Piel, la isla británica que busca monarca

En la costa norte inglesa, a unos 70km al norte de la ciudad de Liverpool y aproximadamente a 80 km…

29 enero, 2022

Por: Raúl V.


En la costa norte inglesa, a unos 70km al norte de la ciudad de Liverpool y aproximadamente a 80 km al este de la isla de Man, se halla la que era hasta hace unos días una insignificante isla de 20 hectáreas.

Y es que recientemente se difundió la noticia de que la localidad de Barrow-in-Furness, a la que pertenece la isla de Piel, iba a comenzar la búsqueda de un nuevo “rey” o “reina” (como si de una micronación se tratase) para este pequeño lugar donde únicamente hay un castillo, un pub y una zona de acampada.

Un poco de historia sobre Piel Island

Aunque hay evidencias de que Piel fue visitada por celtas y romanos, no fue hasta la Edad Media cuando la isla empieza a adquirir cierta importancia en la zona.

Según los primeros registros que se conocen de Piel, la isla se llamaba Foudray, que en el antiguo nórdico significaba isla de fuego (relacionado con la posibilidad de que hubiese un faro de fuego para guiar a los barcos).

En 1127 la isla es entregada por el rey Esteban a los monjes de Savignac para la construcción de una abadía. Pronto comienza a convertirse en un importante enclave estratégico, por lo que se decide construir un almacén para guardar provisiones de grano, lana y vino.

Más tarde los monjes fortifican la isla para ponerla a salvo del ataque de piratas. Primero con una torre de madera, sustituida en el siglo XIV por un castillo de mota y bailey, un tipo de construcción también conocido como “peel” (pequeño torreón fortificado típico de la zona), que da origen al nombre de Piel.  

Durante los siglos posteriores la isla pasa a ser un importante punto para el transporte marítimo. Es usada tanto para el contrabando de mercancías, como astillero para la construcción de fragatas e incluso como control de aduanas.

En 1920 el duque de Buccleuch, quien fue el último dueño de Piel y cuya primera intención era venderla, terminó cediendo la isla al ayuntamiento de Barrow-in-Furness como un monumento a aquellos que perdieron la vida durante la Primera Guerra Mundial.

Piel en la actualidad

Uno de los aspectos que hace singular a esta isla es la tradición del monarca de Piel. Según la costumbre, cada nuevo propietario es coronado «Rey de Piel» en una ceremonia en la que el nuevo monarca se sienta en una silla antigua, con casco y empuñando una espada mientras se vierte cerveza sobre su cabeza. En el siglo XIX se había convertido en un aspecto tan importante que ¡la responsabilidad de cuidar el casco y la silla estaba incluida en el contrato de arrendamiento!

En la actualidad los visitantes pueden visitar el castillo y pasear por la playa, e incluso pernoctar en ella.

Hay barcos que realizan el servicio diario de transporte de pasajeros a Piel en temporada alta (entre abril y septiembre), aunque también es posible llegar hasta ella caminando 800 metros en marea baja, con la ayuda de un guía local.

© Kev Wheeler / flickr

¿En qué consiste la propuesta?

La localidad de Barrow-in-Furness ha convocado una licitación pública para conceder un nuevo contrato de arrendamiento de Piel durante los próximos 10 años, antes de abril de este mismo año, a la persona elegida.

Entre las principales obligaciones de la persona que salga seleccionada están las de realizar nuevas mejoras para la isla, labores de mantenimiento y de administración, incluyendo el pequeño campamento y The Shipp Inn, el pub de Piel.

Si te interesa esta atípica propuesta y quieres convertirte en monarca de una isla puedes consultar este enlace para más información.

Foto de la portada © Ian Livesey / flickr


Etiquetas: Reino Unido

2 respuestas a “Piel, la isla británica que busca monarca”

  1. Mario dice:

    Me encanta esta isla y la propuesta. Con lo monárquicos que son los británicos seguro que sale más de un rey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.