Isla de Tabarca, cómo llegar y qué ver en esta pequeña isla habitada del Levante

En la provincia de Alicante, en el sureste de España, se halla una atractiva isla habitada. Su nombre es Tabarca…

26 junio, 2022

Por: Raúl V.


En la provincia de Alicante, en el sureste de España, se halla una atractiva isla habitada. Su nombre es Tabarca y es la mayor de todas las islas de la Comunidad Valenciana. También es la más grande de un reducido archipiélago formado por otros 3 islotes principales (La Cantera, La Galera y La Nao) y varios escollos.

Isla Plana o Nueva Tabarca, como su propio nombre indica, es una isla llana cuya altura máxima es de tan solo 15 metros. De forma alargada (1800 metros de largo por una anchura máxima de 450 metros), tiene una superficie aproximada de 30 hectáreas y está habitada según el censo de 2019 por 51 habitantes, aunque su población realmente desciende en invierno y aumenta considerablemente en verano. Tabarca es la segunda isla más pequeña con población permanente de todo el país (este honor recae sobre Toralla, la isla habitada más pequeña de toda España).

Un poco de historia

Debido a su relieve poco elevado, Tabarca ya era conocida por los griegos como Planesia, mientras que los romanos la llamaban Planaria. De esta época corresponden los hallazgos más antiguos.

Durante la Edad Media, isla Plana era, al igual que otras pequeñas islas de la zona, una importante base de operaciones y refugio de piratas berberiscos. Por ello siempre hubo un constante interés en amurallar la isla, algo que finalmente sucedió en 1768, cuando el rey Carlos III lleva a cabo el proyecto de la construcción de una ciudad fortificada con murallas, castillo, cuarteles, viviendas, la casa del Gobernador y una iglesia.

A la Isla Plana se le comienza a llamar Nueva Tabarca desde que se instalaron, además de destacamento de defensa, 69 familias genovesas de pescadores cautivas del rey de Argel en la pequeña isla de Tabarka (actualmente isla de Túnez), las cuales fueron liberadas por el propio Carlos III.

Nueva Tabarca llegó a tener una población superior a 1000 habitantes en la década de 1920, siendo la pesca la actividad principal durante estos siglos hasta la llegada del turismo en los últimos años.

Cómo llegar a la isla de Tabarca

Tabarca se halla a tan solo 4300 metros del Cabo de Santa Pola y a 8km del puerto de dicha localidad, el más cercano a la isla. No obstante, podemos llegar hasta Tabarca desde otros 3 puertos de la provincia de Alicante:

Desde Santa Pola

Desde aquí realizan el servicio diferentes compañías, por lo que tendrás variedad de horarios para elegir la ida y la vuelta. La opción de Santa Pola es ideal porque te permite aprovechar el día entero en Tabarca y además al precio más barato (10€ ida y vuelta).

Se puede contratar catamarán (10€ y 25 minutos de trayecto), e incluso Santa Pola es el único lugar donde tienes la posibilidad de hacerlo en lancha rápida (15€ y tarda 10-15 minutos).

Desde Alicante

Muy buena idea si tienes pensado quedarte en la ciudad, sin intención de ir hasta Santa Pola. Desde Alicante no hay lanchas rápidas, ni tampoco tanta disponibilidad de horarios. No obstante, puedes elegir entre 3 horarios de ida y 2 de vuelta (al menos en temporada alta).

Su precio es de 21€ y el trayecto dura entre 45 minutos y  1 hora, dependiendo de las condiciones marítimas y el viento. Puedes reservar al mejor precio haciendo click en este enlace.

Desde Torrevieja

Hay una compañía que realiza el servicio desde Torrevieja. Parte diariamente de lunes a domingo a las 10:45 y regresa a las 17:00. Su coste es de 25€ y tarda unos 50 minutos.

Desde Benidorm

Desde esta popular localidad turística, además de realizar la excursión a la pequeña isla de Benidorm, también tienes posibilidad de contratar barco hasta la isla de Tabarca. Actualmente hay una compañía que parte dos veces por semana desde Benidorm, una de ellas con parada incluida en Alicante (cada martes). La duración es de aproximadamente una hora y el ticket tiene un precio de 35€. Puedes reservar tu billete desde Benidorm aquí

Qué ver y hacer en Tabarca

Museo Nueva Tabarca

Nada más desembarcar en la isla, justo enfrente del puerto, verás el Museo de Nueva Tabarca. Esta construido en el antiguo edificio de la Almadraba, almacén usado principalmente para guardar todo lo relacionado con este tipo de pesca del atún que tantas ganancias trajo a sus pobladores.

