Mljet, el tesoro de Croacia

Croacia guarda muchos tesoros en sus costas, pero pocos tan valiosos como la isla de Mljet, una ínsula de leyendas, una bella composición de lagos, bosques de pinos, mar y alguna joya oculta. Desde el primer momento Mljet me impresionó, es una isla mágica, salvaje y tranquila que garantiza una completa desconexión, de lo mejor de mi viaje por tierras dálmatas.

Esta isla se localiza 20km al sur de la isla de Kórcula y a tan solo 10 km de la península Peljesac, en la costa dálmata. Esta alargada isla de origen volcánico mide alrededor de 40 kilómetros de largo por 3km de ancho y cuenta con una carretera principal que la recorre de punta a punta.

Se la conoce como “la isla verde de Croacia”, ya que está cubierta en más de un 70% por bosque de pinos, y es precisamente su belleza natural la que destaca esta isla que posee uno de los 8 parques nacionales croatas, el Parque Nacional de Mljet.

© coleccionistasdeislas

Parque Nacional de Mljet

Este bello parque cubre toda la parte noroeste de la isla y alberga 2 lagos de agua salada: Veliko y Malo Jezero (lago grande y pequeño). Te recomiendo alquilar bici en Pomena, el pueblo cercano y recorrer el perímetro de estos 2 lagos… ¡una auténtica gozada!

Durante el trayecto encontrarás varias calas de aguas transparentes para pararte y darte un baño, antes de reanudar la marcha y seguir admirando los preciosos colores del lago. Por cierto, el agua en estos lagos está algo más caliente que en sus costas, algo a tener en cuenta en meses menos cálidos.

Justo en medio del lago Veliko Jezero (el lago grande) se encuentra la pequeña isla Santa María, donde se ubica una iglesia y un monasterio benedictino del siglo XII (convertido hoy día en restaurante), que nos recuerda la importancia que tuvieron estos señores feudales en la isla, ya que ejercieron el dominio sobre Mljet durante 200 años.

Como curiosidad, estos 2 lagos inicialmente eran de agua dulce, pero los monjes decidieron abrir un canal para mejorar el transporte por mar.

© coleccionistasdeislas

La Cueva de Ulises y la leyenda

El poeta Homero nos relata el encuentro e historia de amor entre Ulises y Calipso, que aconteció en la isla de Ogigia, la que se cree que sería la actual Mljet, ya que el poeta habría conocido esta isla tras su regreso de la Guerra de Troya.

Después de huir de las sirenas, de Escila y Caibdis, y de la isla de Helios, un rayo alcanzó la tripulación de Ulises y sus hombres, sobreviviendo únicamente Ulises. Calipso, una ninfa hija del Titán Atlante y Pléyone, recibió a Ulises tras su naufragio y enamorada de éste, lo agasajó en la cueva durante días que finalmente se convirtieron en 7 años, que pudieron ser más… ya que Calipso lo retuvo y le ofreció la inmortalidad si permanecía junto a ella en la isla. Pero Ulises se negó, quería regresar a Ítaca. Calipso no tuvo más remedio que obedecer a Zeus y liberar a su prisionero.

A la cueva solo se puede acceder por mar o por un camino desde Babino Polje, la localidad más cercana. En la carretera principal hay una señal que indica “Odysseus Cave – Odisejeva špilja”. Tenéis que caminar unos 15 minutos hasta ver una gran abertura y justo más adelante, quedan las escaleras que dan acceso a la cueva.

© Jaganjac / wikimedia

Pueblos con encanto

Los principales pueblos en Mljet son: Babino Polje, el centro administrativo de la isla; Sobra, el puerto principal; y Pomena, Polace y Govedjari, tres localidades cercanas al Parque Nacional de Mljet, donde se concentra la mayoría de alojamientos de la isla.

Si tienes intención de quedarte en la isla al menos una noche (muy recomendable), una buena opción es reservar alojamiento en Saplunara, una pintoresca y tranquila población en el extremo meridional de la isla donde se encuentran las 3 playas de arena de Mljet: las 2 playas de esta localidad (Vela y Mala Saplunara) y la playa de Blace.

© coleccionistasdeislas

Playa de Blace

Es sin duda la playa estrella de Mljet y unas de las mejores que he visitado a lo largo de todos mis viajes. No me sorprende que esta playa fuese el escenario elegido para los realities “Adan y Eva” en sus versiones italiana y española, y la edición croata de “Supervivientes”.

Como puedes ver en las fotos, esta playa de fina arena, está rodeada de un frondoso bosque y es ideal para visitarla con niños, puesto que parece como si estuviésemos bañándonos en una laguna, debido a su forma y a las rocas que la protegen del oleaje.

Para llegar a ella podemos elegir entre ir en coche y dejarlo en el pequeño aparcamiento que hay justo donde empieza el camino que da acceso a la playa o bien caminar alrededor de 20 minutos desde el pueblo de Saplunara por un bonito camino que bordea la bahía de Saplunara.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Paraíso del buceo

Las aguas que rodean Mljet son excepcionales para el buceo, de lo mejor del Adriático según experimentados buceadores. Recientemente se encontraron en un naufragio del siglo X varios cientos de artefactos, entre los cuales había ánforas y vidrios decorados.

Impresionantes atardeceres

Dicen que en Croacia se pueden contemplar los mejores atardeceres del mundo. En mi caso, pude comprobarlo a lo largo de todo su litoral, ya que presencié unas puestas de sol de película. Mljet nos regaló estas estampas, todo un auténtico espectáculo visual.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mejor época para viajar a Mljet

El mejor período para disfrutar esta isla es entre junio y agosto, cuando disminuyen considerablemente las lluvias y coincide con las temperaturas más altas en la isla. En estos meses de verano el termómetro se sitúa entre los 25-30 grados y las temperaturas nocturnas caen justo por debajo de los 20 grados.

 

Espero que el tiempo te respete y ¡puedas disfrutar de Mljet!

12 Islas paradisiacas desconocidas para viajar cada mes

¿Buscas islas paradisiacas diferentes? ¿No tienes claras las fechas?

En este artículo tienes 12 islas ideales para visitar en cada uno de los 12 meses del año.

Enero

Isla de Lord Howe, Australia

“Tan extraordinario que es casi increíble” fueron las palabras del científico David Attenborough para describir esta bella isla, de origen volcánico. Destaca por su variado paisaje con abruptas montañas, verdes laderas e impresionantes playas de arena blanca. Esta isla, hogar de numerosas especies endémicas, se encuentra en el Mar de Tasmania, a menos de 600km al este de las costas de Sídney.

© pixabay

Enero es un mes ideal para visitar esta isla, ya que es el segundo mes más caluroso (después de Febrero) y uno de los menos lluviosos.

Febrero

Isla Perro Chico, Panamá

Esta isla caribeña, de playas de arena blanca y aguas transparentes, está estrechamente ligada a los Guna, el pueblo indígena que habita la comarca Guna Yala. Todo un paraiso del snorkel, es la isla más visitada de las 20 de Cayos Limones, un grupo de islas pertenecientes al archipiélago panameño de San Blas.

Febrero es el mes que registra menos lluvias, aunque en general el tiempo es bastante bueno desde diciembre hasta abril. Las temperaturas apenas varían a lo largo del año.

Marzo

Isla Culebra, Puerto Rico

En el extremo oriental de Puerto Rico y a escasos kilómetros de las Islas Vírgenes americanas, se halla este pequeño edén, con playas de fina arena blanca. Esta joya puertorriqueña debe su nombre a su forma serpenteante, que alberga numerosas bahías.

© ByronValle / wikimedia

Con una temperatura bastante estable a lo largo de todo el año, la temporada de lluvias va desde mayo hasta diciembre, siendo los meses con menos precipitaciones febrero y marzo.

Abril

Isla de Kalanggaman, Filipinas

Con 7641 islas y un clima tropical, Filipinas tiene una enorme cantidad de islas paradisíacas. Una de ellas es Kalanggaman que, a juzgar por esta foto, no es de extrañar que esta isla con esa larga y fina lengua de arena esté de moda en las redes sociales, aunque por suerte aún recibe muy poco turismo.

© pixabay

Es una isla ideal para las vacaciones de Semana Santa, ya que marzo y abril son los meses menos lluviosos.

Mayo

Nosy Iranja, Madagascar

Aunque muy distante de Kalanggaman, a juzgar por las fotos, Nosy Iranja se asemeja mucho a la isla filipina, con esa fina línea de arena que llega hasta ella. Conocida como la “isla de las tortugas” por ser el lugar al que van para desovar, está ubicada frente a las costas noroccidentales de Madagascar y es además un lugar donde poder contemplar lémures.

© pixabay

Mayo es un mes propicio para visitarla, pero si no puedes hacerlo en este mes, la estación seca comienza en mayo y termina en septiembre.

Junio

Mljet, Croacia

No sorprende que esta isla croata fuese la elegida para los realities “Adan y Eva” en sus versiones italiana y española, y la edición croata de “Supervivientes”, ya que durante nuestro viaje a Croacia fue uno de los lugares que más nos impresionó: desde bellos lagos rodeados de exuberantes bosques de pinos, hasta espectaculares playas como la de Blace.

© coleccionistasdeislas

El mejor período para disfrutar de Mljet es entre junio y agosto, cuando disminuyen considerablemente las lluvias y coincide con las temperaturas más altas en la isla.

Julio

Santo Tomé, Santo Tomé y Príncipe

Esta isla africana situada en el océano Atlántico, frente a las costas de Gabón, es la más grande y principal de Santo Tomé y Príncipe, uno de los países insulares menos visitados del mundo. Es precisamente la ausencia del turismo la que le ha permitido preservar sus mejores parajes naturales. Sin duda un gran destino para disfrutar de playas vírgenes, montaña, selva y cultivos de cacao, café y vainilla.

© Chuck Moravec / wikimedia

Julio y agosto son, con bastante diferencia, los meses menos lluviosos en Santo Tomé.

Agosto

Tapuaetai, Islas Cook

Perdida en medio del océano Pacífico se localiza Tapuaetai, una de las 22 islas del atolón Aitutaki, un precioso escenario dentro de las Islas Cook conocido por su enorme laguna azul turquesa, comparable con las más bellas de la Polinesia. De hecho, hay quienes consideran a estas islas como la Polinesia low cost, ya que durante años han permanecido alejadas de los focos mediáticos, a la sombra de sus vecinas polinesias.

© pixabay

Entre junio y septiembre las precipitaciones son bastante escasas en Tapuaetai.

Septiembre

Folégandros, Grecia

Esta isla griega, la más pequeña de las principales islas Cícladas, conserva aún toda su esencia, que poco a poco han ido perdiendo algunas de sus islas vecinas. Una veintena de playas y calas de aguas cristalinas, 5 pequeñas poblaciones y numerosas iglesias, algunas de ellas encaramadas en lo alto de acantilados, son suficientes motivos que justifican la visita a este idílico destino.

© coleccionistasdeislas

Folégandros tiene desde mayo a octubre un clima bastante benévolo para disfrutar de su litoral, siendo quizás septiembre, con un pequeño descenso de la temperatura respecto a julio y agosto, el mes ideal.

Octubre

Zamami, Japón

Apenas había escuchado su nombre antes del año pasado, cuando tuve la suerte de visitar este paraíso tropical japonés de las islas Kerama, en Okinawa. Zamami combina a la perfección lo mejor de la cultura japonesa con espectaculares miradores desde donde disfrutar de preciosos atardeceres y preciosas playas. Si eres amantes del buceo o snorkel, toma nota de este lugar, ya que podrás ver en la misma orilla desde tortugas hasta peces payaso.

© coleccionistasdeislas

Entre octubre y noviembre encontramos las mejores semanas para visitar Zamami, justo cuando termina la temporada de tifones y podemos disfrutar aún de temperaturas muy agradables para el baño.

Noviembre

Pulau María, Australia

Pulau Maria es una de las 27 islas Cocos, un territorio australiano situado en el océano índico, cercano al litoral indonesio y a medio camino entre Sri Lanka y Australia.

La isla en sí es tan pequeña que se puede visitar en una mañana, como complemento para el viaje por las islas Cocos. Se trata de un creciente destino de luna de miel, solicitado para la práctica de actividades como snorkel, kitesurf, surf, golf, o avistamiento de aves. Como curiosidad, si recordáis el famoso cangrejo rojo de la Isla de Navidad, también es posible verlo por estas islas.

Septiembre, octubre y noviembre son los meses menos lluviosos, los más propicios para visitar las Islas Cocos.

Diciembre

Fernando de Noronha, Brasil

La última de estas islas paradisiacas probablemente sea la más conocida, hablamos de Fernando de Noronha, una isla brasileña de origen volcánico, ubicada en el océano Atlántico, a unos 400km de las costas de Natal. En ella predominan montañas con fuertes pendientes y playas de difícil acceso escondidas entre acantilados. Sin duda, otro destino ideal para disfrutar de la naturaleza en estado puro, alejada de grandes resorts.

© CCINTRA / wikimedia

La mejor época para viajar a Fernando de Noronha es entre septiembre y diciembre, cuando apenas recibe precipitaciones.

¿Y tú, cuál eliges para tus próximas vacaciones?

Mes Isla Temperaturas Lluvias
Enero Isla de Lord Howe 25º/20º 113mm
Febrero Isla Perro Chico 28º/24º 91mm
Marzo Isla Culebra 25º/21º 39mm
Abril Isla de Kalanggaman 29º/22º 84mm
Mayo Nosy Iranja 28º/21º 51mm
Junio Mljet 26º/16º 29mm
Julio Isla de Santo Tomé 27º/20º 21mm
Agosto Tapuaetai 25º/20º 32mm
Septiembre Folegandros 26º/21º 10mm
Octubre Zamami 28º/23º 155mm
Noviembre Pulau Maria 28º/24º 90mm
Diciembre Fernando de Noronha 30º/25º 18mm

 

Las islas con los estadios de fútbol más impresionantes

Hellandsøya (Noruega)

Henningsvaer Stadion

Se localiza en Henningsvaer, un pequeño pueblo en las islas Lofoten. Esta localidad noruega situada por encima del círculo polar ártico. Se concentra en 2 islas principales, unidas por un puente: Heimøya y Hellandsøya, la isla donde queda esta maravilla de estadio.

El campo de fútbol se usa solo para partidos de fútbol amateur, de hecho no tiene gradas, en lugar de ello hay bastidores para el secado del mejor bacalao del mundo, el skrei.

Trogir (Croacia)

Igralište Batarija

Trogir es un lugar imperdible en Croacia, parece increíble encontrarte en una pequeña isla de 1 km² con un precioso centro histórico, que ocupa casi su totalidad,  donde hay palacios y varias iglesias.

Lo más sorprendente es que en este pequeño espacio también hay un estadio de fútbol, el Igralište Batarija, que  tiene al Castillo del Camarlengo justo detrás y la Torre de San Marcos al norte. Este escenario es la fortaleza inexpugnable del HNK Trogir, un modesto club que llegó a militar años atrás en la segunda división croata. No queda más espacio en la isla.

Eysturoy (Dinamarca)

Á Mølini

Las islas Feroe merecen una entrada aparte ya que en este archipiélago danés hay muchos estadios que bien podrían estar en esta lista.

El  Á Mølini, hoy convertido en camping, es el elegido por su importancia en el pasado y espectacular emplazamiento. Este antiguo estadio con capacidad para 600 espectadores tenía la particularidad de que su acceso tenía que ser a través de pequeñas embarcaciones, debido a que 2 de sus costados daban al mar y los otros 2 directamente a la montaña.

Construido en 1942, el otrora estadio nacional de las islas Feroe, albergó partidos de la selección hasta 1990, año en que la UEFA les exigió el traslado a un estadio con mayor aforo.

Heimaey (Islandia)

Hásteinsvöllur

Heimaey es una pequeña isla (13km²) que tiene el estadio más bonito de Islandia y un gran club nacional, el ÍBV Vestmannæyjar, ganador de 3 ligas y 5 copas islandesas.

Asiduo de competiciones europeas, clubes como el Borussia Mönchengladbach, Stuttgart o Estrella Roja han jugado en este bello escenario situado a los pies de Heimaklettur, el punto más alto de la isla.

Singapur

The Float at Marina Bay

© Balou46 / wikimedia

Si hablamos de islas y estadios, no puede faltar este original y peculiar estadio flotante de la Marina Bay de Singapur.

Construido para albergar los desfiles del Día Nacional de Singapur, mientras se construía el nuevo Estadio Nacional de Singapur, fue escenario de las ceremonias de los Juegos Olimpicos de la Juventud en 2010 y su tribuna se utiliza para la cita anual de F1.

Lamentablemente este estadio será demolido  y sustituido en los próximos años por un gran complejo multiusos (¡para alivio de recogepelotas!).

Ammassalik (Dinamarca)

Campo de Fútbol de Tasiilaq

© Zeev Lieber / wikimedia

La isla de Ammassalik se sitúa al sureste de la isla de Groenlandia. Con 778 km² es una de las islas más grandes de Dinamarca.

El único campo de esta entrada que no es de césped, organiza cada año en julio un importante torneo local. Todo un lujo para el espectador con esas vistas espectaculares al fiordo de Ammassalik.

La Palma (España)

Estadio Silvestre Carrillo

© lapalmaimagenes

Para los 2 últimos puestos dejo a 2 clubes de las Islas Canarias que juegan en entornos privilegiados. El primero de ellos nos lleva a La Palma, la conocida como la “isla bonita” es la isla donde se localiza uno de los estadios más sorprendentes de España, el Silvestre Carrillo.

Este estadio construido sobre el techo de un edificio de oficinas en el cauce del Barranco de Los Dolores, debe su nombre al socio que ayudó con la cesión de los terrenos. En este extraordinario escenario la mayoría de público se concentra en los fondos para ver a un clásico de la segunda división B española, el Club Deportivo Mensajero.

Lanzarote (España)

Estadio Municipal de Yaiza

© coleccionistasdeislas

El último de los escenarios nos lleva a Lanzarote, una de las islas más singulares del mundo. En ella encontramos el increíble Parque Nacional de Timanfaya, que concentra una gran cantidad de volcanes dando como resultado un auténtico paisaje lunar.

Precisamente junto a este mar de lava y volcanes localizamos al también conocido como el Municipal la Cinta de Yaiza, por su ubicación próxima a la Montaña La Cinta. En este recinto juega sus partidos el Unión Sur Yaiza, un modesto club canario que ha peleado en los últimos años por el ascenso a la segunda división B.

 

Foto de la portada © piqsels