12 islas ideales para disfrutar de la Navidad

Ya falta menos para la Navidad, un periodo del año muy propicio para conocer varias islas del mundo. ¿Qué isla…

11 diciembre, 2021

Por: Raúl V.


Ya falta menos para la Navidad, un periodo del año muy propicio para conocer varias islas del mundo.

¿Qué isla visito en Navidad?

Es indudable que, por clima o por otras características, hay una amplia lista de islas muy adecuadas. No obstante, ya sea bien por sus mercadillos, el ambiente que se respira, por sus luces y adornos navideños o bien por originales belenes, hay varios motivos que me han llevado a seleccionar estas 12 que vienen a continuación. Una lista de islas que sobresalen en estas fechas del año.

Isla de Manhattan (Estados Unidos)

¿Qué mejor lugar para comenzar este viaje por islas navideñas que en la isla de Manhattan?

En ella sin duda vivirás una auténtica navidad de película. Seguramente vienen enseguida a tu cabeza la pista de patinaje sobre hielo de Central Park, el árbol y la pista del Rockefeller Center, las nevadas entre rascacielos y las iluminadas noches al son del “Jingle Bells”.

Una buena idea para visitar Manhattan es hacerlo entre noviembre y diciembre, así tendrás la oportunidad de ver también los colores del otoño y poder disfrutar de un clima algo más agradable.

Cuándo ir: a primeros de noviembre comienza a iluminarse Manhattan, siendo el 1 de diciembre un día importante ya que coincide con la ceremonia del encendido del árbol del Rockefeller Center.

© pixabay

Islandia

Seguimos con este viaje por islas navideñas. Dejamos América y nos dirigimos hasta Islandia, una de las islas europeas más cercanas a Estados Unidos.

Un plan ideal para esta época del año, siempre y cuando el frío islandés y la escasez de horas de luz no sean un gran inconveniente para ti. Aquí disfrutarás de unas navidades de fantasía, con mágicas auroras boreales, relajantes baños termales, una capital bien adornada para la ocasión y nevados paisajes de ensueño.

Cuándo ir: desde mediados de noviembre.

© Atli Harðarson / Flickr

Irlanda

Pocos ciudadanos celebran la Navidad con tanta pasión como los irlandeses. Te animo a darte una vuelta para comprobarlo por la zona de Temple Bar, en el centro de la capital irlandesa. Allí disfrutarás, además de las típicas actuaciones de música celta en vivo, de los tradicionales villancicos.

La Navidad en Irlanda comienza con la bonita tradición de colocar una vela grande en la ventana al caer el sol en Nochebuena.  El día 25, la fecha más importante en esta época del año, se comienza por abrir los regalos que dejó Papá Noel en la noche anterior. Después llega el clásico chapuzón navideño en las frías aguas irlandesas, y ya en la tarde se reúne toda la familia para la gran cena de Navidad. Se completan estos 3 intensos días con la celebración de San Esteban o St Stephen´s Day”, en el que se celebran populares carreras de caballos y llegan las ansiadas rebajas a las tiendas.

¿Sabías que el origen de colgar una corona de acebo en la puerta de la casa está en Irlanda?

El acebo era considerado un árbol sagrado en la cultura celta que traía prosperidad a la población.

Cuándo ir: no te pierdas la isla esmeralda del 24 al 26 de diciembre.

© William Murphy / Flickr

Isla de Gran Bretaña (Reino Unido)

Si hay una isla con un buen puñado de populares lugares navideños esta no es otra que Gran Bretaña.

Por un lado tenemos grandes ciudades con espectaculares alumbrados navideños, como Londres o Edimburgo, repletas de actividades para estas fechas.

Por otro lado no podemos perdernos algunos de los mejores mercadillos navideños de Europa. El primero de ellos es el de Manchester, que reparte sus casi 350 casetas en 6 puntos de la ciudad. La otra gran localidad británica famosa por sus mercadillos es Bath, que centra buena parte de sus 200 puestos navideños en productos artesanales elaborados por los propios comerciantes. Otros importantes mercadillos se realizan en las siguientes poblaciones: Bristol, Winchester, York, Birmingham, Nottingham y Bournemouth.

Otra idea no menos atractiva para estas fechas es la combinación de paisajes nevados, encantadores pueblos navideños, castillos y la imponente naturaleza de las Tierras Altas de Escocia, también conocidas como las Highlands.

Cuándo ir: desde finales de noviembre.

Edimburgo en Navidad © pixabay

Stadsholmen (Suecia)

Seguimos el recorrido hacia el este. No podía olvidarme de Estocolmo, la ciudad de las 14 islas. Stadsholmen es la isla más conocida de esta ciudad sueca. En ella se ubica buena parte del casco antiguo de la ciudad, también conocido como Gamla Stan.

En el corazón de la isla queda la fotogénica plaza de Stortoget, donde encontrarás el mercadillo navideño más antiguo de Suecia (1837), otro de los imprescindibles de Europa. Aquí tendrás la ocasión de fotografiar un enorme y decorado árbol navideño rodeado de varias casitas típicas de madera que ofrecen artesanía local y degustaciones  de glögg, un típico vino caliente especiado que se suele acompañar de galletitas de jengibre.

Cuándo ir: el mercadillo navideño abre este año 2021 del 11 de noviembre al 23 de diciembre.  

© Michael Caven / Flickr

Selandia (Dinamarca)

Esta isla es después de Groenlandia (que recordemos que es la isla más grande del mundo) la siguiente de mayor extensión de Dinamarca. Selandia está hoy día conectada gracias a varios puentes a otras islas danesas de sus alrededores y a las costas de Suecia, mediante el puente-túnel de Öresund, el cual une Malmö (Suecia) y Copenhague (Dinamarca).

Copenhague tiene al igual que Estocolmo uno de los mercadillos navideños más famosos del mundo en el que también podrás probar el famoso vino caliente de esta zona de Europa. Si no te gusta el vino prueba el Risengrod, un arroz con leche que también se sirve caliente y al que se le echa un pedazo de mantequilla.

Además de su mercadillo, la capital danesa tiene varios motivos para visitarla en navidad. Uno de ellos es el parque temático Jardines Tivoli, que abrió sus puertas nada más y nada menos que en el año 1843 (el tercero más antiguo del mundo).

Otros reclamo navideño es la procesión de canoas de Santa Lucía (13 de diciembre) en la que varios locales navegan al caer la noche con sus barcas adornadas de luces.

Por último no te marches de Copenhague sin un Julenisser, un bondadoso y mágico duende navideño (generalmente anciano) al que los niños daneses suelen agasajar dejándole un bol de arroz con leche, mantequilla, azúcar y canela para que esté feliz. De lo contrario este aparentemente entrañable gnomo hará de sus travesuras.

Cuándo ir: desde finales de noviembre.

© Maria Eklind / Flickr

Aquí finaliza la primera entrega de las islas navideñas. Continúa en la siguiente entrada con 6 nuevas islas.


Etiquetas: Dinamarca, Estados Unidos, irlanda, Islandia, Reino Unido, Suecia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.