Barranco de Barafonso (Barranco de las Vacas), el cañón de moda de Gran Canaria

Aunque para mucha gente sigue siendo un auténtico desconocido, este barranco de espectaculares colores y formaciones guarda un cierto parecido con el famoso norteamericano Cañón del Antílope. Y últimamente se está convirtiendo en un lugar muy famoso en esta isla canaria.

Primera duda, ¿Barranco de Barafonso o Barranco de las Vacas?

Suele generar cierta confusión, ya que si nos dejamos llevar por Google Maps llegaremos al verdadero Barranco de las Vacas, situado 5 km más abajo.

Pero lo cierto es que estas peculiares formaciones rocosas que te comentaba, las llamadas «Tobas de Colores», se encuentran en el Barranco de Barafonso.

¿Qué son las Tobas de Colores?

Se llama así a este corto (50 metros de largo) y estrecho tramo del Barranco de Barafonso, que se ha popularizado en estos últimos años gracias a las numerosas publicaciones de fotos y videos en las redes sociales.

Una toba volcánica es un tipo de roca formada por acumulación de ceniza y otros componentes arrojados en una erupción volcánica. En este caso concreto, la fuerza del agua ha sido clave para tallar y producir este desfiladero, ¡toda una obra de arte de la naturaleza!

Cuándo ir

Lo ideal es evitar el fin de semana o festivos, pero si no tenemos la oportunidad, es recomendable ir a primera hora de la mañana o bien, entre las 14:00 y las 16:00, las horas con menos afluencia de visitantes.

Cómo llegar

Las Tobas de Colores se encuentran a escasos metros del punto kilométrico 14 de la carretera GC-505 que une las poblaciones de Agüimes y Temisas. Para no perderte, bastará con introducir en tu GPS “Tobas de colores del Barranco de Las Vacas”. Es fácil reconocer el lugar desde la carretera con esta foto del barranco y el puente, que adjunto más abajo.

Vista del barranco desde la carretera y el sendero corto

Una vez aquí, tenemos la posibilidad de elegir 2 senderos que inician el camino de bajada. Uno bastante corto y con pendiente (justo al lado del puente) y otro más alejado y cómodo (junto al estacionamiento más cercano).

El camino es muy breve, simplemente consiste en bajar al barranco, pasar por el tunel que hay debajo del puente, sortear unas pequeñas rocas en el inicio y enseguida llegaremos hasta “Las Tobas de Colores.”

Dónde aparcar

Antes de abandonar el coche, asegúrate de no dejar ningún objeto de valor a la vista, ya que se han producido robos.

Aunque no es nada fácil, hay 3 lugares para estacionar el vehículo:

  • En las inmediaciones, justo antes del puente hay un aparcamiento, pero apenas caben 2 coches.
En esta imagen se ve el pequeño aparcamiento a la izquierda y el sendero de mayor longitud
  • La segunda opción es aparcar en el arcén, justo al subir la curva de camino hacia Temisas (a unos 5 minutos andando del inicio del sendero).

 

  • Por último la tercera opción es volver y aparcar 300 metros antes de llegar al barranco, en otro pequeño aparcamiento que hay en dirección hacia Agüimes donde caben 5-6 coches.

Espero que estas indicaciones te faciliten la llegada a este curioso recoveco.

Fotos © coleccionistasdeislas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.