En la actualidad el edificio se encuentra cerrado por reformas. No obstante hay disponible un video en su página web a modo de visita virtual.

Pasear por la muralla y conocer sus 3 puertas

Prácticamente todo el lado norte de la localidad de Tabarca está amurallado, invitandote a pasear tranquilamente sobre ella. Gracias a esta muralla y a otros edificios históricos de la isla, Tabarca  fue declarada Bien de Interés Cultural como Conjunto Histórico-Artístico en 1964. 

La muralla tiene 3 puertas:

  • La puerta de Levante o de San Rafael, es la principal y primera que te encontrarás. Da acceso al casco histórico.
  • La puerta de la Trancada o de San Gabriel, es la que está en su otro extremo y justo delante del islote de la Cantera, de donde se extrajo la piedra para las construcciones de Tabarca.
  • La Puerta de Tierra, de Alicante o de San Miguel, que da paso a una cala donde se encontraba el antiguo puerto.

Caminar por sus calles y plazas

Las calles de Tabarca tienen mucho encanto. Es un placer descubrir cada rincón de esta localidad de bellas casas marineras y ausencia de vehículos. Por ella no parece pasar el tiempo.

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Esta iglesia de estilo barroco, rodeada de palmeras, fue levantada en 1779, en el mismo lugar donde existía una capilla. Se cree que el apóstol San Pablo llegó en los últimos años de su vida hasta la isla, siendo la primera parada en su peregrinaje hacia Hispania.

Disfrutar de sus playas y calas de aguas cristalinas

Las  principales playas de la isla (bastante saturadas en verano) se ubican a cada lado del pequeño istmo que conecta la localidad con la parte desértica de la isla.

Pero en Tabarca hay muchas zonas de baño, ideales para la práctica del esnórquel por sus aguas transparentes, y es que por fortuna se declaró la Reserva marina de la Isla de Tabarca en 1986, la primera de este tipo en España.

Hay quienes se atreven a cruzar el pequeño estrecho que separa Tabarca del islote la Cantera, otros en cambio prefieren explorar calas próximas al faro.

Cueva del Llop Marí

Esta gruta se localiza en la cara sur de la isla, muy próxima a la Cala del Francés y cuenta con 2 bocas de entrada al mar y un recorrido de 100 metros que puedes explorar en pequeñas embarcaciones. Además de ser uno de los lugares recomendables para hacer esnórquel, la cueva esconde una trágica leyenda:

A finales del siglo XIX, una pareja de lobos marinos llegó a una de las cuevas de la isla. Como la hembra estaba embarazada, se acercaron a este lugar para dar a luz a su cría.

Los habitantes de la isla, que como sabemos vivían de la pesca, vieron en ellos una seria amenaza. Una noche, varios pescadores se acercaron a la gruta y asustaron tanto a la hembra que dio a luz de manera prematura. La cría murió en el acto y a la madre se la llevó la pena. El macho quedó tan triste que aulló sin cesar durante 3 días antes de fallecer.

Dicen los lugareños que su cuerpo aún se encuentra en las profundidades y que en los días de luna llena se pueden escuchar el aullido de sus lamentos.

Torre de San José, el faro y Punta Falcón

La zona más salvaje de la isla ocupa más de dos tercios de Tabarca. No te pierdas sus senderos que llegan hasta Punta Falcón, justo en el extremo oriental de la isla. En la zona más alejada de Tabarca, donde se halla el cementerio, tendrás una buena panorámica y un gran amanecer con el islote de la Nao al fondo.

A medio camino entre Punta Falcón y la Torre de San José se levanta un gran faro, inaugurado en 1854, que en la actualidad es utilizado como laboratorio de reserva marina.

La última parada es la torre defensiva de San José, una construcción militar que data de 1.789 y que fue prisión del Estado en el siglo XIX.  En esta encantadora zona de la isla donde se respira mucha calma, tenemos unas fabulosas vistas al islote la Galera.

Quedarte a dormir en Tabarca

Tendrás la oportunidad de ver la isla en horas en las que desaparecen los turistas diarios y podrás disfrutar de un entorno único para la observación de estrellas.

Fotos © coleccionistasdeislas


Etiquetas: España, Mediterráneo

4 respuestas a “Isla de Tabarca, cómo llegar y qué ver en esta pequeña isla habitada del Levante”

  1. Mario dice:

    Que maravilla!!! Cuando la descubrí hace años ya me pareció una maravilla. Pero ahora, tras tu visita, da ganas de ir y recorrerla. Me encantaron las fotos de las calles…

  2. Teresa dice:

    Hacer la ruta nocturna de mitos y leyendas fue maravillosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *