Qué ver en Trogir, la ciudad medieval croata enclavada en una pequeña isla

Hoy te hablo de una singular ciudad-isla, o al menos lo era así en sus orígenes. Y es que, aunque actualmente el término municipal de la ciudad de Trogir abarca en su mayor parte una extensa superficie de la costa peninsular de Croacia y el norte de la isla de Čiovo, su casco histórico se halla en una pequeña isla de apenas 1 kilómetro cuadrado.

trogir

Tal es la importancia y belleza de Trogir, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997 por estos lugares que vienen a continuación:

10 lugares que ver en Trogir

Puertas de Trogir

Comenzamos la visita entrando al casco histórico por la entrada principal, la Puerta Norte (también conocida como Puerta de la Tierra), que junto con la Puerta Sur (llamada Puerta del Mar), en el otro extremo de la muralla, eran las dos únicas entradas y salidas que tenía antiguamente la ciudad.

Puerta del Mar
Puerta del Mar

Museo de la ciudad de Trogir

Nada más entrar por la Puerta Norte tenemos delante el Museo de la ciudad, que reúne objetos del patrimonio histórico y cultural de Trogir, desde sus orígenes hasta la actualidad, tales como: libros, documentos, cuadros, trajes de época, piezas arqueológicas…

El edificio se encuentra en el antiguo palacio Garagnin-Fanfogna, el cual mezcla características del estilo románico y del barroco.

Plaza de Juan Pablo II

Muy cerca del Museo de la Ciudad se encuentra su plaza más popular, repleta de turistas y terrazas. Centro neurálgico de Trogir, alberga algunos de sus edificios más representativos: la Catedral de San Lorenzo, el Palacio Cipico, el Palacio Ducal (el ayuntamiento actual), la Torre del Reloj y la logia.

Vista de la Plaza de Juan Pablo II con el Palacio Ducal (a la izquierda) y la Torre del Reloj (a la derecha)
Vista de la Plaza de Juan Pablo II con el Palacio Ducal (a la izquierda) y la Torre del Reloj (a la derecha)

Catedral de San Lorenzo

Es uno de los lugares que no te puedes perder en tu visita a Trogir. Su construcción tiene diferentes estilos arquitectónicos debido a que se inició en el año 1200 y no fue terminada hasta 1589.

catedralsanlorenzo

De ella destaca un pórtico románico plagado de detalles esculpido por el artista Radovan en 1240 y su campanario de 47 metros de altura. Desde lo alto de la catedral pude disfrutar de unas vistas impresionantes tanto de la isla como de sus alrededores, aunque debo reconocer que la parte final de la escalera es algo complicada y poco recomendable para aquellas personas que tengan miedo a las alturas.

vistascatedraltrogir

Palacio Cipico

Cerrado actualmente al público, este palacio de estilo gótico veneciano, que reconocerás por sus elegantes balcones frente a la catedral, fue el hogar de una de las familias más ricas de la zona durante el siglo XV. Realmente se trata de dos edificios del siglo XIII que fueron unidos años más tarde con el aumento de la riqueza de la familia Cipico.

palaciocipico

Palacio Ducal

En la plaza de Juan Pablo II también destaca el actual ayuntamiento (desde finales del siglo XIX), con una fachada de estilo renacentista que fue restaurada en el siglo pasado. Conocido además como el Palacio de los Rectores, este lugar ha tenido mucha importancia económica y política para la localidad de Trogir durante los últimos 5 siglos.

Torre del Reloj y la Logia

Enfrente de la catedral de San Lorenzo hay una torre con una cúpula de tejas rojas que te llamará la atención por su enorme reloj. Este edificio es lo único que queda de la antigua iglesia de San Sebastián, construida en el año 1477 para proteger de la peste a la población.

Junto a la Torre del Reloj se sitúa la logia, una curiosa construcción utilizada en su día como tribunal público. Cuenta con un pórtico abierto, sostenido por 6 columnas y capiteles romanos con dos grandes relieves que decoran sus paredes.

Callejuelas

En mi opinión (y estoy seguro que para ti también lo será), uno de los principales atractivos de tu visita a Trogir es perderte por sus empedradas callejuelas. A pesar de la enorme cantidad de turistas que se concentran en 1 kilómetro cuadrado, en cuanto te alejes unos metros de sus vías principales, vas a encontrarte con pintorescas calles vacías.

calletrogir

Castillo del Camarlengo

Después de atravesar la isla de lado a lado por bonitas callejuelas, llegamos a su extremo occidental. Esta zona está ocupada únicamente por un atípico estadio de fútbol, encajado entre la Torre de San Marcos, por el norte; el Castillo del Camarlengo, por el sur; y la Glorieta de Marmot, por el oeste.

trogir (1)

El Castillo del Camarlengo, desde donde también tendrás unas fabulosas vistas de la isla, fue construido en el siglo XV por los venecianos, al conquistar la isla. En aquella época sería la residencia del Camarlengo o gobernador de Trogir, un funcionario que se encargaba de la recaudación de impuestos y aranceles.

Además de poder practicar tiro con arco en los meses de verano, en el interior de este castillo se realizan con frecuencia diversos eventos culturales.

castillotrogir

En el extremo norte del campo de fútbol se encuentra la Torre de San Marcos, construida también en el siglo XV para proteger a Trogir de los ataques. De hecho, en el pasado estuvo unida al castillo a través de una muralla.

Y justo a la mitad del terreno de juego, por su lado occidental, queda la Glorieta de Marmont. Esta construcción del siglo XIX, compuesta por 6 columnas, fue un obsequio de Francia para Trogir en honor al mariscal Auguste Marmont (recuerda que las tropas napoleónicas llegaron a estas costas como ya vimos en la isla de Lokrum).

glorietamarmont

La Riva

Antes de finalizar la visita a Trogir, nos queda un bonito paseo de medio kilómetro junto al mar lleno de vida, terrazas, tiendas, puestos comerciales, barcos y adornado con altas palmeras.

La Riva comienza en su lado oeste junto al Castillo de Camarlengo y enseguida pasarás junto al monasterio de Santo Domingo, para después terminar más allá de otro monasterio, el de San Nicolás.

paseotrogir

Y si aún tienes tiempo, te aconsejo disfrutar de las vistas desde la isla de Čiovo

El casco histórico insular de Trogir está conectado al continente por dos puentes en su cara norte, mientras que un tercero lo comunica con la Isla Čiovo, por el sur, justo donde termina el paseo marítimo.

Recomiendo dar un último paseo caminando hasta esta otra isla situada frente a las costas de Trogir, puesto que, en mi opinión, nos ofrece otra buena panorámica de la isla, además de las ya mencionadas desde la catedral y el castillo.

puentetrogir

Espero que estos consejos te hayan ayudado a preparar tu visita a este bonito rincón de Croacia.

Fotos © coleccionistasdeislas

2 respuestas a «Qué ver en Trogir, la ciudad medieval croata enclavada en una pequeña isla»

  1. ¡Qué interesante! Me encantan las ciudades islas y si son mediavales como esta, mejor.
    Una gran desconocida y recomendada para los que vayamos algún día a Croacia.

    1. Tiene variedad de lugares que podemos visitar en poco tiempo y está muy bien conectada con Split y su aeropuerto. Ideal para tu futuro viaje a Croacia 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.