de las postales otoñales más famosas del mundo las encontramos también en islas repartidas por todo el planeta.

A continuación, 10 lugares isleños que relucen en esta estación del año:

HONSHU (Japón)

Comenzamos este recorrido otoñal en Honshu, la isla principal de Japón, aunque realmente en cualquier rincón de este país se vive con gran pasión la llegada del kōyō.

Al igual que ocurre en la primavera, generalmente con el florecimiento de los cerezos, es muy popular salir a contemplar los colores de esta estación tan especial en el país nipón. A esta costumbre se le llama “momijigari”, que literalmente significa “caza de hojas otoñales”.

He elegido Arashiyama, en Kioto, ya que aparte de ser el bosque de bambú más conocido, es también uno de los iconos otoñales del país.

Pese a que ya en el mes de septiembre se puede apreciar los colores del otoño en latitudes más septentrionales, como en la isla de Hokkaido, es a partir de mediados de octubre cuando podremos disfrutarlo en Honshu.

© Takeshi Kuboki / flickr

NAMISEOM (Corea del Sur)

Nos trasladamos ahora muy cerca de Japón, a Corea, otro país donde sus ciudadanos se vuelcan con numerosas actividades acompañadas por un clima bastante propicio en este periodo del año. Tanto es así que hay un dicho coreano que hace referencia a ello,»el otoño es la estación en que el cielo es alto y los caballos engordan».

Uno de los mejores lugares en Corea del Sur que debemos visitar, entre septiembre y noviembre, es la isla Namiseom, conocida también como Nami. Esta isla es la más visitada del país y su origen es un tanto curioso, ya que no es una isla natural, puesto que surgió al construir una presa en la zona.

Gracias a esta construcción, la isla Nami es una buena excusa para viajar a Corea en otoño.

©Atibordee Kongprepan/flickr

TAIWÁN

Taiwán tiene mucho encanto, tanto que los portugueses la llamaron Formosa a esta montañosa y boscosa isla. A pesar de su latitud y clima tropical, gracias a su altitud media, es posible contemplar la belleza del otoño en varios puntos de la isla.

Uno de ellos es el pintoresco bosque de Alishan, aunque en este caso, debido a la latitud de Taiwán, la llegada del otoño se retrasa en este paraje, siendo diciembre el mes más indicado para visitarlo.

© pixabay

ISLA DE BLED (Eslovenia)

De Asia nos vamos a Europa, al lago Bled, todo un símbolo esloveno. En esta pequeña isla, tan solo hay espacio para la iglesia de la Asunción de María, desde donde tenemos unas fabulosas vistas al lago que le rodea, el extenso bosque que llega hasta la orilla, y las altas montañas del fondo.

© pikpik

ISLA DE GRAN BRETAÑA (Reino Unido)

La isla de Gran Bretaña cuenta con cientos de lugares excepcionales para disfrutar del otoño y uno de ellos se trata del bosque de Dean.

Situado en Inglaterra y a pocos kilómetros de Gales, este bosque es uno de los más antiguos del país. En él predomina el roble, siendo también muy común el castaño y el haya.

© Eric Soons / geograph.org.uk

ISLANDIA

El otoño islandés es el más madrugador de esta entrada, ya que comenzó a finales de agosto, no obstante es una estación bastante breve en estas latitudes ya que para finales de octubre el invierno ya hace acto de presencia en esta gran isla volcánica.

En esta época otoñal me sorprendió gratamente la zona del lago Myvatn y en particular el área de Dimmuborgir, con unas bonitas formaciones rocosas producto de la actividad volcánica.

© coleccionistasdeislas

LA PALMA (España)

En esta isla, conocida popularmente como “la Isla Bonita”, se encuentra uno de los paisajes otoñales más famosos de toda España, el bosque de los Tilos, que alberga una de las muestras más importantes de laurisilva del archipiélago canario.

Esta reserva natural es un lugar perfecto para amantes del senderismo,  con rutas de gran belleza que incluyen majestuosos miradores y una sorprendente cascada.

© coleccionistasdeislas

MANHATTAN (Estados Unidos)

Al pensar en una isla de Estados Unidos en otoño, es inevitable que Manhattan sea la primera opción que se me pase por la cabeza.

Central Park y los mercados navideños son dos de los principales atractivos para que noviembre sea un mes ideal para visitar Manhattan.

© pixabay

Y por último tenemos 2 destinos en el hemisferio sur, aunque tendremos que esperar a marzo para poder disfrutarlos

ISLA GRANDE DE TIERRA DEL FUEGO (Argentina y Chile)

Al sur del continente americano, más allá del Estrecho de Magallanes, nos encontramos esta isla compartida por Argentina y Chile. Aquí el otoño es una época muy propicia para visitarla, ya que comienza a aminorar su marcha el viento sudoeste, que azota fuertemente la isla desde agosto hasta marzo.

En Ushuaia, que durante mucho tiempo ha sido la ciudad más austral del mundo, el paisaje se tiñe de rojo y amarillo antes de la llegada de las primeras nieves.

ISLA SUR (Nueva Zelanda)

Terminamos este viaje otoñal en Oceanía, en la isla más meridional de las dos principales de Nueva Zelanda, la isla Sur.

Aproximadamente en la parte central y muy cerca de los Alpes del Sur, se localiza el lago Tekapo, que si bien es un magnifico lugar para cada estación del año, a partir de marzo su orilla se tiñe de unos tonos amarillentos, que hacen de este lugar, un imprescindible en toda ruta neozelandesa.

© pixabay

¿Qué otras islas añadirías a esta lista?