Islas de cuarentena

Son tiempos difíciles los que se viven en la actualidad. Muchos de nosotros estamos pasando los días en cuarentena, y otros peleando contra este maldito coronavirus.

A lo largo de la historia y hasta el presente, las islas han ejercido un papel esencial para el aislamiento de poblaciones contra peligrosas enfermedades.

En esta entrada vamos a conocer algunas de estas islas:

Lazzaretto Vecchio (Italia)

El término cuarentena surgió en Venecia en el siglo XIV a raíz de la peste negra. Los barcos que llegaban tenían que esperar treinta días antes de desembarcar a sus pasajeros para no propagar el virus. Más tarde, esta duración se extendió a ‘quaranta giorni’ (cuarenta días), de donde procede dicha palabra. Este método era muy eficaz, ya que la peste tenía un ciclo inferior a 40 días.

Cerca de esta ciudad italiana se encuentra la isla de Santa María de Nazaret, hoy llamada Lazzaretto Vecchio, que debido a su condición de isla fue el lugar donde se construyó el primer Lazareto del mundo, en el año 1423.

© wikimedia

El término Lazareto se refiere a un recinto sanitario para poder aislar a los enfermos afectados de enfermedades contagiosas.

Poco a poco varios lazaretos fueron construyéndose en otras islas europeas:

  • Isla del Lazareto y San Simón (España)
  • Manoel (Malta)
  • Ítaca, Zante y Spinalonga (Grecia)

Isla Cuarentena (España)

Situada en el Puerto de Mahón, esta pequeña isla de 10 000 m ² fue  como su nombre indica, a partir de 1490, la primera isla cercana a Menorca para pasar cuarentenas. Más tarde, ya en 1793, se construyó el Lazareto de Mahón en una isla aledaña.

Isla Grosse y Partridge Island (Canadá)

Fueron las islas canadienses usadas para aislar a todos los inmigrantes irlandeses que dejaban atrás la gran hambruna vivida entre 1845 y 1849. Un millón de irlandeses emigraron de la isla durante estos años y la población disminuyó un 25%.

North Brother Island (EEUU)

Situado a 1km de Manhattan, este pequeño islote es el hogar del antiguo Riverside Hospital. Fue construido en el siglo XIX para pacientes con  enfermedades contagiosas, como la tuberculosis, fiebre tifoidea, sarampión, polio, difteria, tifus o escarlatina. En sus últimos años y antes de su cierre en 1963, su uso fue principalmente como centro de rehabilitación para veteranos de la segunda guerra mundial y adictos a la heroína.

Esta isla es famosa por haber sido el lugar donde Mary Mallon pasó sus últimos 23 años de vida en cuarentena. Conocida también como María Tifoidea, esta sirvienta de origen irlandés contagió de fiebre tifoidea a 53 personas de la alta sociedad neoyorquina a lo largo de su vida, sin embargo, ella nunca lo aceptó ya que no llegó a desarrollar síntomas.

© wikimedia

Samoa Americana (Estados Unidos)

Este territorio de Oceanía perteneciente a Estados Unidos fue uno de los pocos lugares del mundo donde nadie murió por la gripe española, para ello Samoa obligó a poner en cuarentena a todos los pasajeros de los barcos que llegaban a este archipiélago de 5 islas y 2 atolones. Por el contrario, en la vecina Samoa Occidental no se tomó esta medida y falleció 1 de cada 5 ciudadanos.

Isla de Codorniz, Motuihe y Kamau Taurua (Nueva Zelanda)

Fueron las principales islas de Nueva Zelanda para llevar a los inmigrantes a pasar cuarentena. La isla de Codorniz fue también importante como punto de confinamiento para la expedición a la Antártida encabezada por Robert F. Scott.

Molokai (Estados Unidos) y Sorokdo (Corea del Sur)

La colonia de Kalaupapa, en Molokai, y la isla de Sorokdo, en Corea del Sur, fueron lugares donde los enfermos de lepra eran aislados.

La comunidad de contagiados con lepra de Kalaupapa se sitúa en Molokai, una de las islas menos conocidas de Hawái. La lepra entró en el archipiélago hawaiano en la segunda mitad del siglo XIX, con los inmigrantes que llegaban para trabajar la tierra. La enfermedad se propagó rápidamente, y desde entonces  alrededor de 8000 enfermos de lepra han pasado por la colonia. Actualmente viven aún 10 pacientes que, pese a ser libres de marcharse, prefieren quedarse en este lugar donde han pasado buena parte de sus vidas.

Otro caso similar fue la coreana isla de Sorokdo, otra colonia de leprosos construida en tiempos del Japón Imperial.

Kalaupapa, Molokai © Sanba38 / wikimedia

Ellis Island y Angel Island (Estados Unidos)

Ellis Island (en la Upper Bay de Nueva York) y Angel Island (en la bahía de San Francisco) fueron puntos claves para el control de inmigración y enfermedades infecciosas de estas 2 ciudades importantes de la costa este y oeste de Estados Unidos,  entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Ellis Island © pixabay

Isla de Navidad (Australia)

Australia hasta la fecha ha contenido muy bien el coronavirus. Una de sus medidas fue repatriar a sus ciudadanos de Wuhan y aislarlos en un centro de inmigrantes de la isla de Navidad, muy alejada de Australia. De hecho se sitúa a más de 2000 km de Perth y a tan solo 360 km de Yakarta.

Isla Villivaru  (Maldivas)

La última de estas islas la localizamos en el atolón de Kaafu. Allí se encuentra la isla de cuarentena con la propuesta más lujosa de esta lista. Se trata de un hotel construido en tan solo 10 días, con un total de 30 habitaciones. Incluye atención médica gratuita para los pacientes, servicio de habitaciones con 3 comidas, aire acondicionado,  tv con pantalla plana y minibar… ¡a rebosar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.